Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 ECONOMÍAsMOTOR abc. hoymotor. com MIÉRCOLES 3 s 10 s 2007 ABC El sector de vehículos de dos ruedas cae en su cuarta crisis desde 1982 Según el presidente de Anesdor, las matriculaciones de motocicletas sólo superan este año a las de 2006 en un 2,6 y se prevé una caída en ciclomotores del 20 en 2008 LAURA PERAITA MADRID. Si ayer en estas mismas páginas informábamos del descenso de las matriculaciones de turismos y todoterrenos en un 7,7 la mayor caída del año, hoy es el sector de las dos ruedas el que se erige como protagonista con unas cifras nada alentadoras. Jorge Lasheras, presidente de Anesdor- -Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas- anunció en una convocatoria ante los medios de comunicación que la desaceleración que se viene produciendo en los últimos meses en las matriculaciones de motocicletas tan sólo permitirá superar el año 2006 en un 2,6 lo que supondrá unas 265.000 matriculaciones. En relación a los ciclomotores, apuntó que, con una estimación de 125.000 unidades matriculadas, un- 9,1 que el año precedente, las matriculaciones continuarán, por séptimo año, en niveles bajos, siendo las expectativas para 2008 muy pesimistas con una caída prevista del 20 Peor lo tiene el segmento de los quads cuyas matriculaciones descenderán en 2007 hasta las 24.000 unidades, lo que se traduce en un 36 de reducción, a lo que se suma un descenso adicional del 25 para 2008. Con todos estos datos sobre la mesa, -señaló el presidente de Anesdor- -mostramos una profunda preocupación por el sector de las dos ruedas, que comienza su cuarta crisis, tras las sufridas en 1982,1993 y 2002 Entre las principales causas de esta desaceleración, Jorge Lasheras apuntó el incremento de los tipos de interés, lo que hace perder fuelle al consumo, sobre todo en un sector que es emocional. Además, las elevadas cifras de fallecidos en accidentes de motos desincentiva la compra de estos vehículos. Hay que tener en cuenta también que en 2007 se ha detenido el efecto generado por el éxito de matriculaciones conseguido en 2004, 2005 y 2006 gracias a los ciudadanos que decidieron aprovechar la facilidad de conducir las motocicletas ligeras, limitadas a 125 cc de cilindrada como vehículo para huir de los atascos y encontrar aparcamiento con mayor facilidad que con un coche. Ángel Carchenilla COMPRADORES DE LUJO S Se estima que el ejercicio 2007 se cerrará con 265.000 motocicletas matriculadas El sector creció durante los últimos tres años y económicamente es lógico pensar que el ciclo se está agotando por no crecer con la misma potencia drido carbónico. En este sentido, consideró lógico el principio que guía la Ley de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera de quien más contamina paga a la vez que ensalzó la labor y el esfuerzo del sector en general por reducir las emisiones. Sin embargo, es criticable que los quads que según un estudio realizado se afirma que cuentan con un promedio de emisiones considerablemente más bajo que los automóviles poco contaminantes, deban pagar la tasa más alta del impuesto de matriculación, que llega al 14,75 Si no se revisa este proyecto y, de aplicarse, se agravará aún más la crisis que vive el sector de estos vehículos PEPE ORTEGA Impuesto medioambiental El presidente de Anesdor quiso aprovechar el encuentro con los periodistas para manifestar también la preocupación del sector por el proyecto del impuesto de matriculación ligado a las emisiones de anhí- Principales causas El descenso del mercado de dos ruedas se debe, entre otras razones, al incremento de los tipos de interés, lo que hace perder fuelle al consumo, sobre todo en un sector que es emocional- -apunta el presidente de Anesdor- Además, las elevadas cifras de fallecidos en accidentes de motos desincentiva la compra de estos vehículos. Es nuestra peor publicidad El nuevo impuesto de matriculación precipitará la caída de las ventas de quads Siniestralidad Otro de los aspectos en los que el representante de vehículos de dos ruedas mostró inquietud es el de la siniestralidad creciente de motocicletas. Las cifras son escalofriantes: en el año 2002 fallecieron 383 conductores de ciclomotores y 401 de motocicletas, mientras que en 2006, la cifra de fallecidos en ciclomotores fue de 280, y de 467 en motocicletas. Este repunte de la siniestralidad de motocicletas es la peor publicidad posible para el sector, -añadió Jorge Lasheras- pero no hay que olvidar que las cifras están en relación con el aumento del parque circulante de motocicletas, que en 2002 era de 397.000 unidades y en 2006 de 895.000. Es necesario- -puntualizó- -profundizar aún más en determinar las causas de los siniestros para reducir el número de accidentes. No podemos cargar toda la responsabilidad en los motoristas, no es justo ni riguroso. El 80 de los accidentes se produce por colisión con un vehículo y en las dos terceras partes, la culpa es del conductor del vehículo de cuatro ruedas El presidente de Anesdor manifestó la necesidad de adoptar medidas en lo referente a las infraestructuras, con especial énfasis en los guardarraíles, la formación vial y la investigación de accidentes. En referencia al proyecto del Gobierno de elevar la edad mínima para conducir ciclomotores de 14 a 16 años, de Lasheras desaconsejó tal medida argumentando que iría en contra del acceso progresivo a la conducción de vehículos más potentes y de mayor cilindrada, y, además, porque perjudicaría seriamente a la producción y el empleo de las empresas nacionales del sector y desde el punto de vista de la siniestralidad tampoco se presta necesario aben lo que quieren, están sanos y tienen dinero. La generación del baby- boom (1945- 1962) es en la actualidad uno de los grupos más interesantes para el mercado de los coches de lujo. Los hippies de los 60 están convirtiéndose, en la mayoría de los casos a la fuerza, en los prejubilados más acaudalados de la historia, con la particularidad de que pese a tener toda una vida por delante para disfrutar del consumo, son mucho más lanzados comparados con los mayores de épocas anteriores. Por sólo poner dos ejemplo, los conductores de Harley- Davidson tienen una media de 50 años y los de Porsche están en los 54. Y ésas son las edades que tienen de forma habitual un número importante de los compradores de vehículos que están por encima de los 60.000 euros. Algo que pueden permitirse este tipo de consumidores a los que no suele alterar el sueño el pago de una hipoteca y cuentan, además, con un poder adquisitivo tres veces mayor que el de los jóvenes. Así, en 2006 la venta de vehículos de gamas más altas creció casi un 30 en España, hasta alcanzar cerca de 10.000 unidades, y en lo que va de año sigue subiendo y está ya un 20 por encima del mismo periodo del año anterior. De hecho, la oferta de coches y todoterrenos con un precio superior a los diez millones de las antiguas pesetas está compuesta por más de 260 modelos con sus correspondientes variantes. Algo que le viene muy bien al concesionario, ya que cuanto más caro es el vehículo que se vende, mayor es el margen que deja. Otro detalle curioso sobre esta clientela, que es exigente, es que compra en la mayoría de los casos de una forma emocional, por lo que no dudan en esperar el tiempo que sea preciso hasta que pueden servirles el modelo deseado. En definitiva, que hay un nuevo segmento generacional con posibles y con tiempo dispuesto a sustituir los patrones anteriores por otros más sofisticados y caprichosos. Y pueden pagarlo, por lo que sin duda es hoy uno de los objetivos más interesantes para el sector del automóvil.