Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 MADRID JUEVES 4 s 10 s 2007 ABC Retrasos en la línea 10 de Metro por una avería eléctrica en uno de los trenes ABC MADRID. Un fallo en uno de los trenes de la línea 10 de metro desencadenó ayer retrasos en el servicio del suburbano. El problema, de carácter eléctrico, se produjo en un tren de la estación de Lago y generó retrasos de, aproximadamente, diez minutos en la frecuencia de paso de los convoyes de la línea 10- -que cubre el trayecto entre Hospital del Norte y Puerta del Sur- -entre las paradas de Batán y Tribunal. La incidencia se produjo sobre las 14.45 y, a pesar de las fuertes lluvias, no estuvo relacionada con la tormenta, según indicó un portavoz de Metro a Efe. En las estaciones afectadas por la avería, se anunció por megafonía a los usuarios el problema, advirtiendo que el servicio permanecería interrumpido durante más de 15 minutos. A pesar de ello, los andenes de las estaciones situadas entre Batán y Tribunal estuvieron saturados de viajeros que esperaban el restablecimiento habitual del servicio. Una joven, grave tras resistirse a un robo en Arturo Soria Iba a coger el Metro cuando fue abordada por cuatro hombres de origen árabe que la apuñalaron s Pidió ayuda a los transeúntes, pero nadie la socorrió LETICIA TOSCANO MADRID. Una joven de 21 años fue apuñalada en la mañana de ayer en la boca de metro de Arturo Soria, cuando se disponía a entrar en el suburbano. Según indicaron fuentes policiales, el suceso tuvo lugar en torno a las 07.30 horas, cuando la chica se dirigía hacia la estación de metro de Arturo Soria a través del acceso de la calle Ulises. En ese momento, bajo una abundante lluvia, cuatro hombres jóvenes con rasgos árabes se acercaron a ella para intentar robarle y, ante el riesgo de la situación, la chica se puso nerviosa e intentó resistirse. Fue en ese momento cuando le asestaron una puñalada en el abdomen y salieron huyendo, dejándola herida en mitad de la calle. Algunos comerciantes de la zona cuentan que la joven intentó pedir ayuda a los viandantes que pasaban por la transitada calle Arturo Soria sin éxito. Ante la indiferencia de los transeúntes, bajó por su propio pie al vestíbulo del Metro donde el personal de la estación llamó a Emergencias cuando observaron la sangre. Minutos más tarde, se desplazaban hasta la zona facultativos del Samur que encontraron a la chica consciente, orientada y estable, ya que ella misma se había taponado la herida. Los médicos estabilizaron a la víctima, que presentaba una herida profunda en el abdomen, provocada por un arma blanca, y la desplazaron con pronóstico grave hasta el hospital Ramón y Cajal, donde fue operada de urgencias ayer mismo. Al cierre de esta edición permanecía estable dentro de su gravedad. Al parecer, la víctima del suceso es una vecina del barrio, estudiante de enfermería, por lo que es probable que en el momento de los hechos se dirigiera a la facultad o a su puesto de trabajo. La policía se desplazó hasta el lugar de los hechos para iniciar la investigación y tomar declaración a los testigos del apuñalamiento que, teniendo en cuenta la hora del atraco, eran muchos. Los agentes no pudieron precisar si los cuatro jóvenes lograron atracar a la chica, pero fuentes de Emergencias Madrid indicaron que la joven comentaba que no habían llegado a robarle nada. Aunque hubo muchos testigos, la mayoría de los comerciantes de los alrededores aún no habían abierto sus establecimientos a la hora del suceso. Sin embargo, sí presenciaron las consecuencias del apuñalamiento: cuatro patrullas de policía, dos ambulancias, decenas de curiosos y el tráfico completamente parado a causa de la lluvia y de la curiosidad de los conductores que aminoraban la velocidad para intentar ver lo ocurrido. Conscientes de la alarma suscitada, los agentes intentaron evitar las aglomeraciones de gente y, según cuenta una de las vecinas, indicaron que a la joven le había dado una lipotimia Aparentemente, el lugar de los hechos, una esquina de la calle Arturo Soria, es bastante tranquilo, pero los comerciantes y vecinos del barrio afirman que hay precedentes de robos a esas horas de la mañana y durante la madrugada. Son frecuentes los tirones de bolsos y los atracos a pequeña escala que no suelen pasar a mayores pero generan mucha inseguridad entre los ciudadanos. En la cafetería El rincón del jamón su dueño, Valentín, explicaba ayer que prácticamente la totalidad de sus empleados han sido víctimas de algún delito. Incluso él mismo ha sufrido desperfectos en su vehículo por parte de jóvenes de origen marroquí. Los vecinos achacan la conflictividad de la zona al centro de acogida de menores de la Comunidad de Madrid, situado en la misma calle que, según ellos, ha llenado el barrio de jóvenes problemáticos y agresivos Una zona conflictiva