Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 CULTURAyESPECTÁCULOS www. abc. es culturayespectaculos SÁBADO 6- -10- -2007 ABC Varias de las páginas sustraídas, en la sala Cervantes de la Biblioteca Nacional, pertenecientes a cinco libros incunables y otros cinco raros de incalculable valor ABC La Biblioteca Nacional admite que fueron diecinueve los documentos robados Tras localizar en Australia los dos más valiosos, los mapamundis de Ptolomeo, la búsqueda sigue abierta en otros países PABLO MUÑOZ ANTONIO ASTORGA trimonio Histórico de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil han comprobado, además, que este individuo sería autor de otros 17 robos de hojas de distintos volúmenes, de modo que se le atribuye la sustracción de diecinueve mapas de diez obras distintas. Todos los volúmenes mutilados habían sido consultados por César Gómez, que hasta ahora carecía de antecedentes. De los volúmenes afectados, cinco son incunables y el resto muy singulares, raros puesto que aunque datan de una época en la que ya funcionaba con normalidad la imprenta las obras tienen algunas características poco frecuentes. Las fuentes consultadas explicaron que desde que se conoció el robo todas las salas de subastas tanto de España como del resto del mundo tenían las fotografías de los dos mapamundis robados y luego se les fue enviando las del resto de hojas sustraídas. Con esta medida, habitual en este tipo de investigaciones, la Guardia Civil intentaba evitar la venta de la obra y en cualquier caso, además, todos los coleccionistas eran conscientes del origen ilícito de la misma. Finalmente, después de intensas gestiones, los investigadores del Grupo de Patrimonio Histórico supieron que los mapamundis se habían vendido en una sala de Londres, y que habían sido adquiridos por un coleccionista australiano, residente en Sidney. La sala londinense es solvente, y al parecer los sacó a subasta antes de que en agosto se supiera que habían sido robados. Es decir, desconocía su procedencia ilícita. Desde Londres, sin embargo, se daba ayer otra versión, según la cual fueron marchantes de arte españoles los que ofrecieron en el mercado londinense los dos mapamundis robados en la Biblioteca Nacional, informaron a Efe fuentes del Art Loss Register (Registro de Obras de Arte Perdidas) Los dos documentos no fueron sacados a subasta en la capital británica, según las citadas fuentes. Desde el Art Loss Register se añade que los mapamundis fueron ofrecidos por marchantes españoles a colegas británicos, si bien aún se desconoce si los documentos llegaron a ser vendidos y cuándo lo fueron. Los dos mapamundis, aunque localizados, todavía no han podido ser recuperados, ya que antes es necesario cumplimentar diversa documentación y actuar a través de Interpol. Las fuentes consultadas señalaron que existen pistas sólidas para recuperar buena parte del resto de hojas sustraídas, aunque aún tendrá que pasar algún tiempo para que se produzcan resultados concretos Las 17 piezas restantes podrían estar en otros países. La nueva directora de la Biblioteca Nacional, Milagros del Corral- -la polémica tras el anuncio el 24 de agosto del robo de los mapamundis provocó la dimisión de su antecesora en el cargo, la escritora Rosa Regás, tres días después- detallaba ayer a ABC la recuperación en las antípodas de los mapamundis: En la noche del jueves se MADRID. Los dos mapamundis grabados e ilustrados que formaban parte de la edición incunable de 1482, de Ulm, de la obra Claudio Ptolomeo Cosmografía y que fueron robados de la Sala Cervantes de la Biblioteca Nacional, han sido localizados en Sidney (Australia) en poder de un coleccionista que los adquirió en una subasta de una sala de Londres. El presunto autor del robo es César Gómez Rivero, de 60 años, un español de origen uruguayo y residente en Argentina, contra quien se ha cursado a través de Interpol una orden de busca y captura. Los agentes del Grupo de Pa- El hilo del ovillo