Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 2- -10- -2007 Putin encabezará cartel en las legislativas de diciembre para ser primer ministro 31 El presidente de Ecuador abre los brazos a la inversión externa Correa reconoce ahora el buen hacer de Repsol y Telefónica s Clima amistoso en la revisión de los contratos petroleros C. DE CARLOS QUITO. En tono conciliador, alejado del discurso beligerante de hace un año, el presidente Rafael Correa abrió los brazos a la inversión extranjera, reconoció el buen hacer de las multinacionales españolas como Telefónica y Repsol y se esforzó en distanciarse de Hugo Chávez y de las políticas del presidente Evo Morales. Dentro de la inversión extranjera honesta que viene a dar trabajo, a crear riqueza, a pagar impuestos, a respetar consumidores, a respetar el país, me complace decir que hay muchas empresas españolas Las palabras de Correa, impensables en campaña, vinieron acompañadas de una declaración de principios sobre los principales intereses de España en Ecuador: No veo ningún problema con Telefónica. Sinceramente creo que Movistar ha sido mucho más cumplidora que la otra gran transnacional (multinacional) que tenemos aquí en alusión a Porta, propiedad de Carlos Slim, el hombre más rico del mundo, según la revista Forbes cana: Movistar- -continuó Correa- -tiene la tercera parte del mercado que Porta y paga tres veces más impuestos Inevitables las comparaciones con Evo Morales, que optó por nacionalizar los hidrocarburos, Correa las rechazó y aclaró que en el caso de Ecuador no es necesaria una medida de esa naturaleza porque siempre han estado nacionalizados. Son del Estado lo que hay que hacer es respetar la Constitución, que dice que los recursos del subsuelo son del Estado, entre ellos el petróleo y minas Asimismo, recordó: Se están revisando los contra- Empresas españolas El presidente de Ecuador, en rueda de prensa con periodistas extranjeros, recordó que las licitaciones están en proceso de renovación y que la empresa que dirige César Alierta está en mejores condiciones y es más cumplidora que la mexi- Lo que hay que hacer es respetar la Constitución, que dice que los recursos del subsuelo son del Estado tos petroleros, algunos eran muy perjudiciales para el Estado. Pero se negocia en un clima amistoso aunque ahora no recuerdo si entre las petroleras a las que estamos revisando los contratos se encuentra Repsol Interrogado sobre la posibilidad de que ésta pudiera salir perjudicada durante su Gobierno, Correa lo descartó. En absoluto. Saben perfectamente que están obteniendo ganancias extraordinarias de acuerdo a la ley. Ellos reconocen que esos contratos se firmaron cuando el precio del barril estaba a 15 dólares y hoy está a 80. Hay que renegociar pero no hay ningún problema y lo hacemos en un clima de mutuo entendimiento No sucede lo mismo con aquella inversión extranjera que todavía nos cree colonia, que vulnera los principios legales. Esa, no será bienvenida. Tendrá una respuesta contundente del país Uno de los mayores déficit que se le atribuye a la gestión de Correa en estos nueve meses de Gobierno es que Ecuador, a diferencia de sus vecinos como Perú y Colombia, que han crecido por encima del 7 por ciento, se ha estancado. Florentino Portero EFE de Ecuador sólo se parece al modelo de Ecuador en alusión a las sospechas de que, al estilo Chávez, tratará de perpetuarse en el poder. El primer indicio de ello se encuentra en la futura Asamblea Constituyente que tiene previsto abordar la reelección presidencial. FRENTE AL POPULISMO os triunfos electorales de la nueva izquierda latinoamericana, el último de ellos en Ecuador, son recibidos por la izquierda europea con prudencia. Son el resultado de comi- L cios legales, o así parece, y la expresión de una nueva forma de interpretar el programa socialista ¿Se imaginan que lo que está ocurriendo en Venezuela, Bolivia o Ecuador fuera el resultado de una nueva derecha que, como los gobiernos citados, hiciera gala de su desprecio por la democracia? ¿Intuyen las barbaridades que estaríamos escuchando desde la izquierda mediática? Y es que los mismos que continúan justificando la Revolución de 1934, porque Gil Robles iba a tocar poder y Dios sabe qué cosas hubiera podido hacer- -los demás seguimos a la espera de que alguien nos lo fundamen- te- se escandalizan de que pongamos reparos a la nueva izquierda latinoamericana. Llegan y consolidan su poder mediante elecciones legítimas. Nadie lo niega. También Hitler ganó unas elecciones generales y no por eso dejó de convertirse en una amenaza. Hitler, como estos nuevos dirigentes, nunca ocultó su desprecio por la democracia liberal. Él actuó coherentemente, los demócratas no. Si queremos evitar que el trabajo de muchos años se eche a perder, que los regímenes democráticos se deterioren, pongámonos manos a la obra. Hablemos claramente con ellos vinculando toda nuestra colaboración al respeto a las instituciones. La izquierda tiene razón cuando dice que hay que hablar con ellos. Naturalmente que sí. Pero con firmeza. Que no les quepa duda del coste de su aventura. Mientras tanto tenemos que fortalecer a las formaciones políticas y a los grupos sociales sinceramente democráticos para que puedan hacer frente a los abusos que contra ellos se van a cometer. Tienen que prestar resistencia y, a la postre, vencer. Porque no hay otro camino para la libertad y el bienestar que la democracia.