Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 5 s 10 s 2007 Ibarretxe desafía a España s Las previsiones del lendakari ESPAÑA 13 Ibarretxe prevé que su órdago desemboque en un nuevo Estatuto y otro proceso con ETA El Gobierno vasco no espera un portazo definitivo para el día 16 s El PSOE asume que el lendakari les ha hecho un roto CHARO ZARZALEJOS MADRID. El tripartito no espera un portazo definitivo de Zapatero a la convocatoria de una consulta, aunque asume que ahora no tiene margen de maniobra, pero los plazos no se agotan el día 16. Hasta junio hay tiempo Con esta previsión y estado de ánimo, el lendakari acudirá a Moncloa el día 16 dispuesto a hablar todo lo que sea necesario y a trasladar a la opinión la realidad del encuentro La preparación de la entrevista se cerró apenas tres horas después de la rueda de prensa del lendakari, el pasado martes. El día anterior, Ibarretxe llamó a Moncloa, pero en ese momento no fue posible hablar con el presidente. El martes, apenas una hora después de que finalizara la rueda de prensa de Ibarretxe, fue el presidente quien se puso en contacto con Ajuria Enea. Ese primer intento fue infructuoso. Ibarretxe al parecer, no pudo atenderle. A primera hora de la tarde, Moncloa volvió a llamar a Ajuria Enea y entonces, sí se cerró la reunión. Desde el tripartito se transmite la convicción de que en en este primer encuentro, el presidente dirá que no a las pretensiones de Ibarretxe, y eso hay que asumirlo, porque en este momento, con las elecciones a la vuelta de la esquina, probablemente no tiene margen de maniobra. Los plazos no se agotan el día 16. Hasta junio hay tiempo y después de marzo, todo lo que parece roto se puede recomponer, incluido el diálogo con ETA. El portazo no será definitivo sentencian fuentes del tripartito, que insisten en señalar que gobierne quien gobierne después de las elecciones de marzo este asunto lo tendrán que afrontar, porque está ahí y no se trata de un golpe de efecto. Es una apuesta muy seria y muy pensada Los partidos del tripartito han apostado ya por dar tiempo al tiempo y dejar que el lendakari gestione el diálogo, que no tiene por qué ser apresurado. Ni Ibarretxe va a decir que no a cualquier fórmula de acuerdo, ni se va a agarrar a los tiempos para dar todo por cierto o por imposible. El compromiso se sitúa en junio y no antes En el argumentario nacionalista está el recordar a Zapatero sus contactos con ETA y, sobre todo, el contenido de las conversaciones de Loyola. Una hipótesis que se maneja, además del no inicial a la propuesta del tripartito, es que desde Moncloa se planteela contraoferta de presentar un nuevo Estatuto que modifique el actual. Vitoria no dirá que no, pero advierte de que ese nuevo Estatuto, que incluiría un nuevo marco jurídico- político, recogería todos los conceptos del proyecto que rechazó el Congreso Junto a esta hipótesis, el tripartito también tiene claro que no va a contribuir a los intentos claros de que no se hable más del tema. Por mucho que quieran obviarlo, nosotros lo mantendremos vivo y aunque hay tiempo y la idea es agotar todas las posibilidades de diálogo y llegar al límite del calendario, el límite temporal forma parte del compromiso, y ese compromiso se va a cumplir Este límite se sitúa en la segunda quincena de junio con la convocatoria de un Pleno monográfico en el que el lendakari dará cumplida cuenta En el PSOE hay especial preocupación por la buena gestión de esta situación En contra de lo que se ha dicho, el presidente no conocía los planes de Ibarretxe. En medios del tripartito se ratifica este desmentido indicando que el lendakari en ningún caso le había avanzado su discurso. Otra cosa- -puntualizan- -es que a Zapatero no le debería haber cogido por sorpresa y la sorpresa es posible porque no siempre nos han tomado en serio Ibarretxe, tras la rueda de prensa del pasado martes AFP Zapatero confiesa que no logró saber sus intenciones antes del Pleno Zapatero intentó, sin éxito, conocer las intenciones del lendakari el día antes de su comparecencia, el viernes pasado, ante el Parlamento vasco. Lo reconoció ayer durante una entrevista en Telecinco, y añadió enigmático: Tengo varios testigos pero no voy a dar nombres El presidente del Gobierno, pese a la expectativa del tripartito de que no haya un portazo, insistió en que el problema no lo tiene el Gobierno, lo tiene el señor Ibarretxe y el próximo 16 de octubre le va a decir en La Moncloa que ni puede ni va a hacer su anhelada consulta al pueblo vasco Zapatero volvió a lanzar un mensaje de tranquilidad en el sistema democrático, porque es el más fuerte y las instituciones que respetan la ley no tienen que tener ninguna preocupación y quien debe tenerla es quien no la respeta o quien tiene la tentación de no respetarla Por último, reiteró que no hay ninguna expectativa de volver a una mesa de diálogo con ETA tras la ruptura del alto el fuego permanente. ETA sólo tiene una expectativa que es dejar las armas, abandonar la violencia afirmó Zapatero, a la pregunta de si volvería a negociar con la banda terrorista. Un nuevo Estatuto No inicial Los socialistas asumen que la iniciativa de Ibarretxe les ha hecho un roto en la agenda diseñada durante el verano, dirigida a establecer debates sociales. Admitiendo este contratiempo, también trasladan la seguridad de que el día 16 quedarán despejadas las dudas a quien todavía las tenga No todos los socialistas ven con claridad que Zapatero deba recibir a Ibarretxe. Es pisar chicle por muy contundente que esté el presidente aseguran en círculos socialistas. Los más creen que el encuentro debería durar diez minutos y el lendakari debe volver a Vitoria sin esperanza alguna Si el tripartito va a dejar a Ibarretxe todo el margen de maniobra para gestionar contactos y tiempos, en el PSOE ocurre lo mismo con el presidente. En el PSOE, no obstante, temen repercusiones electorales. Dudas sobre el encuentro