Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN VIERNES 5 s 10 s 2007 ABC AD LIBITUM BASURA ÍDOLOS DE LA CUEVA VERTICAL N alguna de las novelas costumbristas de Pedro de Répide, buen retrato costumbrista del primer tercio del siglo XX madrileño, tengo leída la descripción crítica de las pintadas que lucían en puertas y paredes de los retretes con acceso libre. Es decir, el mal viene de viejo. Durante la Transición, ese periodo en que España despertó de sus más acostumbradas miserias y se sacudió las pulgas del pesimismo, esas pintadas de escusado, aún en su incivil grosería, alcanzaron el mérito del ingenio. Recuerdo una, en Aravaca, en la que un nostálgico agresivo predicaba: Matemos al cerdo de Carrillo BaM. MARTÍN jo ella, pocos días desFERRAND pués, alguien con más talento que saña rebatía la feroz consigna: Carrillo, ten cuidado que te quieren matar el cerdo En el exterior, a la vista de todo el mundo, las únicas pintadas que tienen solera y prestigio son los trampantojos, balcones imaginarios y bidimensionales que le dan vista a una pared ciega y cosas por el estilo. Más nueva es la moda de los graffiti- -plural italiano de graffito- -con la que muchos majaderos con ínfulas artísticas ensucian las paredes de la ciudad. El fenómeno, guarro e incivil, alcanzó su plenitud con la movida madrileña que tanto entusiasmaba a Enrique Tierno Galván y alguno de aquellos pintamonas, como Muelle -Juan Carlos Argüello- -llegó a recibir honores municipales, reconocimiento autonómico y asilo en galerías de arte. Con él ensuciaron las paredes de Madrid otras firmas como Glub o La rata que ya inscriben su nombre en la lista de honor de la cutrez matritense. Como todos los males que no se atacan a tiempo, el de los graffiti ha crecido hasta límites irritantes. Ya no queda en la capital una sola pared virgen de quienes con un spray en la mano no se sienta rival de Rivera o de Siqueiros. En algunos barrios, como el de Malasaña, la acumulación de formas y colores sin talento, de pintarrajos, es tan intensa que puede hablarse, con toda propiedad, de basura vertical. Angustia pasear por esas calles, de heróico renombre y actual descuido. Aunque el Ayuntamiento de Madrid, a través de su conciencia artística y cultural, Alicia Moreno, haya mostrado en muchas ocasiones simpatía y comprensión para los artistas callejeros el alcalde, Alberto Ruiz- Gallardón, acaba de anunciar el endurecimiento de las sanciones para quienes insistan en proyectar sus enfermizas personalidades en paredes que no son suyas y que, por ser el escenario de nuestra convivencia- -la calle- merecen respeto y pulcritud. El Área de Medio Ambiente, el ámbito de Ana Botella, se encargará de limpiar todas esas cochinadas y devolverle al paisaje urbano la dignidad que merece. ¡Fuera chafarrinadas! La decisión es tardía, pero ya se sabe que hay más alegría en el cielo por un pecador arrepentido que por cien justos perseverantes en la virtud. UN BILLETE PARA HIP 6948 maciones) en una estrella gemela de la nuestra: moO primero que hace la pequeña Alicia cuando derada existencia de litio- -lo que indicaría menores llega, a través del espejo, a una habitación donexplosiones de fuego en su superficie- -y, según parede todo es aparentemente igual, pero está disce, inexistencia de grandes planetas gaseosos en puesto a la inversa, es constatar con alivio que tamsus cercanías, lo que también ha sido interpretado cobién allí arde un acogedor fuego de leña en una chimemo indicio de que los posibles mundos a los que HIP nea como la de su casa, de manera que podrá sentirse 56948 ilumina podrían presentar temperaturas com tan calentita como en la sala en que se encontraba patibles con la vida, e incluso con lo que los científiantes de emprender su aventura. Incluso más, piensa, cos descubridores denominan inteligencia porque aquí no habrá quien me regañe por extraterrestre acercarme demasiado al fuego Hace aproximadamente un año, Stephen El sueño de escapar a un mundo paralelo es Hawking volvía a referirse a uno de los temas casi tan viejo como la Historia, y tiene que ver apuntados en su libro El universo en una cáscacon el quimérico deseo demasiado humano de ra de nuez (Crítica) para insistir en que la huhallar refugio en un lugar dónde sea posible manidad debería emprender cuanto antes la empezar de nuevo, enmendar para siempre los colonización del Universo con el fin de conjuerrores cometidos, los pasos en falso, los crímerar su probable extinción. La diáspora hacia nes y mentiras, el pasado que pesa y agobia y MANUEL mundos con características semejantes al nunca acaba de pasar del todo. Un ámbito en el RODRÍGUEZ nuestro permitiría resguardar a una parte de que no exista la memoria de lo que fuimos, una RIVERO la especie de riesgos reales como la guerra nutabula rasa en la que no esté inscrito el reproclear, el calentamiento global o el choque de asteroiche, la culpa, las consecuencias de lo que hicimos o des. HIP 56948 está muy apartada de nuestro sistema, nos hicieron. Y algo que añoran especialmente los perpero podríamos ponernos a ello para llegar pronto y seguidos y los delincuentes: un escondite que, sin ser empezar desde el principio en uno de los planetas a muy diferente al que dejaron atrás, les disimule u los que calienta ese sol nuevo y brillante. Allí tal vez oculte para siempre su delito. Como pasaba en El monotro mundo sí sería posible: un mundo en el que la extacargas (Marcel Bruwal, 1961) una película cuya inperiencia adquirida en el que dejamos atrás nos previtriga se desarrollaba en dos apartamentos decorados niera de repetir pasados errores. exactamente igual y dispuestos uno encima de otro: Nada nos garantiza, sin embargo, que en nuestra en uno tuvo lugar el crimen, el otro era la coartada. nueva morada, como nos pasa en esta a pesar del estuEn un mundo, la culpabilidad y la memoria; en otro, dio de la Historia, no tropezáramos en las mismas piela inocencia y el olvido. dras, sean estas emisiones de gases de efecto invernaLeo en la prensa que un equipo de astrónomos ausdero, holocaustos varios o asesinatos en nombre de tralianos y norteamericanos ha descubierto, a la inideologías o religiones, por poner sólo unos ejemplos concebible distancia de 200 millones de años- luz, una conspicuos. Pero quizás valdría la pena intentarlo brillante estrella que presenta características- -maotra vez, allá lejos. Yo me apuntaría al viaje. Lo único sa, tamaño, composición química, temperatura- -que me echa un poco para atrás es que soy supersticiomuy semejantes a las del Sol. Los astrónomos han conso, y al nuevo sol HIP le han puesto las mismas siglas cedido especial importancia a otros dos datos que conque a la mezcla de hierbas que tomo contra la hipervierten a la denominada HIP 56948 (un guarismo, por tensión. cierto, cuyas cifras bailan según las distintas infor- E L