Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ESPAÑA Ibarretxe desafía a España s Entrevista al presidente de Navarra LUNES 1 s 10 s 2007 ABC Quien diga que he cedido para estar en el poder no me conoce Miguel Sanz s Presidente del Gobierno foral y líder de Unión del Pueblo Navarro (UPN) Reacio a reconocer discrepancias internas tras sus acuerdos con el PSOE, afirma que gobernará sin hipotecas e insta a los socialistas a que recuperen su espacio perdido tras las elecciones POR GERMÁN YANKE PAMPLONA. Hace un poco de frío a primera hora de la mañana y el cielo está encapotado. Pero Miguel Sanz responde calurosamente a las preguntas, con una sencillez que contrasta con los tapices y recios muebles de madera de su despacho. Mueve en la mano un bolígrafo, con el que acompaña su entusiasmo y, en ocasiones, su voluntad de subrayar algún asunto, más y ha incrementado un punto el porcentaje de votos de 2003, así que, para el partido, me parece un resultado histórico. Lo que ha ocurrido es que nuestro socio, CDN, ha visto reducida a la mitad su representación parlamentaria y es lo que nos ha hecho perder la mayoría que teníamos entre los dos partidos. Además, esta mayoría nunca antes la habíamos tenido. En Navarra nunca se ha gobernado con mayoría absoluta, salvo la pasada legislatura, ni con el PSN en el poder ni con UPN. Ha sido algo tan constante que me extraña que se olvide. -Yo no he hablado del Gobierno, porque no me parece oportuno en este comienzo de la legislatura. Sí he confirmado, porque lo había hecho hace dos años, que en el próximo congreso de UPN, en 2008, no seré candidato. Como ya lo había adelantado, comprenderá usted que nada tiene que ver con las últimas elecciones. -Usted ha dicho que no optará de nuevo a la presidencia de Navarra y a la de UPN. ¿Tiene este anuncio algo que ver con el debate sobre la formación de su Gobierno tras las elecciones de mayo? -Perdóneme, pero ése es otro error que incluso algunos aprovechan para atacar a UPN diciendo que, por nuestra política, el nacionalismo ha crecido en Navarra. Tengo ahí, sobre la mesa, los resultados de la legislatura del 87 al 91. HB tuvo 7 parlamentarios, EA consiguió 4 y Euskadiko Ezkerra, 1. Se quedaron fuera del Parlamento, por no obtener el 3 por ciento mínimo, Batzarre y el PNV El nacionalismo ha tenido en Navarra más porcentaje de votos que ahora, incluso si hacemos el ejercicio teórico de adjudicar a ANV los votos nulos de las elecciones de mayo. El nacionalismo no ha subido, lo que ha hecho es una operación estratégica para presentarse en unas únicas siglas. ¿Y cómo reacciona usted ante- -Es necesaria la reflexión de -Pero se encuentran ustedes con lo que se ha interpretado como un enorme avance del nacionalismo... Miguel Sanz, ayer, junto a Rosa Díez, en la toma de posesión del nuevo arzobispo de Pamplona UPN y el PSOE para llegar a acuerdos básicos que garanticen la estabilidad institucional de Navarra y hacer frente a una estrategia de todo el nacionalismo, desde el más conservador al radical, que tan buen resultado le da para tener representación en las Cortes Generales. ro. Ocurre, sin embargo, que en los grandes debates, por el Reglamento del Congreso, sólo se escucha la voz de una Navarra soberanista e independentista, la de Nafarroa Bai. Pero nuestro deseo de que EFE ¿Tratan ustedes de compensar la presencia de Nafarroa Bai en el Congreso con la solicitud de un grupo propio? ¿Y qué valoración hacen, usted y su partido, de un resultado electoral que, a diferencia de la legislatura anterior, les obliga a ese equilibrio con el PSOE? ¿Qué discrepancias? Es absolutamente falso. Todas las decisiones han sido tomadas por unanimidad en UPN. Me parece poco serio presentar como discrepancias alguna voz aislada de quien estaba enfadado por la composición de las listas. -Pensé que quizá había considerado discrepancias internas sobre los acuerdos con el PSOE para la estabilidad de su Gobierno. esa estrategia? -La voz de la Navarra foral y española que representa UPN está presente en las Cortes a través de sus diputados y senadores. Quiero que eso quede cla- El presidente del PP y yo vemos la necesidad de estudiar cómo lograr la más útil presencia de UPN en el Congreso -Volvamos a las elecciones. Lo que quizá sí se pueda deducir, sobre todo viendo cómo los socialistas navarros han pretendido un acuerdo con los nacionalistas, es que UPN les ha enfadado seriamente durante la última legislatura. ¿UPN? Eso sólo sería así si les enfadase la discrepancia política en una democracia. Lo que le ha pasado al PSN es que, desde los episodios de corrupción que felizmente ha superado, no ha conseguido un éxito electoral. Ellos deben reflexionar sobre su regeneración y nosotros colaboraremos en la terapia con la seriedad en los acuerdos. haya también, en esos debates de gran repercusión, la voz de la Navarra que representamos, y que es mayoritaria, no implica, como algunos quieren hacer ver sin base alguna, que queramos separarnos del PP o incumplir nuestros compromisos. Nada hay decidido pero Rajoy y yo coincidimos en la necesidad de estudiar cómo se puede articular nuestra presencia para beneficio de los dos partidos, de Navarra y de España. Apoyaremos a Rajoy para que sea presidente del Gobierno ¿Está de acuerdo con el tratamiento que recibe Navarra en el proyecto de Presupuestos? -Queremos conseguir, para el corredor navarro de alta velocidad, un tratamiento similar al recibido por el País Vasco, a través de un convenio que nos permita financiarlo y deducirlo de nuestra aportación al Estado. Si se logra, y salvo algunos flecos, tendremos muy poco que decir. -Basta con mirar las cifras. UPN ha sumado 14.000 votos -A lo mejor todo esto incomoda al PP. -Primero, desde el punto de vista de la rela- ción entre los dos partidos, UPN no es ni una franquicia ni una sucursal. Es un partido autónomo, que ha formalizaco un pacto con el PP similar al de los democristianos de Baviera con la Democracia Cristiana alemana. Segundo, en cuanto a lo cotidiano, mi relación con Rajoy es magnífica. Sabe que le apoyamos y le apoyaremos para que sea presidente del Gobierno de España no solamente en función del pacto sino por convicción. Somos partidos distintos y podemos discrepar de algunas estrategias y posicionamientos, pero el proyecto político de Rajoy para España es el nuestro y le ayudaremos para que gane las elecciones. ¿Confía usted en la buena marcha de los acuerdos con el PSOE? -Sí. Hay un compromiso de garantizar la estabilidad institu-