Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 ESPAÑA Ibarretxe desafía a España s Cisma en la fiesta del PNV LUNES 1 s 10 s 2007 ABC Juan José Ibarretxe, Josu Jon Imaz, Iñigo Urkullu y Joseba Egibar intercambian saludos al final de la fiesta del PNV TELEPRESS Imaz rompe la estrategia de Ibarretxe y elude respaldar la consulta en la fiesta del PNV El todavía presidente peneuvista abre otra vez una vía de disidencia y pide acuerdos con los no nacionalistas M. LUISA G. FRANCO FORONDA (ÁLAVA) Juan José Ibarretxe y Josu Jon Imaz escenificaron ayer en el Alberdi Eguna -la fiesta del PNV- la brecha que separa las dos estrategias que tradicionalmente se han alternado en la historia del partido: la radical, apoyada en la unidad nacionalista, y la pragmática, que pretende avanzar en la misma dirección pero a través de pactos con los no nacionalistas. Como subrayó Imaz, será la dirección del partido que tome el relevo en diciembre la que tendrá legitimidad para marcar el camino. Dos días después de lanzar su desafío al Estado, Ibarretxe explicó a la militancia su iniciativa de convocar una consulta el 25 de octubre del próximo año, a pesar de que el presidente del EBB (dirección del PNV) había desautorizado previa y públicamente su decisión. Y la militancia le aplaudió, aunque con ese aplauso estaba discrepando con la máxima autoridad del partido. Tal es la brecha entre ambos dirigentes que el predimisionario Imaz no citó la consulta en ningún momento de su intervención. El desdén a la inicitiva de Ibarretxe fue evidente. Pero no fue el único. En un ambicioso discurso político, enfocado como legado de quien se siente muy orgulloso de haber llegado a ser presidente del EBB, Imaz advirtió a quienes- -como Ibarrretxe- -defienden en el seno de su partido la conveniencia de avanzar hacia el autogobierno dejando a un lado a quienes discrepan. Fue especialmente tajante al afirmar que sólo desde los acuerdos transversales entre nacionalistas y no nacionalistas, se puede conseguir una base sólida para que el país avance en la dirección en la que todos los nacionalistas quieren que lo haga. Sin esos cimientos, Imaz considera que se puede perder lo que se construya. Apelando a las figuras históricas de su partido, Imaz defendió la necesidad de adecuar el PNV a unos tiempos en los que las fronteras desaparecen y los conceptos de independencia y soberanía van cambiando, y reprochó abiertamente a su antecesor al frente del partido, Xabier Arzalluz, sin llegar a citarlo, que llamara michelines a quienes avanzan en la modernización del PNV En este partido no hay michelines. Hay abertzales, hay patriotas que tienen su forma de ver este país y nadie tiene derecho a hacer pasar a nadie la prueba del algodón como nacionalista señaló Imaz, cuyo discurso complica el plan de Ibarretxe y puede abrir una vía de disidencia. El remate de esta frase fue una verdadera puntilla para Arzalluz: Desconfiad siempre del que lo haga. Normalmente esconderá otro tipo de intereses particulares La militancia aplaudió este ataque frontal a quien dirigiera durante más de veinte años el partido. Imaz consiguió ayer el apoyo de la militancia incluso en momentos en los que insistió en aquello que más le han criticado los sectores radicales de su partido: la defensa de los acuerdos con los no nacionalistas. Lo logró gracias a sus continuas referencias a la historia del PNV a la identifica, ción de los intereses del partido y del pueblo vasco y a citas como una de Román Sudupe, quien presidiera el partido antes de su última escisión: Las personas pasan y los proyectos permanecen Pero también Ibarretxe fue igualmente aplaudido con un discurso opuesto en el fondo, pero con coincidencias como las alusiones a que el PNV es un equipo, en el que no hay protagonistas. Frente al escepticismo de Imaz, Ibarretxe no sorprendió con su discurso, en el que no faltaron las habituales equidistancias entre las víctimas y los presos como sujetos, ambos, de derechos. Ibarretxe detalló, asimismo, la hoja de ruta que presentó el pasado viernes en el Parlamento vasco, dijo que no le temblaría el pulso a la hora de convocar la consulta y se preguntó ¿de qué sirve ser lendakari si no puedo pregun- Los protagonistas El legado de Imaz Ataque a Arzalluz El presidente del PNV afirmó que en estos tiempos las fronteras desaparecen y el concepto de soberanía cambia