Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Miércoles 3 de Octubre de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.530. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany ESPAÑA E Mercedes Gil se siente víctima de la envidia en un sector muy competitivo Superdotada busca trabajo Liderazgo, iniciativa y honradez son algunas de las virtudes que se atribuye Mercedes Gil, una superdotada que tras padecer mobbing en su último empleo decidió publicitar en la prensa su currículum vitae POR ÁLVARO PÉREZ FOTO ÁNGEL DE ANTONIO uperdotada, víctima del mobbing busca trabajo Este es el reclamo con el que se anuncia Mercedes Gil, una persona brillante, como atestiguan su cociente intelectual- -superior a los 165 puntos- por el que puede ser considerada un genio y su extenso currículum vitae con el que se puede llenar media página de publicidad. Pese a sus cualidades, o tal vez por ellas, sufrió acoso laboral en su último trabajo relacionado con el sector inmobiliario. Allí, ocupaba un puesto en la Dirección General de una empresa y, según explica, se encontró con problemas debido a la envidia en un sector muy competitivo Cree que es una persona eficaz y competente pero a la vez tengo la costumbre de tratar a todo el mundo con dignidad y respeto Mercedes afirma que esta forma de ser natural, igual que produce un liderazgo, también puede producir envidias entre competidores A pesar de que lo que me estaba sucediendo era horrible no llegó a poner una denuncia por mobbing pues no necesito ningún tipo de venganza Dice que la revancha tampoco fue el motivo por el que tomó la curiosa decisión de publicar su currículum en la prensa, sino por encontrar trabajo y tener la oportunidad de que me conocieran en otro sector distinto al que me dedicaba Pagó más de 10.000 euros por ofrecer sus servicios a quien sepa apreciarlos. Y los efectos del anuncio no se han limitado al ámbito laboral: le ha ayudado a enfrentarse pacíficamente con los hechos y asumir los problemas directamente Aunque también considera que el anuncio puede haber servido para algo más: para remover conciencias pues un acoso laboral es impermisible Con todo, y aunque parezca mentira, no he perdido la fe en el hombre Algunos de los e- mails que ha recibido confirman que la mayor parte de los españoles son personas dispuestas a ayudar a los demás y muchos de ellos le han mostrado su cariño y apoyo. Por todo ello, ha valido la pena anunciarme Más allá de la relevancia que ha adquirido por su anuncio, Mercedes tiene otras ocupaciones. Es miembro de la Junta Directiva de la Asociación Española de Superdotados y con Talento (Aest) Piensa que su inteligencia es un don que tiene que agradecer Y además de agradecerlo a diario lo aprovecha. Así, no sólo dedica su tiempo a atender las múltiples ofertas de trabajo que está recibiendo- bastante interesantes y de distintos sectores lleva trabajando dos años en la viabilidad de la producción de un largometraje cuyo guión ha escrito ella misma. Su actividad, como su inteligencia, es incesante. S spaña es más nación que territorio. Si estudiaron ustedes el bachiller antiguo, recordarán sin duda- -no siempre la memoria sirve a una mala causa- -con qué otros países linda y qué mares la azotan. Tiene una caprichosa orografía, distintas latitudes en su mapa, diferentes especies de cultivos, climas que van pasando, como libros en rollo, de lo subtropical a lo oceánico, al sur una frontera abierta al mundo, y al norte una barrera de montañas. Nos han cruzado todos los vientos de la Historia. Somos lo que perdura tras siglos de contiendas y alianzas. Tenemos, para no desmenuzarnos, para ser algo más que un racimo de tribus, un nombre muy lejano de provincia romana, ese latín común que floreció en dialectos, el que ofició de lengua simultánea, un trasvase de nombres que aligera apellidos, una sangre mestiza, insoluble, trenzada, un orgullo tan hondo que parece sumiso, un himno al que por fin van a ponerle letra, una bandera clueca, con todos sus escudos, una al fin conquistada democracia, un Rey que la protege y garantiza, y un futuro tan claro o tan sombrío como a nuestros políticos les plazca. Al señor Ibarretxe, que encuentra razonable preguntar a los vascos si desean que sus prados formen parte de España, habría que recordarle, amén de algunas leyes a las que debe el puesto, que esa pica no existe en la baraja. Aquí usted, como todos, disfruta de derechos que son inalienables, y está sujeto a normas que son ineludibles. Los unos sin las otras fomentan el delirio. Juega usted, lendakari, con triunfos que entre todos pusimos en sus manos, y con nueces que saben muy amargas. Y a este paso tendrá, tarde o temprano, que optar por la capucha o la corbata.