Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8- 9 S 6 LOS SÁBADOS DE AGENDA ABC Con el concurso a la espalda ¿Quiénes son los- -chicos o chicas- -que tienen el mejor culo de España. ¿Quieres concursar? Entra en www. sloggi. com, http: www. sloggi. com, busca el link de Top Culos y cuelga tu foto, que será calificada con votos online. No buscan el desnudo perfecto, sino un trasero bonito y bien proporcionado en ropa interior, en vaqueros o con una falda ajustada. La presentación de candidaturas finaliza el 23 de Octubre. Los ganadores a nivel nacional obtendrán 3000 euros y un viaje a Munich, el 31 de Octubre, para participar en la Gran Final donde competirá con otros 27 panderos del mundo. Los segundos finalistas recibirán un premio de 1500 euros y los terceros 500. Los dos finalistas mundiales ganarán 10.000 y serán los modelos de la próxima campaña de la firma de ropa interior Sloggi. ¡Ánimo! Tu retaguardia puede hacerte famoso. REUTERS tabaco por ningún otro elemento y sin síndrome de abstinencia. O sea, que dejas de fumar sin atiborrarte de chicles, comida o lo que sea. Para garantizar el éxito del tratamiento te piden que vayas a la consulta con mono es decir, con auténticas ganas de fumar. Por eso te aconsejan apagar el último pitillo al menos doce horas antes de acudir al médico Bien, pues con el mono a cuestas el paciente llega a la consulta y se recuesta en una camilla. El terapeuta, sin mediar palabra, te toma el pulso con una mano y con la otra te va pasando por la cabeza distintas gelatinas- -sí, gelatinas- -de colores. Pasados unos veinte minutos como máximo te levantas y te vas relajada, sin ninguna ansiedad No he vuelto a probar el tabaco Motivo más que suficiente para que Cristina convenciera a Piro para que viniera a aplicar su técnica a Madrid. No hay mejor publicidad que el boca a boca. Cristina no daba crédito a lo que le acababa de pasar y empezó a contárselo a todos los fumadores empedernidos que tenía a su alrededor. Ramón Ramírez, decidió seguir sus pasos. Todavía estoy sorprendido, porque además de no tener mono lo que más me impresiona es que tengo la sensación de que no he fumado en mi vida. ¡Y yo fumaba tres cajetillas diarias! Cuando salí de la consulta el terapeuta me dijo que si tenía ansiedad me Boca a boca bebiera un vaso de agua y eso es lo que he hecho las pocas veces que lo he necesitado. La verdad es que cuando ves cómo te pasan esa especie de gelatina por la cabeza piensas que es una tomadura de pelo. Pero aquí estoy. Ni mono, ni nada Y de Ramón a Natacha Calleja que llevaba desde los 18 años fumando. A mí me lo contó una amiga y me sonó a chino. Soy la mujer más incrédula del mundo pero como quería olvidarme del tabaco me fui, eso sí, insisto, sin creérmelo. Estuve veinticuatro horas sin fumar, con un poco de mono y de muy mal humor Confiesa, como Ramón, que sigue sin entender demasiado bien el misterio Han pasado más de veinte días y no tiene gana alguna de volver a encender un pitillo. Es rarísimo, pero he dejado de fumar. Sigo sin entenderlo, una gelatina por la cabeza, te relajas y no vuelves a tener necesidad. Eso sí, el hábito te lo tienes que quitar tú solo, pero como no tienes ganas no te cuesta. Yo fumaba desde los 18 años y es la primera vez en mi vida que lo dejo. Me encuentro fenomenal, no me duele la cabeza y, aunque tengo un poquito más de hambre, no he engordado nada Y tras Natacha, Pablo, su marido y otro Pablo, su hijo. Y una lista interminable de gente, pero todos nos han confesado lo mismo. Ellos no entienden de física pero sí una cosa: en su casa ya no hay ceniceros. DÍAS DEJÚBILO Estudiantina otoñal C Blas Matamoro Información: MundoSalud. 902 36 27 42 180 euros la sesión on la llegada del otoño siempre recuerdo que en mi lejana Buenos Aires empieza la primavera. Se celebra la Fiesta del Estudiante y, como corresponde, ese día no hay clase, nadie estudia. Recuerdo los desfiles de carrozas y una marchita jovial donde se enaltece a los estudiantes, los que lo son, los que fueron antes y los que tienen por siempre de estudiantes para toda la vida el corazón No sigamos. Comento estas viñetas con Merche, líder de tertulias, y Braulio, maestro de mus. Les propongo que volvamos a estudiar. A Merche la idea- -mejor: la imagen- -de andar por la vida con un portafolios o una mochila, le encanta. A Braulio le parece una ocurrencia de viejo verde. Siempre la mujer resulta más libre en cuanto al aspecto. No cedo. En España hay 330.000 mayores de cincuenta años que concurren a cursos regulares universitarios. No los convenzo. Saco otro argumento: la educación permanente. Por fin, las universidades han entendido que su relación con la sociedad no puede acabarse cuando se obtiene una licenciatura o un doctorado. Y así es como se han habilitado estos cursos que, sin pretender ningún título, ahondan los conocimientos de los mayores (de 45 tacos en adelante) Cada uno elige el área que más le atrae y se va informando de manera metódica. Porque la vida permite aprender pero enseñar, en rigor, sólo se enseña en las aulas. Me parece que he convencido a mis amigos. -La verdad- -dice Braulio- -es que cada día aparecen cosas nuevas. Si te quedas en lo aprendido cuando muchacho, entonces sí que envejeces. -El mundo va tan de prisa que, entre una estación de metro y la siguiente, ya no lo reconoces- -concluye Merche. -Hay que actualizarse, muchachos- -intervengo- -y así el próximo 21 de marzo hacemos una fiesta de estudiantes. -Sin desfile de carrozas- -comenta Merche- -que para carrozas, con nosotros basta y sobra. ¿No tendrá razón aquella marchita cursi de mi Buenos Aires querido y en algún ventrículo cardíaco siempre somos estudiantes, animales hambrientos de saber algo más acerca de este mundo cotidiano y misterioso donde nos ha tocado vivir?