Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
48 ECONOMÍAyNEGOCIOS Ahorro e Inversión DOMINGO 30 s 9 s 2007 ABC ERIC LE COZ Miembro del Comité de Inversiones de Carmignac Gestion Las materias primas brillan en un ambiente de incertidumbre Sirven para diversificar las carteras, sobre todo cuando hay dudas en la renta variable. La cotización del oro o el aluminio han tomado impulso marcando máximos anuales ISABEL SÁNCHEZ MI CARTERA DE INVERSIÓN MADRID. Frente a los temores y la volatilidad existentes en torno a la renta variable, es posible encontrar inversiones que ofrezcan refugio y rentabilidad: las materias primas, un mercado que brilla en muchas carteras. Muchos inversores las han tomado como refugio y forma de diversificación. El oro alcanzaba estos días su máximo de los últimos 28 años (739 dólares la onza) mientras otras materias primas (carbón, cobre, platino, plomo, estaño, etc. continuaban al alza. No se trata de una situación coyuntural, sino que se puede mantener a medio plazo. Los expertos aseguran que, por una parte, existen unas perspectivas de sólida demanda y de oferta restringida, que se apoya en la cada vez mayor participación de los países emergentes. SORPRESAS POR DESCUBRIR TODAVÍA QUEDAN AUGE EN LAS COMMODITIES ada su importancia, extensión y consecuencias, esta crisis financiera es excepcional a todos los efectos. La crisis de confianza provocada ha congelado literalmente la totalidad del sistema financiero mundial, llevando a los bancos centrales de todo el planeta a inyectar grandes cantidades de anticoagulante. Estas intervenciones han sido bien acogidas por los mercados financieros. Los mercados bursátiles en su conjunto han recuperado niveles comparables a los registrados antes de la crisis. Sin embargo, el mercado monetario no ha recobrado su funcionamiento normal. La crisis financiera es una crisis de solvencia antes de convertirse en una crisis de liquidez. Todavía quedan sorpresas negativas por descubrir y quiebras que aún no se han materializado. La crisis inmobiliaria estadounidense es una realidad y es muy probable que se acentúe a lo largo de los próximos meses. Sus repercusiones en el consumo de los hogares acabarán sintiéndose. ¿Debemos por ello temer una recesión en Estados Unidos y una fuerte desaceleración de la economía mundial? En mi opinión, éste no es el caso. La foto del mes de agosto no debe sacarse en Saint- Tropez, sino en Washington, concretamente en Capitol Hill. Ben Bernanke, Presidente de la Reserva Federal, Hank Paulson, Secretario del Tesoro, y Christopher Dodd, Presidente del Comité financiero del Senado, sonríen y ponen cara de buenazos. El mensaje es claro: los tres se dedicarán, según la expresión, a salvar Wall Street y a proteger Main Street, es decir, a sostener el sistema financiero y a amortiguar la ralentización estadounidense, hasta que se den las condiciones de una recuperación económica. Para ello, será necesario aplicar medidas fiscales y monetarias. Se trata de un discurso más académico que el de Alan Greenspan, pero ya ha pasado la hora de las teorías: los trabajos prácticos acaban de empezar para el nuevo gobernador de la Reserva Federal estadounidense. D Evolución del índice RJ CRB, representativo de las principales materias primas El índice supera los 338 puntos aunque está lejos de los 365 alcanzados en 2006 330 320 310 300 Tras un arranque de ejercicio a la baja, el RJ CRB comienza su escalada Tras el receso de agosto, las materias primas vuelven a coger impulso 290 280 ENE. FEB. MAR. ABR. MAY. JUN. JUL. AGO. SEP. También se debe a una intensa actividad de fusiones entre las compañías del sector. Y no hay que olvidar que las valoraciones en la mayoría de los casos siguen siendo atractivas. Sin embargo, es la capacidad de este mercado para descorrelacionar las carteras (esto es, mantener un comportamiento diferente al de la tónica general de los mercados) lo que más llama la atención del inversor. Como apunta Peter Königbauer, gestor de Pionner, tradicionalmente, las materias primas se han comportado bien en periodos de debilidad de los mercados de renta variable y de bonos A medio plazo son un complemento que puede ayudar a suavizar las fluctuaciones típicas de los mercados añade este experto. Un mercado dinámico ra Yon Elosegui, responsable de Carmignac Gestion en España. Bajo este punto de vista, una cartera bien diversificada debería tener entre un 5 y un 10 en estos activos. Invertir en commodities puede ser apropiado para cualquier inversor. Pero el nivel de exposi- emergentes. Y esta tendencia seguirá generando oportunidades. El mayor motor es China, que, entre otras cosas, tiene proyectada la creación de más de 100 ciudades, con lo que ello supone en lo relativo a carreteras, electricidad, etc. des como Sociétè Generale, Renta 4 o Interdin. Todos son aptos para el inversor minorista, aunque éste debe informarse bien antes de elegir, porque hay productos con alto riesgo. Las materias primas son un complemento que puede ayudar a suavizar las fluctuaciones de la renta variable No todos los productos cotizan al mismo nivel: el plomo ha subido un 86 este año, pero el cobre sólo un 15 ción variará en función del grado de aversión al riesgo de cada inversor. El comportamiento de las materias primas cada vez es menos coyuntural y está más ligado al crecimiento de los países Ligado a los emergentes Para un inversor particular, acceder directamente a los grandes mercados de materias primas, que funcionan a través de contratos de opciones y futuros, es complicado. Lo que sí existen son productos derivados sobre materias primas comercializados en España por entida- Básicamente, podemos hablar de cuatro grupos de inversión: el energético, el de los metales básicos, el de los preciosos y el de los soft commodities (incluiría productos agrícolas) La producción de biocombustibles, por ejemplo, ha hecho subir mucho el precio del azúcar y del maíz. Podemos hablar de fertilizantes, a los que se augura potencial. Lo importante es saber que no todas las materias primas se comportan de la misma manera (mientras el plomo sube un 86 este año y el cobre un 35, el aluminio se deja más de un 15 ni tienen el mismo grado de correlación con los diferentes mercados. Del oro al fertilizante Las opciones de inversión son muy amplias: acciones, fondos, incluso derivados... La clave está en elegir el adecuado. Es cierto que las materias primas siempre han tenido una imagen de riesgo, porque se consideran cíclicas y volátiles. Pero lo que no debe olvidar el inversor es que, al final, lo que hay que medir es la volatilidad de la cartera en su conjunto. Si un activo aporta descorrelación al conjunto de la cartera, como es el caso de las materias primas, se reducen el riesgo y la volatilidad asegu- Medir su volatilidad Un mercado con larga historia El origen de los mercados de materias primas se remonta a mediados del siglo XIX. En Estados Unidos, las cosechas de cereales que llegaban a los mercados centrales (el de Chicago era y sigue siendo uno de los más importantes) inundaban los silos para presionar a la baja los precios. Agricultores y fabricantes acabaron poniéndose de acuerdo para entregar la mercancía a una fecha y a un precio fijado de antemano, creando un mercado de derivados. El primero de ellos fue el CBOT (Chicago Board of Trade) fundado en 1848, y que hoy sigue siendo el más importante lugar de encuentro de materias primas del mundo. No en vano, se negocian 50 contratos de futuros y opciones: desde metales preciosos (sobre todo el oro y la plata) hasta productos agrícolas (maíz, avena, arroz, soja, trigo, incluso etanol) El otro gran bazar es el London Metal Exchange (LME) con más de 130 años de historia y, hoy el mayor mercado del mundo de metales no férreos. Ofrece futuros y opciones sobre el aluminio, el cobre, el níquel, el zinc, el estaño y el plomo, y desde 2005 sobre algunos plásticos.