Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Domingo 30 de Septiembre de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.527. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. Irene Lozano QUÉ VALOR sta semana la Conferencia Episcopal se ha consagrado a mantener sus audiencias y descuidar a sus fieles. No sé si es muy acertado, porque la evangelización clásica permitía contactar con Dios en cualquier frecuencia y ésta lo restringe a una sola emisora. Pero en fin, ellos sabrán. En cambio, sí nos incumben sus opiniones sobre asuntos públicos, especialmente cuando el portavoz Martínez Camino critica que las madres sin pareja reciban del Estado mil euros más que las casadas. Esa calderilla- -que de ningún modo compensa la falta de otro progenitor activo- -promueve la maternidad en soledad, dicen, lo cual priva a los niños del derecho fundamental de tener un padre y una madre Siguiendo su razonamiento, se podría decir otra necedad: que al contribuir a pagar los sueldos de obispos y curas, el Estado fomenta el celibato. No la voy a decir, porque de necedades ya vamos sobrados, aunque sí conviene aclarar que la Constitución Española no considera derecho fundamental el tener dos progenitores, y sí regula en otro capítulo la obligación del Estado de proteger a los hijos y a las madres cualquiera que sea su estado civil No es grave desconocer los derechos fundamentales: se solventa tomando unas lecciones de Educación para la Ciudadanía. Y al fin y al cabo, quizá no sea útil juzgar a un obispo con parámetros ajenos a su credo, como la razón y el derecho. Pero ¿qué mandamiento desaconseja ayudar a mujeres que siguen adelante con su embarazo en solitario? ¿Cuál aboca a guardar un caritativo silencio sobre ese locutor que falsea la actitud del Rey con las víctimas del terrorismo? Ser tan pusilánime con los fuertes y tan implacable con los débiles ¿es cristiano? E Rozinete muestra orgullosa a sus dos nietos junto a su hija Claudia, madre biológica de los bebés EFE Abuela y madre de gemelos A los 51 años, la brasileña Rozinete Palmeira ha gestado y alumbrado a sus propios nietos. Su hija no podía ser madre, así que el útero de la abuela se convirtió en la mejor incubadora de los gemelos NURIA RAMÍREZ DE CASTRO írenla. Así, sobre la cama de la maternidad de Santa Joana de Recife (Brasil) Rozinete parece una madre más. Acostumbrados a ver mujeres que dan a luz en la edad de la menopausia, su imagen con esos dos preciosos bebés bajo los brazos ya no sorprende. Pero Rozinete es algo más que una madre- abuela del siglo XXI. Esta vez no se trataba de desafiar a la Naturaleza, ni de sentir de nuevo la maternidad con la llegada de las arrugas más pronunciadas, sino de hacer realidad el sueño de su hija Claudia. Tras pasar por varios intentos fallidos de reproducción asistida, los médicos le dijeron hace un año a Claudia que el problema estaba en su útero. Era fértil, pero su cuerpo nunca sería el mejor nido para el embrión. La única opción era buscar a otra mujer que gestara y alumbrara por ella. La ley brasileña no es como la española y permite la maternidad subrogada o de alquiler aunque lo hace con restricciones. Esos límites legales impiden que se pueda recurrir a cualquier mujer; sólo se permite con parientes de primer o de segundo grado. Claudia no tenía hermanas, así que la mejor opción era su madre. Y no lo dudó, pese a ser madre de tres hijos y de disfrutar ya de un nieto. La abuela Rozinete se convirtió en la incubadora perfecta de los gemelos de su hija. Una vez más, Claudia se sometió a un tratamiento de fertilidad. En el laboratorio, fecundaron sus óvulos con el esperma de su marido. Después sólo hubo que introducir los embriones en el útero de su madre. Hubo suerte y esta vez dos embriones anidaron. El pasado jueves, treinta y ocho semanas después del tratamiento, daba a luz por cesárea a sus propios nietos, también hijos genéticamente indiscutibles de Claudia. Tras el parto, dicen que madre e hija se fundieron en un abrazo con lágrimas en los ojos, mientras padre y suegro festejaban con alivio un alumbramiento que sobrellevaron entre rezos. Los gemelos Antonio Bento y Víctor Gabriel nacieron sanos y con un peso considerable pese a ser un embarazo gemelar. Antonio vino al mundo con 2, 410 kilos y Víctor con casi tres. Nada más nacer se convirtieron en las estrellas de los medios de comunicación brasileños. Su presentación se hizo entre una nube de cámaras y flashes Si no fuera por mi madre, nada de esto estaría ocurriendo decía entre sollozos Claudia, con la maternidad recién estrenada. Dicen algunos estudios que las madres de alquiler no sufren, que no se enfrentan a problemas emocionales cuando se desprenden del bebé, que no se consideran sus verdaderas madres... ¿Lo sabrá Rozinete? M