Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 4 s 10 s 2007 MADRID 53 AL DÍA Ignacio Ruiz Quintano ESPERANZA speranza es el nombre de una estación en las bienaventuranzas de Manu Chao, el cantautor favorito del extraño inquilino de la Moncloa, cuyo sueño sería que el hijo de Ramón Chao pusiera su música de pachanga al tren de Matallana, que es el tren en que corrían a escobazos a Gamoneda, cuando era pobre. Pero nuestra Esperanza es la de Madrid, que presume de anglófila. (Cerrado Balmoral ¿dónde empinarán el codo ahora los anglófilos? Por eso Esperanza, tres veces triunfadora de Simancas, que la llama marquesa (de ahí lo de marquesa de Simancas ha viajado a Inglaterra para echarle una mano a Cameron, el jefe del Partido Conservador, que no levanta cabeza en las encuestas, igual que ocurre con Mariano Rajoy en España. En Inglaterra tienen un proverbio que lo explica bien: los tories son whigs cuando están fuera de sitio y los whigs son tories cuando están en su sitio. Inglaterra es torie y, si vota whig será, pues, porque Cameron está fuera de sitio. ¿Por qué la madrina del punk puede proclamar públicamente su respaldo al Partido Conservador y los Savater, Díaz y Vargas Llosa creen no caber en el Partido Popular? se preguntaba astutamente ayer Ramón Pérez- Maura. La madrina del punk no es Esperanza Aguirre, sino Vivienne Westwood, quien, a la vez que Esperanza Aguirre, ha acudido en socorro del líder Cameron. Está visto que a las mujeres Gordon Brown les huele raro. Esto bastaría para que Cameron barriera en las encuestas, mas, como no sucede así, lo lógico es pensar que Cameron les huele mal a los hombres. Menuda papeleta para los diseñadores de campañas electorales. Pero, si a mí me dieran a escoger, llevaría antes la campaña de Cameron, quien ya tiene prometido el voto de la diseñadora de Sid Vicious, que la de Rajoy, que no está seguro de contar con el voto de su propio sastre, seguramente telespectador de Telemadrid, esa máquina de dar votos, por el procedimiento del debate político prêt- à- porter al nuevo socialismo de Tomás Gómez, el alcalde whig de Parla que gusta de las puestas de sol escuchando motetes laicos de Serrat. E El incremento del cauce del Guadarrama (en la foto en una de sus zonas menos anchas) ya ha provocado varias inundaciones IGNACIO GIL Móstoles pide demoler un asentamiento ilegal junto al río para evitar otro Biescas El alcalde reclama a la Confederación Hidrográfica del Tajo y a Interior, quienes tienen las competencias que tiren las 260 infraviviendas del cauce del Guadarrama MARIO DÍAZ MÓSTOLES. A la orilla del río Guadarrama a su paso por Móstoles ha ido surgiendo un asentamiento ilegal que va a más y que ya tiene más de 700 habitantes. Ayer, el alcalde, Esteban Parro, reclamó su demolición para que no se produzca una tragedia humana como la que sucedió hace años en Biescas Es una llamada de peligro y atención resaltó, explicando que si el embalse de El Atazar- este año mucho más lleno -ha de soltar agua al Guadarrama éste alcanzará a su paso por Móstoles una altura que podría hacer peligrar la zona. Una inundación no es una posibilidad remota. Ya en 1989 y 1995 se produjeron en la zona dos riadas que acabaron con importantes daños materiales, y gracias: En las dos el drama humano estuvo a punto de ser realidad, pero el ayuntamiento y los vecinos nos metimos en el barro hasta las rodillas sacando a la gente recordó Parro, señalando directamente a quienes tienen las competencias para terminar con esta situación. Esas competencias corresponden a la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT) y al Ministerio de Interior, aseguró el regidor, criticando su desidia tras reunirse con la CHT en marzo se les envió un informe sobre el asentamiento sin que hayamos recibido respuesta mantuvo Parro. La CHT replica que trabajan en el problema para buscarle una solución que corresponde a varias administraciones Según los servicios jurídicos de Móstoles, ellos no pueden desmantelar el asentamiento por falta de competencias al ubicarse las infraviviendas en una zona de dominio público hidráulico, lo que niega la CHT: El 99 por ciento de esas construcciones no están en el dominio público hidráulico subrayaron a este diario. El desencuentro entre ambas administraciones se halla en la llamada zona de policía de afección al río un terreno no inmediatamente pegado a la ribera: según el Ayuntamiento, es competencia de la CHT, mientras que ésta replica que depende de los municipios. Mientras las instituciones se ponen de acuerdo, muchos de los vecinos del asentamiento piden que se regule su situación. Unos 300 están censados en Móstoles, algunos disponen de luz, agua y otras comodidades- -hasta antenas parabólicas- aunque no pagan impuestos. En los últimos años, en todo caso, se han instalado nuevos grupos llegados de poblados y zonas marginales. Así, en la zona conviven chabolas- -al menos diez en el propio cauce del río- con otras viviendas perfectamente construidas, incluso coquetas. Además del peligro de riadas, el Ayuntamiento aprecia en la zona problemas de inseguridad y falta de servicios y condiciones higiénicas en muchas infraviviendas, y explica que se realojará a estas personas. Aquí no tenemos ningún miedo a una inundación, y algunos no nos pensamos mover anuncia Manolo, veterano residente en el asentamiento.