Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sábado 29 de Septiembre de 2007 Editado por Diario ABC, S. L. Juan Ignacio Luca de Tena 7. 28027 Madrid. Teléfono: 913399000. Publicidad: 902334556. Suscripciones: 901334554. Atención al cliente: 902334555 Diario ABC, S. L. Madrid 2007. Prohibida la reproducción total o parcial sin el permiso previo y expreso de la sociedad editora. Número 33.526. Depósito Legal: M- 13- 58. Apartado de Correos 43, Madrid Precios de ABC en el extranjero. Alemania: 2,05 Bélgica: 2,00 Estados Unidos: 2,50 USD. Francia: 2,05 Irlanda: 2,10 Italia: 1,75 Holanda: 2,00 Portugal: 1,35 Reino Unido: 1,20 LE. Suiza: 3.40 CHF. Marruecos. 16 Dh. DESDE MI BUHARDILLA Laura Campmany LO QUE QUIEREN D Sarkozy sale del Elíseo con unas carpetas y la carta de la polémica en primer plano AFP Objetivo indiscreto Una supuesta carta de amor dirigida al presidente galo, Nicolás Sarkozy, se ha convertido en centro de atención en Francia. La misiva vuelve a reflejar la difícil relación del mandatario con los medios POR FRANCISCO DE ANDRÉS a hiperactividad del presidente francés puede haberle jugado una mala pasada. El objetivo indiscreto de un periodista captó hace días la hoja manuscrita que Nicolas Sarkozy llevaba sobre un montón de documentos de trabajo a la salida de una renión de Gabinete, en la que se podían leer unas frases de amor supuestamente dirigidas al portador. La revelación de Le Parisien disparó ayer los rumores sobre una posible amante de Sarkozy, y provocó una fulminante reacción del portavoz del Gobierno francés para desmentir los extremos más picantes del caso. Tengo la impresión de que no te veo desde hace una eternidad y te echo mucho de menos Espero verte la semana que viene o el fin de semana siguiente. Millones de besitos (esta última palabra en castellano en el original) se podía leer en la misiva. El portavoz del Gobierno afirmó que la carta iba en realidad dirigida a la primera dama, Cecilia Sarkozy. La autora, dijo, es Isabelle Balkony, una política conservadora amiga de Sarkozy y también de su mujer. Para apuntalar la tesis oficial, la propia Balkany declaró a Le Parisien Me reí mucho cuando me di cuenta del alboroto que desató mi carta Los blogs franceses encontraron ayer pasto abundante para un ejército de pirómanos anónimos. Pero lo cierto es que Sarkozy puso algunos interrogantes en bandeja. No se entiende por qué llevaba el presidente una carta personal dirigida a su mujer encima de sus papeles de trabajo a la salida de una reunión de Gabinete. Eso no lo sé se limitó a responder ayer el portavoz del Gobierno. Tampoco está claro por qué no se publicó el caso de cotilleo de alto standing en la revista sensacionalista Choc que disponía de todos los detalles para su último número. No conocíamos la identidad del autor de la carta se limitó a decir el jefe de redacción del semanario, Christophe d Antonio, para justificar la autocensura. Se da la circunstancia de que Choc pertenece al grupo Lagardère, cuyo propietario es amigo íntimo de Sarkozy. Sí, el mismo al que pertenece el Journal du Dimanche que decidió retirar un artículo en el que se contaba que Cecilia Sarkozy no había acudido a votar en las presidenciales. Y el mismo del que también es propiedad Paris Match la revista que retocó hace poco la silueta del presidente en una foto para disimular unos michelines inapropiados en un héroe del Elíseo. Sarkozy vive para su ambición como jefe de Estado, y para las cámaras. Un poco más de pudor, de retenue ante la luz y los taquígrafos, no estaría de más en su batería de talentos humanos y políticos. L IGO yo que esos concejales de Humilladero que han propuesto abrir un proceso constituyente que nos traiga- -Dios nos ampare- -la Tercera República, no serán tan ingenuos como para creer que lo que España necesita en sus presentes circunstancias para avanzar por la diritta via de la prosperidad y las libertades es dejar de ser una monarquía. Un Rey de los de ahora no interviene en las leyes, ni hace los presupuestos, ni quita ni regala. Sólo nos representa, como si fuera poco. Solamente nos une, como si fuera nada. Los señores de Entesa, por su parte, con ese nombre suyo de empresa para el lucro, no pueden ignorar que bajo la corona brilla la última llave de nuestro Reino unido. No es que quieran ahorrar en protocolo, ni crean en el sistema americano, ni sueñen con un trono en el Elíseo, ni encuentren anticuado besar una bandera, ni quieran darle un sesgo civil a nuestro Estado. Lo que quieren, sospecho, es limpiar el camino hacia esos horizontes que ni siquiera ocultan. Primero, la República, y luego sus pedazos. En cuanto a Zapatero, no es que sea partidario de hacer la vista gorda. No es que, frente al acoso, se sienta desbordado o impotente. Lo que ocurre, si yo no me equivoco, es que antes que estadista, antes que presidente del gobierno, antes que secretario de un partido, quizás antes, incluso, que leonés o español, es, en su corazón, republicano. Debió haberlo advertido en su mustio programa. Que esto es lo que quería. Y en cuanto a esos sujetos que hoy ocupan la calle con odios de otros tiempos y gritos incendiarios, sospecho que no quieren ni verdad ni justicia. Lo que quieren, me temo, es otra guerra, para darse el gustazo de ganarla. Los fines de semana a lo La revista más leída, cada domingo con al. com abc. xlseman