Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
72 CIENCIA FUTUROsMEDIO AMBIENTE y www. abc. es cienciayfuturo LUNES 1- -10- -2007 ABC LAS CIFRAS DE LA EXTRACCIÓN ILEGAL DE AGUA La explotación ilegal de los acuíferos está llevando al agotamiento de los recursos naturales disponibles y a dañar el medio ambiente Pozos y agua ilegal procedente de acuíferos Tanque de presión Llave de regulación Caudal de agua extraído Extracción legal 4.500 hm 3 Extracción ilegal 3.600 hm 3 Sección tipo de un pozo Tubería de bombeo Registro exterior 55 TOTAL DE POZOS ILEGALES 510.000 Bombeo de agua 45 EL DESTINO Riego de la sexta parte de los cultivos de regadío Riego de campos de golf Desarrollo urbanístico desaforado Hueco de perforación Estos 3 3.600 hm de agua subterránea ilegal correspondería al consumo medio anual de 58 mil. de habit. ABC PEDRO SÁNCHEZ Fuente: Ministerio de Medio Ambiente Hormigón estanco Revestimiento de PVC Aros de hormigón perforado Relleno o empaque de grava Efectos en el medio ambiente Filtro o rejilla Bomba sumergible AGUA ACUÍFERO Agotamiento de cursos de agua Zona permeable Descenso del nivel freático con riesgo de hundimiento en muchas ciudades Contaminación Contra la protección de la fauna y flora Maltrato animal Incendios forestales Otros delitos La Naturaleza, a la sombra de la ley La creación en 2006 de la Fiscalía de Medio Ambiente ha hecho que afloren los delitos ambientales. Talas, incendios y causas relacionadas con el agua son los casos más perseguidos. No en vano, casi la mitad del agua que se extrae de los acuíferos es ilegal POR ARACELI ACOSTA MADRID. Los delitos contra el medio natural y el territorio han empezado a adquirir naturaleza jurídica propia por primera vez en España. Existían antes, pero es ahora cuando aflora la persecución oficial contra los nuevos delitos ambientales y urbanísticos. El incremento de la presión se explica, en buena medida, por la creación en 2006 de la Fiscalía especial de Medio Ambiente y Urbanismo, y se traduce en un mayor número de causas abiertas en todo el país. El año pasado se tramitaron 1.634 diligencias en ordenación del territorio y urbanismo y 2.293 en medio ambiente, en las que se incorporan todos los aspectos ambientales, incendios forestales o extracción ilegal de agua incluidos. Echemos un vistazo a los segundos- -los primeros ya han tenido su protagonismo a la sombra del caso Malaya- que en ocasiones no salen a la luz pública pero provocan daños incuantificables y, la mayoría de las veces, irreparables. Y es que la naturaleza no entiende de remiendos. Cuando se rompe el ciclo ya no hay forma de recuperar algunos eslabones vitales de la cadena. Así, los casos más graves y de especial trascendencia que se recogen en la Memoria de la Fiscalía General del Estado en materia de medio ambiente y urbanismo de 2006, tienen que ver con extracción ilegal de agua, talas indiscriminadas de árboles e incendios forestales. Desgraciadamente esto ocurre en toda la geografía nacional, pero la Memoria de la Fiscalía señala claramente las zonas donde estos atentados ambientales se han dado con mayor alarma social y a veces se siguen dando con total impunidad. Navas del Marqués, en Ávila, es el primer punto cardinal de este recorrido por los delitos ambientales de nuestro país dada la enorme repercusión social que tuvo a nivel nacional tal y como reconoce la Fiscalía. La tala masiva de pinos en una zona de gran valor ecológico para convertirlo en la Ciudad del Golf de la localidad abulense, pese a la sentencia del Tribunal Superior de Castilla y León que paralizaba el proyecto, propició que el Fiscal de Sala Coordinador actuase para velar por el cumplimiento de las resoluciones judiciales que afecten al interés públcio y social Y es que el Alto tribunal había anulado la clasificación como suelo urbanizable delimitado del lugar en el que se iba a realizar el proyecto, precisamente por sus valores naturales y ambientales. Es más, ese valor ecológico está reconocido legalmente tanto a nivel estatal, como autonómico y europeo. A pesar de que esta sentencia era aún susceptible de recurso, si se hubieran continuado las obras de urbanización, cuando la sentencia hubiera sido firme, habría sido imposible el cumplimiento de la misma. Ese es el argumento que llevó a la Fiscalía a actuar y solicitar el día 9 de octubre de 2006 al alcalde de Navas del Marqués que ordenase la paralización de la tala, que se había realizado durante los días 6, 7 y 9. Ese mismo día 9, Efe informaba de que esa mañana habían trabajado en la zona hasta tres máquinas para retirar los troncos de árboles que ya habían sido talados y que podían superar los trescientos. Esa es de momento la cifra del desastre, 300 pinos a los que ninguna repoblación podrá devolver su porte, conseguido a base de años de agarrarse al suelo, y ninguna multa podrá reparar el daño al ecosistema. Un poco más al sur el equilibrio de los sistemas naturales también está en peligro. La culpa, esta vez, la tienen las extracciones ilegales de aguas para el riego en Castilla- La Mancha. Aunque es un tema planteado por diferentes fiscalías, el caso que se destaca en la Memoria, dada su gravedad, es el del acuífero 23, el llamado Mar de la Mancha que no de- La Mancha Húmeda se seca Hechos consumados En contra de la impunidad en el maltrato a los animales La Fiscalía ha realizado una propuesta de modificación legislativa en cuanto al maltrato animal. Atendiendo a las peticiones de la federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid, se propone una nueva redacción del artículo 337 del Código Penal. Este artículo exige ensañamiento a los que maltraten injustificadamente a animales domésticos causándoles la muerte o provocándoles lesiones que produzcan un grave menoscabo físico. En la nueva redacción propuesta se elimina la exigencia de ensañamiento. Y es que esto impedía la condena penal al autor en casos como la muerte del animal causada por varios disparos o mediante una o varias puñaladas cuando dicha muerte se produce de modo prácticamente instantáneo. Al eliminarse esa condición, se evita que ataques intolerables contra la vida o la integridad de los animales sigan quedando impunes dice la Memoria de la Fiscalía. Ahora, queda que sea tomada en consideración en una próxima reforma del Código Penal.