Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
84 JUEVES deESCENA JUEVES 4 s 10 s 2007 ABC SEIS PLATOS PARA TODOS LOS PALADARES Las galas del difunto La compañía Teatro del Común ofrece una visión de obra de Valle en la que se parodia el Tenorio, que se representa hasta el día 8 en el Círculo de con dirección de Celia León Bellas Artes de Madrid, Usted tiene ojos de mujer fatal Uno de los títulos más populares de Enrique Jardiel Poncela acaba de llegar al teatro Muñoz Seca de Madrid en una nueva producción dirigida por Juanjo Alonso Millán Auto Carmen Machi, Eva Santolaria, Vicente Díez y Marisol Rolandis conforman el reparto de esta comedia, escrita por Ernesto Caballero, que llega al teatro Lara de Madrid después de una gira por toda España Del Rey abajo, ninguno entra en escena La Compañía Nacional de Teatro Clásico abre temporada con la obra de Rojas Zorrilla ABC MADRID. La casualidad ha querido que la Compañía Nacional de Teatro Clásico (CNTC) abra su temporada en Madrid con un texto de título muy sugerente en estos días: Del Rey abajo, ninguno evidentemente, con esta puesta en escena no hay otra intención que rendir homenaje a su autor, Rojas Zorrilla, de cuyo nacimiento se cumplen cuatrocientos años, y desempolvar una obra que en otro tiempo fue enormemente popular en España, como recuerda Eduardo Vasco, director de la CNTC, citando a Eugenio de Ochoa: Es tan popular esta comedia en España- -se decía en el prólogo de la edición que realizó Ochoa en 1838 de la obra- que apenas hay joven medianamente educado que no recite de memoria algunos trozos de ella; en los teatros de las ciudades se representa continuamente Del Rey abajo, ninguno es, por tanto, el primer capítulo de una temporada que, sobre el papel, se presenta muy atractiva. Bajo la batuta de Vasco, la CNTC- -que acaba de cumplir veinte años- -ha crecido extraordinariamente, y ha firmado producciones muy aplaudidas. Vasco ha incidido en la palabra compañía y para los distintos montajes cuenta con elencos similares, lo que ha otorgado una solidez y una unidad a las puestas en escena. Además de Del Rey abajo, ninguno un montaje que Vasco ha confiado a la directora madrileña Laila Ripoll, y que vio la luz en el pasado festival de Almagro, la CNTC presentará este año tres nuevas producciones: El pintor de su deshonra de Calderón de la Barca, con versión de Rafael Pérez Sierra y dirección del propio Eduardo Vasco; La noche de San Juan de Lope de Vega, que interpretará la recién creada Joven Compañía, y que reunirá a dos mujeres: Yolanda Pallín (versión) y Helena Pimenta (dirección) y Las manos blancas no ofenden de Calderón de la Barca, en la que tanto la versión como la dirección llevan la firma de Vasco. El pintor de su deshonra se estrenará en febrero de 2008 en Sevilla; La noche de San Juan verá la luz en el festival Clásicos en Alcalá, en junio del próximo año; y Las manos blancas no ofenden se reserva para el festival de Almagro. Una de las principales preocupaciones de Eduardo Vasco es engordar el repertorio de la compañía; con ese propósito se repondrán esta temporada otros cuatro montajes estrenados el pasado año: El curioso Una escena de Del Rey abajo, ninguno impertinente de Guillén de Castro, que dirigió Natalia Menéndez sobre una versión de Yolanda Pallín; Romances del Cid dirigida por Eduardo Vasco a partir de la versión de Ignacio García May; Las bizarrías de Belisa de Lope de Vega, que fue el primer montaje creado por la Joven Compañía; y Don Gil de las calzas verdes de Tirso de Molina, que viajará ABC La compañía viajará en marzo y abril de 2008 a Argentina y Uruguay, donde presentará su aplaudido montaje de Don Gil de las calzas verdes en los meses de marzo y abril a Buenos Aires y Montevideo. Un soplo de viento es una de las frases con las que Eduardo Vasco ha querido definir a su compañía, que también seguirá este año con las publicaciones y los talleres. Más información sobre la compañía: http: teatroclasico. mcu. es Un hombre que se ahoga Creación- -Daniel Veronese (sobre Tres hermanas de Chéjov) Dirección y escenografía- -D. Veronese Intérpretes- -C. da Passano, A. Garibaldi, L. Suardi, C. Tolcachir, A. Ferrer, M. Figó, M. Figueras, F. Llosa, M. Lubos, P. Messiez, E. Oneto y S. Sabater Lugar- -Teatro María Guerrero, Madrid Tres hermanos JUAN IGNACIO GARCÍA GARZÓN No resulta, desde luego, muy imaginativo el título elegido para esta crítica, pero es, pro- bablemente, el que mejor da idea del contenido del espectáculo. Daniel Veronese se asoma a Tres hermanas de Chéjov, efectúa una minuciosa reducción para estilizar el texto hasta dejarlo en el tuétano esencial y, en un arriesgado y atractivo giro genérico de los que erizan el vello a los puristas, intercambia el sexo de todos los personajes, de tal manera que, conservado los nombres originales, las mujeres se convierten en hombres y viceversa. No hay travestismos indumentarios, todos los actores llevan ropa de calle contemporánea informal, como si se tratara de un ensayo, y abordan su trabajo en un tono que parece en principio distendido pero sumergiéndose en sus papeles con naturalidad pasmosa y, al tiempo, concentrada precisión de neurocirujano. Impregna el montaje la reconocible atmósfera Chéjov: el peso de la gris provincia y de las existencias grises, el molesto fardo pegajoso de las ilusiones rotas y los destinos de plomo, con el inexorable azar cegando las puertas de salida, un fondo de mundo en decadencia, de estructuras sociales que se agotan... Veronese agrega al poderoso oleaje de subtextos tan importante en la obra chejoviana pasiones en sordina, tragedias latentes bajo conversaciones convencionales y en aparencia intrascendentes esa lectura de inversión de géneros que hace chirriar el con frecuencia insconciente pero muy asentado reino de las convenciones; de tal manera que, por ejemplo, si en el contexto original no resulta chocante que un aristócrata cuarentón quiera casarse con una vein- teañera, aquí puede sorprender el acoso matrimonial de una señora madura a un jovencito. Y eso extendido al resto de las situaciones. Sin llegar a la intensidad sobrecogerdora de Mujeres soñaron caballos la anterior comparecencia madrileña de Veronese, Un hombre que se ahoga es un montaje de gran interés, un experimento que apreciarán en su justa medida tanto los buenos aficionados al teatro como los interesados en problemática de género. El trabajo de los actores, ya se ha dicho, es estupendo y el espacio escénico tres paredes con butacas como las del teatro donde los intérpretes esperan su turno y un sofá y algún otro elemento en el centro propicia esa peculiar sensación de provisionalidad, de espectáculo in progress