Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA El Gobierno liquida a los testigos del proceso s Macrorredada contra Batasuna VIERNES 5 s 10 s 2007 ABC De hombres de paz a hombres de presidio Según se acercan las elecciones, el acoso político y judicial al insolente entorno etarra se hace más patente POR A. MARTÍNEZ MADRID. Una a una, y a ritmo creciente según se acercan las elecciones, todas las piezas que conformaban el rompecabezas del proceso de negociación abierto por el presidente del Gobierno con la banda asesina ETA van ahora cayendo. Desde la ruptura de la tregua, aquellos que para Rodríguez Zapatero eran hombres de paz (así denominó el líder socialista a Arnaldo Otegi) son hoy, en su mayoría, hombres de presidio La lista de nuevas incorporaciones al colectivo de presos etarras es tan exhaustiva que alcanza a todo el comando político de ETA: desde el encargado de recabar apoyos internacionales para la causa (Joseba Álvarez) al responsable de coordinar la lucha en favor de los reclusos (Juan María Olano) pasando por buena parte de sus portavoces; los duros los blandos todos los sectores del mundo proetarra parecen tocados. Anoche, en la localidad guipuzcoana de Segura, y como de un juego de bolos se tratara, un strike judicial del juez Garzón terminó de una sola tacada con el resto de las piezas que aún se mantenían en libertad. El juicio contra todo este entramado podría celebrarse en el mes de junio del año que viene. El proceso de deterioro de Batasuna es palmario. Especialistas antiterroristas consideran que a estas alturas, para el Gobierno el entramado Batasuno ha pasado de ser un mero estorbo- -el recuerdo impertinente de un fracaso político sin matices cosechado durante el año que oficialmente duró la negociación- -a convertirse en una baza electoral. Así, algunas fuentes no descartan que el frente carcelario siga creciendo exponencialmente durante los próximos meses. El cerco del Gobierno parece total y supera a la propia Batasuna. Como ayer informaba ABC, el Ejecutivo prepara ya la demanda para instar a la ilegalización de la otrora absolutamente limpia según sostenía entonces el gabinete Zapatero, ANV última marca electoral de ETA contra la que no se quiso actuar en vísperas de las Una dirección elegida en 2006 y con 38 miembros Los 38 componentes de la actual mesa nacional de Batasuna, desarticulada ayer por Garzón y elegida elegida el 18 de marzo de 2006, cuatro días antes de que ETA anunciara un alto el fuego permanente, son Arnaldo Otegi, Joseba Permach, Pernando Barrena, txategi, Joana Regueiro, Asier Imaz, Karmele Aierbe, Marije Fullaondo, Aner Petralanda, Aitor Aranzabal, Asier Arraiz, Ane Lizarralde, Juan Cruz Aldasoro, Xabier Larralde, Aintzina Mazusta, Aurore Martín, Lourdes Uribarri, Iñaki Olalde, Maite Díaz de Heredia, Mikel Zubimendi, Aiora Epelde, Anjel Mari Elkano, Mikel Etxaburu, Carmelo Landa, Jone Goirizelaia, Olatz Dañobeitia, Patxi Urrutia, Ainara Armendariz, Jon Garai, Mikel Torre, Haizpea Abrisketa, Maite Goienetxe, Jean Claude Aguerre y Eusebio Lasa. Juan José Petrikorena, Joseba Álvarez, Rufino Etxeberria, Imanol Iparragirre, Jon Gorro- Rufino Etxebarría es conducido, esposado, por agentes de la Policía EFE (En negrita, en prisión) elecciones. Anoche mismo, el fiscal general afirmó que se actuará contra ANV cuando haya base legal y probatoria Además de la presión exterior, Batasuna vive un proceso de erosión endógena. El Gobierno confirma la existencia de discrepancias internas en el entramado, como ha publicado ABC, acrecentadas tras la ruptura del alto el fuego Así, los ministros de Interior y de Justicia aludían a estas diferencias pocas horas antes de la macrorredada de Segura. La brecha aumenta su grosor. Y se visualiza de forma muy nítida con la marcha de Íñigo Iruin- -un histórico en la militancia Batasuna y arquitecto de lo que debía ser su relegalización en tiempos de la tregua- que también quiere poner pies en polvorosa. El fiscal pide ahora al TC que confirme la condena a De Juana NIEVES COLLI MADRID. Las expresiones que De Juana utilizó en el artículo publicado en Gara el 1 de diciembre de 2004 rebasan ampliamente los límites del derecho a la libertad de expresión, por cuanto suponen graves amenazas dirigidas contra varias personas. Este es el criterio con el que la Fiscalía se ha opuesto al recurso de amparo que el etarra ha presentado ante el TC, criterio que sirve para avalar la condena a tres años de prisión dictada por el Supremo en febrero. Dos fueron las estrategias empleadas por el terrorista para eludir la prisión tras serle impuesta esta condena, que quedó reducida a tres años tras revocar el Supremo la sentencia de la Audiencia Nacional que le imponía 12 años y 7 meses de cárcel. Esta pena es la última que le resta por cumplir, ya que ya ha obtenido el licenciamiento de todas las que acumuló por la veintena de asesinatos que se le atribuyen y por los que fue condenado. Una de las estrategias de De Juana ha sido la de los recursos, con los que ha llegado hasta el TC. La otra, la del chantaje mediante la huelga de hambre- -en plena negociación Gobierno- ETA- -con la que logró salir de la cárcel para ser tratado en un hospital. Los privilegios de De Juana- -su polémica excarcelación fue ampliamente discutida desde el punto de vista legal y jurídico- -se terminaron con la declaración de ETA de ruptura del alto el fuego en un comunicado muy posterior al atentado mortal de la T 4, anticipo práctico de las verdaderas intenciones de la banda. Ahora, cuando el terrorista está de nuevo en la cárcel y le quedan apenas unos meses para ser puesto en libertad, la última palabra la tiene el TC. En el informe elevado al Tribunal, la Fiscalía cree que la condena de De Juana por un delito de amenazas está plenamente justificada, pues las advertencias que el etarra hace en su artículo no se refieren a daños que supongan infracciones penales leves (simples faltas) sino gravísimas intimidaciones frente a bienes jurídicos de enorme entidad, como la vida y la integridad física