Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ESPAÑA Campaña contra la Corona s Los símbolos MIÉRCOLES 3 s 10 s 2007 ABC César Alonso de los Ríos Cientos de letras para el himno Mariano Rajoy puede obtener un amplio eco con su promesa de instar a que se elija una letra oficial para el Himno Nacional, dado que la SGAE y el Comité Olímpico Español tienen ya recogidas más de 500 propuestas de ciudadanos hartos de esa carencia BLANCA TORQUEMADA MADRID. Aunque el Comité Olímpico Español ha demostrado esta semana un óptimo fondo físico al tomar la delantera en la carrera de la búsqueda de una letra oficial para el Himno Nacional, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, no ha tardado en tomar el testigo: ayer anunció que incluirá entre las promesas de su programa electoral del Partido Popular la de acabar con ese presunto déficit o cojera de la Marcha Real, en plena marea de cuestionamiento de los símbolos constitucionales. De hecho, el PP ya presentó en junio una proposición para que se creara en el Congreso una comisión parlamentaria a tal efecto, y ahora Rajoy, quien también expresó ayer su deseo de que la letra hable de la Monarquía y de España no hace sino reivindicar esa iniciativa como propia, sin perjuicio de colaboraciones externas, siempre que terminen por confluir en las Cortes. El COE, que ha buscado el asesoramiento técnico de la Sociedad General de Autores, ha recibido ya unas trescientas letras, y casi otras tantas la SGAE. Todas ellas, aportación espontánea de ciudadanos variopintos. Quienes se sientan inspirados están aún a tiempo de colaborar, pues hasta el 26 de este mes de octubre, como informó ayer ABC, no expira el plazo fijado por esas dos entidades (SGAE y COE) para cerrar la recepción de originales. Fuentes del Comité Olímpico Español han explicado que naturalmente, es necesario que las instituciones recojan el guante. Por eso, la letra que resulte finalmente elegida por los expertos de reconocido prestigio del Instituto Complutense de Ciencias Musicales (ICCMU) le será después entregada al presidente del Congreso, Manuel Marín, para que tramite su posible refrendo por los representantes de la soberanía nacional El empeño no es nuevo, ni mucho menos, pero nunca ha fraguado en un guión de consenso Después de varias generaciones de escolares familiarizadas con la letra de Pemán (la de Alzad los brazos hijos del pueblo español casi oficiosa durante muchos años pero desechada en democracia) los españoles más jóvenes nunca han sabido a qué palabras aferrarse y, en los acontecimientos multitudinarios (singularmente, los deportivos) el Himno es coreado con nana- nanás y chunta- chunta que nunca satisfacen los afanes de empatía de los ciudadanos de la nación más antigua de Europa. Esta circunstancia, que en los últimos años ha sido tomado más como carencia que como singularidad de la Marcha Real preocupó seriamente a José María Aznar quien, en mitad de la legislatura en la que disfrutó de mayoría absoluta, en 2002, sondeó con algunos intelectuales (Jon Juaristi entre ellos) la posibilidad de alumbrar una letra definitiva, apuesta que no fraguó y quedó aplazada cuando se estimó que no existía el clima adecuado para un acuerdo de Estado. Con Zapatero en La Mon- Los próximos pasos El plazo definitivo para la recepción de letras organizada por el COE y la SGAE se cerrará el viernes 26 de octubre a las 14 horas y el 29 de octubre se hará entrega de todas las letras al Instituto Complutense de Ciencias Musicales (Iccmu) Allí, después de una criba inicial, las mejores propuestas serán estudiadas por un comité de sabios presidido por el musicólogo Emilio Casares. Finalmente, el 5 de noviembre se celebrará la reunión constitutiva de este jurado, quien a partir de ese momento tendrá que establecer la metodología a seguir y el plan de trabajo. EL PP LO TIENE CLARO ace tan sólo unos días, los dirigentes del PP jugaban a imaginar gobierno con el PNV ¿Una insensatez? Tanta que ha bastado el anuncio del Referéndum para no dejar nada de ella. Por lo mismo hay que preguntarse por los criterios políticos de la dirección de un partido capaz de llegar a tales desvaríos. No sólo hace temblar la temeridad de sus planteamientos, sino la desinformación sobre los que aquéllos están montados, la ignorancia total sobre el PNV que aquéllos revelan y sobre el proceso que hemos vivido estos últimos años. ¿O acaso han llegado a pensar que la situación actual es la de 1996? Por lo mismo, es insensato creer que CiU es la misma que hizo el pacto parlamentario con José María Aznar hace once años. Ni Cataluña vive la misma situación. Día sí y día no arde el Rey boca abajo. Maragall exige el salto a la independencia, y Pujol denuncia la ascensión del separatismo. Durán Lleida corre peligro de quedarse en la cuneta, como Imaz. Ya no vale hablar catalán en la intimidad. Ahora está prohibido hablar castellano en público. Tiempos de inquisición. Totalitarismo a tope. Está vigente el pacto del Tinell El PP tendrá que ir en marzo por todas. La coalición con los nacionalistas es privilegio y condena del PSOE. Está la incógnita del partido de Fernando Savater. Por lógica, cabe pensar que los votos desencantados del PSOE se quedarán en él y no irán al PP. En términos gráficos, que no le lleguen a María San Gil los votos de aquellos socialistas vascos que sintieron náuseas ante las negociaciones de Zapatero y ETA. No tendrán que ir a la derecha. Seguirán en la casita progre, y de ese modo se librarán de caer en las torpezas de la derecha en la educación, el clericalismo, la sexualidad, la eutanasia... Para los socialistas, es tan de derechas el PP que escandaliza incluso a Vargas Llosa, en su día fulminado por la izquierda peruana y hoy en esta especie de exilio político y editorial. Todo se le está poniendo al Partido Popular muy claro, y no sólo para ganar, sino también para administrar la posible victoria... H una apoteosis rojigualda en pleno centro de Madrid y cerró la sesión con la solemnidad de la Marcha Real. En marzo, el Partido Popular hizo lo mismo en su movilización de la plaza de Colón. Y ahora el Foro de Ermua vuelve a entrar en escena al anunciar que tiene preparada una letra en la que se rinde homenaje a las víctimas del terrorismo. La Marcha Real, de autor desconocido, es una composición del siglo XVIII que Carlos III declaró Marcha de Honor en 1770. Fue la reiterada costumbre de su uso en las ocasiones solemnes lo que la refrendó como Himno Nacional. Hoy estamos familiarizados con la versión de Bartolomé Pérez Casas, de 1908, revisada después por Francisco Grau Vergara. Es pues una referencia sólida y asentada, pese a esa falta de letra que la convierte en un caso raro, aunque haya otros aún más extravagantes. Liechtenstein tiene un himno con la misma melodía del God save the Queen del Reino Unido. Algo así como si aquí se resolviera el embrollo de la letra traduciendo la de La Marsellesa Dado el aluvión de posibilidades (cientos y seguramente miles cuando se cierre el plazo de admisión de propuestas) no hará falta. Desde el siglo XVIII Intento de Aznar El líder del PP se ha mostrado partidario de una letra que hable de la Monarquía y de España cloa, el Foro de Ermua ha asumido un papel relevante en la resurrección de los símbolos nacionales (muy especialmente, de la bandera y del propio Himno) cuando convirtió su manifestación del pasado mes de febrero contra la política antiterrorista del Gobierno en Un viejo empeño EFE Siete embajadores presentan sus credenciales al Rey El Rey recibió ayer en el Palacio Real las cartas credenciales de los nuevos embajadores en España de Israel, Raphael Schutz (en la imagen) Paraguay, Óscar Cabello; Andorra, Xavier Espot; Bangladesh, Saiful Amin Khan; Costa Rica, Melvin Alfredo Saenz; Confederación Helvética, Jean P. Tissieres, y Serbia, Jela Bacovic.