Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 OPINIÓN DOMINGO 30 s 9 s 2007 ABC AD LIBITUM CARRERA DE PROVERBIOS MORALES DESLEALTADES IRAK A impudicia que exhiben muchos de los líderes nacionalistas, en flagrante deslealtad con la norma constitucional que les ha llevado al poder, no es nueva en la Historia de España. Lo nuevo está en la impunidad con la que operan y que, sostenida en el tiempo, va afirmando su temeridad soberanista. Lo raro no es que un personaje como Juan José Ibarretxe insista en su prolongada carrera de provocaciones al Estado en que se incluye y desacatos a la Constitución y al Estatuto de los que arranca la legitimidad de su Gobierno. Lo sorprendente es que no le pase nada, que el Gobierno del Reino de España M. MARTÍN mire hacia otro lado y suFERRAND surre, entre acomplejado e incapaz, la más demoledora de todas las teorías de la prudencia, la del mal menor. Cuando alguien, cualquiera, actúa fuera de la Ley- -trátese de un inmigrante sin papeles o de un cacique separatista- sólo hay un camino posible que no quiebre los supuestos del Estado de Derecho y, lo que es también importante, del sentido común: conducir al infractor ante el juez correspondiente y esperar- -sentados en el caso español- -a que la máquina de la Justicia se ponga en movimiento y actúe en consecuencia. Todo lo demás no es que no sea democrático, es que sólo produce caos, incertidumbre y males mayores. La clave está en la lealtad frente a sus electores de quienes gobiernan y junto a quienes, con mayor rango, representan los poderes del Estado. Como enseña Salvador de Madariaga, vale más un error leal que la verdad desleal En su propia y desleal mentira están instalados quienes, desde el separatismo activo o su cooperación consentidora, no dejan de producir un ruido que frena nuestra posibilidad colectiva en el camino del progreso y enflaquecen nuestra democracia. José Luis Rodríguez Zapatero es, en eso, un verdadero campeón. No contento con su complicidad con las fuerzas centrífugas que perturban nuestro horizonte, trata de internacionalizar su ejercicio de discordia diferencial y olvido de los compromisos que tiene adquiridos. Sabido es por todos, sospecho que incluso por Miguel Ángel Moratinos, que las relaciones de Rusia con la Unión Europea no son las deseables y que hay en ellas, especialmente en los capítulos del intercambio comercial, más divergencias de las que aconseja la buena vecindad. Zapatero, el líder que es capaz de conversar con George W. Bush durante cuatro segundos, se fue a pasar el fin de semana con Vladimir Putin al balneario de Sochi, el confortable refugio de la vieja nomenclatura soviética, y aprovechó el viaje para, bilateralmente, desmarcarse de las líneas de actuación de la UE. Ignoro con qué beneficios para España. Quien no se ejercita en la práctica de la lealtad, ¿puede exhibir alguna autoridad para reclamársela a quien debe hacerlo? Cuando la solución teórica se convierte en parte del problema, éste se vuelve irresoluble. Es nuestro caso. L mofascistas habrían respetado el fascismo laico de SaOSTIENE mi amigo Fernando Savater que la indam Hussein? Tanto como respetaron a la autoridad patervención en Irak no fue la ocasión más afortunalestina. Los atentados del 11 de septiembre de 2001 fueron da que pudo encontrar el PP para discrepar con el su declaración de guerra al mundo: a las democracias liVaticano, y a mí, qué le vamos a hacer, sigue pareciéndoberales, pero también a los regímenes nacionalistas y a me que no fue la más feliz que pudo encontrar Fernando las oligarquías feudales de los países islámicos. ¿A topara coincidir por una vez con Juan Pablo II (y, de paso, dos? Bueno, la Siria nacionalista (y oligárquica) de Asad con Rodríguez Zapatero) Aclaro que, en lo referente a se ha librado de la quema como se libran los estados títetal coincidencia, jamás tuve dudas acerca de la nobleza res: desestabilizando el Líbano, hostigando a Isde principios de Savater, la grandeza humana rael a través de milicias subalternas y convirdel Papa o el estúpido oportunismo de Rodrítiéndose en el corredor de las fuerzas de refresco guez. Genios, santos, cretinos y miserables puepara el terrorismo islamista en Irak, pero es una den equivocarse conjuntamente (o acertar) en fruta podrida y caerá y, más temprano que tarde, materia de política o de su continuación por se convertirá en otra Gaza, pese a su cacareada otros medios. pluralidad religiosa. Nunca olvidaré el discurso Savater sostiene lo que sostiene porque cree antisemita y los cantos de alabanza a Bin Laden que cuatro años de guerra interminable avalan con que me dio la bienvenida a su país (en la emsu pacifismo de entonces y condenan retrospecJON bajada española de Damasco y cuando aún no hativamente el intervencionismo de Aznar, y yo JUARISTI bían transcurrido cien días desde el 11- S) un nocreo que ni lo uno ni lo otro. Si Bush y sus aliatorio intelectual del régimen, nacionalista y, por cierto, dos se hubiesen limitado a amagar, la situación hoy en cristiano. Un tipo siniestro muy representativo, en cualIrak no sería mucho mejor. Para empezar, no quedaría quier caso, del Baaz sirio tan caro a Moratinos. un kurdo vivo. Conviene recordar que los kurdos se haMientras el Ministro español de Asuntos Exteriores bían echado al monte antes de que el primer soldado fungía de recadero de Asad para asestar a Israel, ONU americano pisase territorio iraquí. La inhibición de los mediante, otra puñalada trapera (la fuerza de la costumaliados habría implicado, de entrada, la consumación bre) alguien, en alguna oficina del ministerio que tan de un genocidio que Sadam Hussein había puesto en atinada y brillantemente dirige, se entretenía en filtrar marcha después de la Guerra del Golfo. Especular con a la prensa adicta el acta de una conversación de febrero una más que posible represión sangrienta de la oposide 2003 entre Aznar y Bush. Una vez pregunté a Aznar si ción chiíta quizá sería incurrir en ese género literario no le preocupaban sus enemigos. Me preocupan más conocido por historia virtual, pero el destino de los kurlos aduladores me contestó con esa locuacidad inagodos no era asunto de especulación. Su insurrección se table que lo caracteriza. En consecuencia, y para no añahabía producido a la desesperada, cuando la ofensiva dirle preocupaciones, voy a callarme lo que he pensado americana y británica no constituía aún una certeza. Si de él tras la lectura del acta susodicha. Otros son quieacaso, una promesa, y los kurdos tenían motivos sobranes deberían preocuparse por las iniciativas de sus leados para no fiarse de ese tipo de promesas. les, porque quizá la filtración haya perseguido distraer Pero, por supuesto, no voy a agarrarme a los kurdos la atención de la espectacular entrevista neoyorquina como coartada humanitaria para justificar una interde Rodríguez y Bush, pero el texto filtrado, más que al olvención irreprochable. ¿Alguien puede pensar, desde el vido del presente, invita a la comparación. ¿No será el presente, que sin los ejércitos aliados en Afganistán e filtrador un infiltrado? Irak la región sería hoy una balsa de aceite? ¿Que los isla- S