Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 6 s 10 s 2007 INTERNACIONAL 33 Bush defiende las técnicas de interrogatorio de la CIA El presidente norteamericano niega que abofetear o simular ahogamiento sea una forma de tortura o suponga incumplimiento de la legalidad ANNA GRAU SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. George W. Bush salió ayer en defensa de las técnicas de interrogatorio de la CIA denunciadas por The New York Times Según esta información, poco después de la llegada de Alberto Gonzales al Departamento de Justicia, se elaboraron informes secretos que autorizaban a someter a los sospechosos de terrorismo a temperaturas gélidas, bofetadas en la cabeza y ahogamientos simulados. Todo ello, mientras el Congreso abominaba de la tortura. Bush no ha negado los métodos ni los informes, que ahora exigen ver los demócratas. Lo que niega el presidente es que sea tortura o suponga incumplimiento de la legalidad. Es gente muy bien entrenada la que hace este trabajo aseguró en unas declaraciones ayer en Washington. No estaban tan seguros los oficiales de la CIA que solicitaron estos informes temerosos de verse personalmente en un aprieto. No sería la primera vez que un gobierno tortura para sacar información y cuando se descubre carga la culpa el agente torturador. No parece que sea el caso de Bush. Ayer corroboró sin dudas a los asesores de la Casa Blanca que negaban en The Washington Post que causen dolor a los detenidos por gusto. Sólo tienen que cooperar para que cese ese trato afirmaban. Bush tampoco dudó al recordar que el miedo es más fuerte que la cortesía. Los estadounidenses esperan que consigamos esa información para protegerles mejor, ese es nuestro trabajo concluyó. El debate no es baladí ni de ahora. Hillary Clinton tuvo que hacer frente en un debate a la pregunta de si autorizaría la tortura para obtener información del paradero de Osama Bin Laden. Cuando respondió que jamás, le recordaron que Bill Clinton sí se mostró una vez dispuesto a hacer esta excepción. No es él quien está aquí ahora zanjó ella. La Administración se justifica con el argumento de que los miembros de Al Qaida han recibido entrenamiento específico para resistir la tortura. Con ese mismo argumento los detractores de la Administración afirman que interrogando así, la CIA obtiene muchas más confesiones falsas que verdaderas. No es eso lo que le preocupa al presidente Bush, cada vez más decidido a vivir su recta fi- El alza tory aumenta las dudas de Brown sobre adelantar las elecciones E. J. B. LONDRES. La remontada de los conservadores británicos en las encuestas, en las que incluso llegan a empatar con los laboristas, ha complicado la decisión de convocar elecciones para el 1 o el 8 de noviembre que Gordon Brown estaba ultimando. La encuesta publicada ayer por The Guardian pronosticaba un empate con el 38 por ciento de los votos. La de The Times estimaba que los laboristas conseguirían el 39 por ciento y los conservadores el 36 por ciento. Y la de The Daily Telegraph situaba al partido de Brown en el 40 por ciento y al de David Cameron en el 36 por ciento. La recuperación tory se ha producido como efecto de su último congreso. En una situación tan volátil- -en cuestión de semanas las cifras demoscópicas han dado varios vuelcos- el riesgo de Brown es grande, pero sus colaboradores aseguran que sigue sin decartar el adelanto. George Bush ayer en el despacho Oval REUTERS La Casa Blanca se opondrá a que se vote una resolución que reconozca el genocidio armenio por Turquía Apoyo total nal en la Casa Blanca sin complejos. La semana que viene tampoco los tendrá en oponerse una vez más a que el Congreso vote una resolución reconociendo el genocidio armenio a principios del siglo XX en Turquía, algo muy mal visto por Ankara.