Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA Ibarretxe desafía a España s Las armas del Estado MARTES 2 s 10 s 2007 ABC Juristas abogan por la suspensión de la autonomía si Ibarretxe prosigue su desafío Además de la impugnación ante el TC de actos ilegales de la Cámara de Vitoria, se inclinan por aplicar el artículo 155 de la Constitución N. V. MADRID. El desafío de Ibarretxe al Estado de Derecho con su anunciada convocatoria de un referéndum ha hecho correr estos días ríos de tinta sobre la inconstitucionalidad de una iniciativa que la Carta Magna de ninguna forma ampara. Son muchos los políticos y miembros del Poder Judicial, entre ellos el propio presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Francisco José Hernando, los que han apuntado durante la última semana que por encima de todo se aplicará la ley, y que han insistido en este extremo ante el nuevo órdago que el lendakari lanzó al Ejecutivo el pasado sábado, cuando aseguró que el gobierno vasco no está dispuesto a dar un solo paso atrás Ante esta situación, surge una pregunta clave: ¿qué mecanismos tiene realmente el Estado en sus manos ante la convocatoria ilegal de un referéndum? Juristas consultados por ABC señalan dos caminos para evitar lo que Ibarretxe llama consulta popular: la impugnación específica contra las decisiones que se adopten para poner en marcha el proceso de referéndum o la aplicación directa del artículo 155 de la Constitución, que, aunque no menciona de forma explícita la suspensión de la autonomía, sí se podría acordar en virtud del principio de lealtad constitucional. Desde esta perspectiva, las instituciones del Estado estarían obligadas a tomar las medidas necesarias para garantizar el interés general del Estado. La propia vicepresidenta Teresa Fernández de la Vega dijo ayer que frente al plebiscito se sitúa la Carta Magna. consultas populares o en su caso autorizar a las Comunidades para ello. Si Ibarretxe siguiera adelante con su desafío estaríamos, además, ante un eventual delito de prevaricación, perseguible por la Fiscalía. De esta forma queda abierta también la vía penal. En la reforma del Código Penal que llevó a cabo el PP durante su último mandato se incorporó de forma explícita el delito de convocatoria ilegal de un referéndum. Era, sin duda, una reforma dirigida ya ex profeso en aquel momento al lendakari. Sin embargo, y dado que los socialistas eliminaron este delito en la reforma que llevaron a cabo poco después de llegar al poder, el 13 de marzo de 2004, el mismo no se puede aplicar. Los juristas citados coinciden en señalar que si el órdago de Ibarretxe llegara hasta el punto de sacar las urnas a la calle estaríamos hablando ya de un problema de orden público, por lo que habría que utilizar la fuerza policial al tratarse de un acto ilegal. Y ello al margen de que esa consulta por sí sola no tendría ninguna eficacia jurídica. Se trataría, por tanto, de evitar, como se ha hecho en otras ocasiones, la exteriorización de un acto prohibido. La otra posibilidad que queda abierta es la aplicación del artículo 155 de la Carta Magna, destinado a velar por el cumplimiento de los deberes constitucionales y por el interés general de España. Señalan los juristas que este artículo no prevé tanto un perjuicio concreto como una actuación desleal, desde el momento en que la mis- Lo que dice la Constitución 1. Si una Comunidad Autónoma no cumpliere las obligaciones que la Constitución u otras leyes le impongan, o actuare de forma que atente gravemente al interés general de España, el Gobierno, previo requerimiento al presidente de la Comunidad Autónoma y, en el caso de no ser atendido, con la aprobación por mayoría absoluta del Senado, podrá adoptar las medidas necesarias para obligar a aquélla al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones o para la protección del mencionado interés general. 2. Para la ejecución de las medidas previstas en el apartado anterior, el Gobierno podrá dar instrucciones a todas las autoridades de las Comunidades Autónomas. de las competencias transferidas al País Vasco, ya sean legislativas, en materia de seguridad, etc. Es indudable que en el caso de esta última asunción de competencias, la Ertzaintza quedaría en un lugar comprometido. La idea de la suspensión de automía no es nueva en Derecho Comparado. Sin ir más lejos, la llevó a cabo Blair en el Ulster, recuerdan los juristas. La legitimación del autogobierno del artículo 155 viene dada por la propia Constitución y ninguna autonomía puede ir en contra de aquello que legitima su propia existencia. Lo cierto es que no puede pasar por alto que hay dos decisiones que han dado argumentos, que no legalidad, a la propuesta de Ibarretxe y que, según las fuentes consultadas, juegan como malos antecedentes de este desafío: uno fue la decisión del TC de rechazar el recurso del PP contra el acuerdo del Parlamento vasco al ser considerado una reforma del Estatuto; la segunda, que el Gobierno permitiera la tramitación del plan Ibarretxe como reforma estatutaria, cuando se trata, dicen, de una reforma constitucional encubierta. Reforma constitucional La legitimación del autogobierno viene dada por la propia Constitución: ninguna autonomía puede ir en contra de lo que legitima su propia existencia ma perjudica el interés nacional e incumple los deberes de la autonomía en cuestión. La aplicación de este artículo reconduciría el autogobierno para que las instituciones del Estado recuperen todas o alguna Impugnaciones ante el TC El primero de los casos, la impugnación, entraría en juego tan pronto como el gobierno vasco, y después la Cámara de Vitoria, llevaran a la práctica lo que hasta el momento es sólo un anuncio mediante alguna resolución administrativa con eficacia jurídica. Una vez acordada su celebración es el Ejecutivo de Zapatero el que tiene que impugnar ese acto del gobierno autonómico y la posterior decisión parlamentaria ante el Tribunal Constitucional a través de un conflicto de competencia: sólo el Estado tiene la posibilidad de convocar TELEPRESS Los radicales abuchean a Ibarretxe en un acto académico Juan José Ibarretxe fue abucheado en el acto de apertura del curso en la Universidad del País Vasco (UPV) Varias decenas de personas se concentraron a la entrada del edificio portando pancartas en favor de los alumnos presos y de una Universidad Vasca coreando al tiempo gritos de UPV española Además, media docena de jóvenes fueron desalojados del interior tras interrupir el acto en protesta por la reforma de Bolonia.