Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 4 s 10 s 2007 INTERNACIONAL 35 Los talibanes rehacen el Emirato Jueces, Policía, gobernadores... tienen de todo. Han recuperado las instituciones que tenían durante sus años en el poder y su papel es el mismo que antes de las tropas internacionales Es la visión de Akhend Zadar, ex gobernador de Halmand (Afganistán) MIKEL AYESTARAN ENVIADO ESPECIAL ISLAMABAD. Mohammad Akhend Zadar dirige la comisión de Defensa del presidente de Afganistán, Ahmid Karzai, y hasta hace tan solo dos años gobernaba en la hoy talibanizada Helmand. Nieto e hijo de señores de la guerra, Akhend Zadar ocupa en propiedad un asiento en el parlamento afgano, desde donde observa con total impotencia el progresivo e imparable fortalecimiento de sus enemigos en su propia casa, que linda con Farah, peligroso lugar donde se han producido los últimos ataques mortales contra las unidades de los soldados españoles. Los familiares de este señor de la guerra le mantienen puntualmente informado al día de la situación que se vive en una provincia- -la principal productora de opio del país en este 2007- -en la que las instituciones talibanes funcionan ya plenamente y sin disimulo al margen de Kabul. Los hombres de Akhend Zadar consiguieron interceptar la pasada semana la correspondencia entre los jefes tribales de diferentes distritos de la provincia. Las cartas, escritas en farsi, llevan el encabezamiento usado en el período talibán que reza Emirato Islámico de Afganistán. Imperio de los Musulmanes y van firmadas con el sello oficial del que entonces fue máxima autoridad, mulá Omar. Seis años después de la guerra, los talibanes han recuperado la infraestructura en el sur del país y operan como si se tratara del legítimo gobierno afgano. En una de las misivas un mulá explica el ahorcamiento público de un joven de quince años culpable de llevar un billete de dólar en el bolsillo. En otra, el responsable talibán de seguridad en la localidad de Bagrán pide a su gobernador en Helmand que le envíe armas y le permita habilitar una casa para abrir una comisaría. Historias que parecían ya perdidas en el pasado, pero que son parte del Afganistán actual, de hoy. Ocurre lo mismo en las provincias de Uruzgan, Kandahar o Nimruz. El Gobierno actual no tiene la fuerza suficiente ni necesaria para imponerse y en estos últimos catorce meses, además, podemos asegurar que los talibanes han triplicado su área de influencia informa Sabed Sami Sadat, responsable del Programa de Estabilización de Afganistán, órgano del Ministerio de Interior encargado de extender la influencia de la autoridad de Kabul por la geografía afgana. Grandes dificultades Vuelta al pasado Este organismo lleva operando desde 2004 y encuentra grandes dificultades para llevar adelante sus proyectos. El alto riesgo de las misiones que se realizan en el sur del país hace que los profesionales afganos de toda condición prefieran renunciar a sus trabajos- -con sueldos que superan los mil euros, una fortuna en el país- -a tener que viajar a territorio talibán donde se convierten automáticamente en objetivo de los resistentes fundamentalistas, que les acusan de colaboradores. Los políticos y militares británicos presionaron en su momento para que Karzai me sacara de Helmand. Me acusaban de violar los derechos humanos porque cuando cogía a un talibán le encarcelaba, torturaba y, finalmente, lo colgaba en la plaza pública a la vista de todos. Y mira ahora ellos en lo que han Una mujer afgana con sus hijos pide limosna en el centro de Kabul convertido Helmand comenta con enfado ro. Por un lado, las fuerzas de Akhend Zadar dela coalición (lideradas por Estrás de su poblatados Unidos) arrasan con toda barba negra y do lo que se mueve y provocan su inseparable miles de víctimas civiles. Por turbante. Su siotro, la misión de ISAF- -en tuación es la de la que se engloban las tropas otros cientos de españolas- -sólo está de apocomandantes de yo a las fuerzas afganas, no la Alianza del Noratacan, y por tanto, los talibate que tras consenes están empezando a poguir la victoria blar las provincias de ISAF militar frente a porque saben que allí están los talibanes fueseguros apunta Sabed Saron llevados a Kami Sadat. bul y sus huecos reemplazados por Creciente presencia talibán soldados extranjeEn la provincia de Badghis, ros. Un cambio donde el PRT (equipo de reque nunca aceptaconstrucción provincial) es ron y por ello siliderado por España, hay guen dispuestos a dos núcleos claros de crevolver a las armas. ciente presencia talibán y, La táctica de pese a las denuncias de los las tropas extranciudadanos, no se les ataca. jeras no ayuda a Carta con sello oficial del mulá Omar. Arriba, En estos momentos no es suficrear un país segu- escrito: Islamic Emirate of Afghanistan AP ciente con patrullar lamenta Sadat. Las últimas palabras de Karzai en las que lanzaba una oferta de diálogo al mulá Omar no han sentado nada bien a los señores de la guerra que ayudaron a derrotar a los talibanes. En su fuero interno, sin embargo, saben que el diálogo es imposible porque para detener la violencia habría que organizar una conferencia en la que tomaran parte Irán y Pakistán, que son en el fondo quienes mueven los hilos talibanes opina Akhend Zadar. Como buen señor de la guerra y asesor presidencial en temas de Defensa, critica los ataques aéreos de las fuerzas de la coalición y considera que no es suficiente con bombardear y esfumarse, hay que ocupar el terreno o los talibanes se harán con todo el país