Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 TOROS www. abc. es toros DOMINGO 30- -9- -2007 ABC Dos orejas sin paladear de Parladé SAN MIGUEL Real Maestranza de Sevilla. Sábado, 29 de septiembre de 2007. Primera de feria. Lleno. Toros de Parladé, de distintas y desiguales hechuras, nobles en conjunto y con matices, destacaron el buen 1 el bravo 5 y el fácil 6 Julio Aparicio, de corinto y azabache. Media estocada y cinco descabellos (silencio) En el cuarto, dos pinchazos, media y dos descabellos (pitos) El Cid, de verde oliva y oro. Pinchazo hondo y tres descabellos (silencio) En el quinto, pinchazo y media estocada. Aviso (oreja) Salvador Vega, de blanco y plata. Estocada corta y desprendida y descabello (oreja) En el sexto, estocada desprendida (ovación y saludos de despedida) ZABALA DE LA SERNA SEVILLA. Boni Aldaya, que es seguidor de pro de El Cid, le prometió a la Virgen de Begoña que si su torero salía ileso de la victorinada de Bilbao peregrinaría en moto desde San Sebastián hasta Sevilla por San Miguel. Y aquí estaba Boni, con su casco, su Harley, su chica de paquete y el cuerpo hecho trizas para cumplir su promesa. Regresaba El Cid a su tierra con las murallas conquistadas de Vista Alegre, el cinturón de hierro como blasón de campeón del mundo de los pesos pesados de los Altos Hornos, como único superviviente de un cartel desmoronado de bajas. Pero el lleno lo sostuvo con sus nuevos compañeros, Julito Aparicio y Salvador Vega. La corrida de Parladé y él quedaban en pie del cartel originario. Y fueron precisamente los toros de Juan Pedro Domecq noble material para que Fenomenal derechazo de El Cid al bravo quinto de Juan Pedro Domecq los toreros triunfasen, aunque fueran triunfos sin paladear o sin paladar. El Cid sorteó un bravo quinto de más pitones que caja, de ligeras carnes y alegre embestida. Manuel Jesús Cid, genuflexo, lo lanceó con estilo de buen capotero y se lo dejó entero y crudo, al punto menos. Luego, el motor del juampedro de Parladé impuso su ritmo y sus repeticiones en una faena de encaje diestro. Derechazos muy largos en tandas más bien cortas, pero firmes en la proposición de ligar los viajes humillados y rápidos. Dos de pecho por serie libraban las ovaciones. Por la izquierda no era igual pitón, así que el remate fue por donde más y mejor embistió Alimaña de nombre opuesto a la condición de su ser. Murió de pinchazo y media estocada de lento efecto. La ore- J. L. ORTEGA ja cayó como las hojas caen en Otoño. Se saboreó poco el premio. Como la faena. Un amigo me preguntó por la mañana qué otros cuatro hitos de la temporada, además de la gesta de El Cid en Bilbao, quería yo indicar subliminalmente en la previa de ayer. Fácil respuesta: los que te tocan el corazón. La tarde de Beneficencia de Morante, la faena de El Juli en San Isidro, la reaparición de José Tomás en Barcelona y la despedida de César Rincón en la misma Ciudad Condal. La cosa no se redondeó ayer para el torero de Salteras porque su guapo primero, muy chato y bien hecho, no humilló nunca y se apagó pronto a pesar de que El Cid se lo había dejado entero, que es virtud suya apostar por la viveza de los toros. En el son de este 2007, su capote evidenció su evolución a la verónica. En el plano contrario se situó Julio Aparicio: ¡qué dos puyazos le endilgaron al que abrió plaza! Y qué pena, porque bueno era. Aparicio apuntó cosas, simplemente las apuntó. Era un examen para apuntalar lo que en plazas de tono menor había reivindicado, su juventud, la de aquel rubio príncipe que se perdió una mañana en el templo del toreo de la Maestranza... Mal lo miró el cuarto, que no fue toro de comerse a nadie pero tampoco de triunfar. Y el examen quedó visto. Salvador Vega pelea por salir del pozo del olvido, y ayer tuvo ocasión de hacerlo. Si la oreja que le cortó al liviano tercero le vale para reclamar la atención, bienvenida sea. Porque estuvo firme con un toro de desigual fijeza, muy despatarrado sobre una mano derecha de trazo encajado y valiente en el consentimiento de las dudas. El acucharado y grandón sexto, chorreado, colorao con un chorro de embestidas moldeables a derechas, se arrastró completo. Vega volvió a matar en esa mancomunidad de propietarios que es el rincón de Ordóñez. FERIA DE OTOÑO Monumental de las Ventas. Sábado, 29 de septiembre de 2007. Primera de feria. Media entrada. Cinco novillos de Villamarta y uno de Torres Gallego (4 desiguales de presentación y juego, deslucidos en conjunto, varios mansearon; destacó el buen 4 un sobrero de Jaral de la Mira (1 bis) con movilidad y genio, ovacionado en el arrastre. Antonio Nazaré, de purísima y oro. Estocada (silencio) En el cuarto, estocada (oreja y vuelta al ruedo) Pepe Moral, de grana y oro. Pinchazo, otro pinchazo hondo, pinchazo y estocada (silencio) En el quinto, tres pinchazos, metisaca y el novillo se echa (silencio) Francisco Pajares, de nazareno y oro. Media estocada y descabello (silencio) En el sexto, bajonazo (silencio) Primavera de Nazaré en el Otoño de Madrid ROSARIO PÉREZ MADRID. Primavera y juventud en el Otoño de Madrid. Antonio Nazaré regó el ruedo del ardiente deseo por agradar de un novillero que busca abrirse camino en el toreo, guiado por la brújula del clasicismo. Y aquello fructificó en su presentación en Las Ventas: cortó la única oreja al novillo de Torres Gallego que remendó el deslucido conjunto de Villamarta. A pesar de que escarbó como un sabueso en los primeros compases de la lidia, desarrolló nobleza y se convirtió, a la postre, en el mejor ejemplar de la apertura de feria. Aunque surgieron las intermitencias lógicas en un debutante, Nazaré aprovechó el potable pitón derecho del cuarto en prometedores muletazos, como los del prólogo, con el compás abierto, o los del último tramo, más lentos y de mano baja. Tras unos naturales con gusto y buen aire, se envalentonó en unas jaleadas bernadinas que dieron paso a una estocada fulminante. Un cañón con la espada fue también frente al sobrero de Jaral de la Mira, con movilidad y genio. Ése fue el tormento de Pepe Moral, líder del escalafón y triunfador del pasado San Isidro. Sus valientes y meritorias actuaciones, salpicadas de rondas templadas entre el viento, se difuminaron en la hora final. El otro debutante, Francisco Pajares, anduvo entregado con un lote sin ritmo ni clase. Zafra (Badajoz) Ferrera y El Juli salen a hombros Toros de Zalduendo. Rivera Ordóñez, silencio y saludos tras aviso. Ferrera, dos orejas y oreja tras aviso. Juli, oreja y oreja. Algemesí (Valencia) Oreja para Carmona y Sergio Galán Novillos de Javier Molina, desiguales, según informa F. Picó. Chechu, silencio en ambos. Carmona, vuelta y oreja. Galán, oreja. En Caravaca de la Cruz (Murcia) Pepín Liria cortó cuatro orejas en su reaparición; El Fandi y El Rubio cortaron dos orejas cada uno, con toros de Pereda.