Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 3 s 10 s 2007 INTERNACIONAL 33 Cumbre histórica entre las dos Coreas para lograr la reconciliación y la paz El presidente surcoreano recibido con todos los honores en Pyongyang por Kim Jong- il PABLO M. DÍEZ BANGKOK. Las dos Coreas inauguraron ayer una cumbre histórica que persigue avanzar hacia la reconciliación y lograr la paz medio siglo después de que el Norte comunista y el Sur capitalista se enfrentaran en el primer conflicto de la Guerra Fría cuya herida continúa abierta. La contienda, que comenzó en 1950, concluyó tres años después con un armisticio, por lo que ambos países siguen técnicamente en guerra y divididos por el Paralelo 38. Precisamente, la Zona Desmilitarizada levantada en la frontera fue el lugar que cruzaron ayer a pie el presidente surcoreano, Roh Moo- hyu, y su esposa, Kwon Yang- sook, en su camino hacia Pyongyang, la capital del Norte. Su comitiva llegó en coche hasta allí, donde les estaba esperando el número dos del régimen, Kim Yongnan, quien los paseó en una limusina descubierta por las abarrotadas calles de la ciudad. Bienvenido y Por la reunificación de la patria les gritaba la multitud congregada para celebrar esta reunión, la segunda que mantienen los máximos responsables de ambos países desde que, el 14 de junio de 2000, Kim Jong- il recibió al entonces presidente surcoreano, Kim Dae- jung, también en Pyongyang. Aunque, en principio, no estaba prevista la presencia del Querido Líder -como lo ha bautizado la propaganda oficial- Kim Jong- il acudió por sorpresa a dar la bienvenida a sus invitados. Las imágenes difundidas por la agencia estatal de noticias KCNA mostraban a un hiératico Kim Jong- il que, frente a la alegría que demostró hace siete años al estrechar la mano de Kim Dae- jung, apenas sonrió mientras saludaba a Roh Moo- hyun. A pesar de la emotividad del momento, el dirigente norcoreano se mostró impasible al pasar revista a la guardia de honor y contemplar la calurosa acogida dispensada por las miles de personas que, endomingadas y ataviadas con trajes tradicionales, se habían dado cita en la plaza central de Pyongyang agitando flores rosas y blancas. El encuentro entre ambos mandatarios duró unos doce minutos y, aunque durante el mismo no pasaron de un cor- Fernando Pastrano ¡AH DEL CASTILLO! esaparecida la Unión Soviética, transformada China, ya quedan pocos países en los que los detalles aparentemente nimios haya que analizarlos con lupa para intuir por donde van los tiros. La colocación de los personajes en una foto del Kremlin lo decía todo. Retroceder un solo puesto era el preludio de una inminente caída en desgracia, por ejemplo. El presidente de Corea del Sur, Roh Moo- hyun acaba de viajar a Corea del Norte para entrevistarse con el sátrapa Kim Jong- il. Pocas cosas se saben de esa cumbre más allá de la importancia de su celebración. A falta de otros materiales, analicemos los gestos. Esta es la segunda cumbre intercoreana. La anterior se produjo en junio de 2000, siendo presidente del Sur Kim Daejung. Como en aquella ocasión el mandatario meridional se trasladó a Pyongyang, parecería lógico que esta vez hubiera sido Kim Jong- il quien devolviera la visita yendo a Seúl. No ha sido así. Roh Moo- hyun ha viajado a Pyongyang en coche. Allí le ha recibido Kim Jong- il. Sabido es que el dictador norcoreano odia los aviones y sólo viaja en tren o automóvil. Repetir el viaje sur- norte y hacerlo en coche es una doble deferencia del presidente Roh. Las fotos tomadas ayer a la llegada a Pyongyang comparadas con las de 2000 muestran a un Kim Jong- il mucho más serio, sin la más leve sonrisa. Y lo más significativo en este juego de jeroglíficos es la ruta seguida por la comitiva de Roh, vía Kaesong, una antigua ciudad en Corea del Norte que fue capital de la dinastía Koryo (siglos X- XIV) la que unificó el país por primera vez. Hoy Kaesong es una ciudad en desarrollo capitalista, un experimento único en Corea del Norte con empresas surcoreanas y mano de obra del norte. Roh Moo- hyun desea agradar al dictador para arrancarle algún paso significativo hacia la reunificación. Pero la fiera, acorralada en su fortaleza, se encuentra en uno de sus peores momentos, en la bancarrota y a punto de claudicar en su megalomanía nuclear. Antes de Pyongyang, Roh ha pasado por Kaesong que, curiosamente, significa Castillo abierto D Querido Líder El histórico apretón de manos entre el presidente norcoreano (izquierda) y su homólogo del Sur durante medio siglo. Haré todos los esfuerzos para que mi paso a través de la frontera sirva para levantar esta muralla prohibida con el fin de avanzar hacia la paz y la prosperidad había dicho poco antes Roh Moo- hyun al entrar en Corea del Norte, el país más hermético y aislado del mundo. El optimismo con que ha arrancado la reunión difiere totalmente de la situación vivida hace ahora un año, cuando Pyongyang desató una grave crisis internacional al anunciar que había detonado su primera bomba atómica. Curiosamente, dicho órdago le sirvió a la depauperada Corea del Norte para retomar un proceso de negociaciones que concluyó en febrero, cuando acordó renunciar a su programa atómico a cambio de reconocimiento diplomático, ayuda humanitaria y un millón de toneladas de combustible. POOL N CHINA COREA Kilju DEL NORTE Mar de Pyongyang J a p ó n P. 38 Kaesong Oriental Seúl Mar Amarillo 200 km ABC COREA DEL SUR Programa atómico Para ello, el régimen pilotado por el Querido Líder clausuró en julio su reactor de Yongbyon y permitió la vuelta al país de los inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) expulsados en 2002. El objetivo de Corea del Norte consiste en normalizar sus relaciones con Estados Unidos, que lo había incluido en el Eje del Mal junto a Irán y Siria, y ser aceptado plenamente por la comunidad internacional. Algo que no aceptan los grupos defensores de los derechos humanos, que critican la violación de las libertades que practica el régimen y acusan al presidente surcoreano de hacer electoralismo de cara a los comicios de diciembre. dial me alegro de verle sirve como preámbulo a la trascendental cumbre que comienza hoy. Esta línea es un muro que ha dividido a nuestro pueblo ABC. es Galería de fotos del encuentro entre las dos Coreas en abc. es internacional