Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 CULTURAyESPECTÁCULOS SÁBADO 29 s 9 s 2007 ABC Somoza, premio de Novela Ciudad de Torrevieja con La llave del abismo RAQUEL RINCÓN ALICANTE. El escritor José Carlos Somoza, de origen cubano, fue proclamado ayer ganador de la VI edición del Premio de Novela Ciudad de Torrevieja- -dotado con 360.000 euros y organizado por Plaza Janés- -con la obra La Llave del abismo Tras el éxito de novelas como Dafne desvanecida -finalista del premio Nadal de 2000- -o Clara y la Penumbra -premio Fernando Lara 2001- la obra galardonada, presentada bajo el pseudónimo de Bruno Peña, recrea un thriller de ambiente futurista en el que las técnicas narrativas van desde los juegos de rol hasta las clásicas novelas de aventuras. El autor apuesta por la innovación y el juego a través del trepidante viaje de un personaje por los entresijos de la fe y una reflexión moderna de lo que significa matar en nombre de las creencias religiosas. Por su parte, el escritor onubense Juan Cobos Wilkins fue elegido finalista con una dotación de 125.000 euros por El mar invisible un retrato de la existencia de homosexuales en las cárceles franquistas a través de un personaje que por su condición empieza una lucha a favor de la democracia y de las libertades sociales. La entrega del galardón, a la que asistieron representantes del mundo de la política, la comunicación y la literatura, como el director general del Libro, Rogelio Blanco, la periodista Reyes Monforte o figuras literarias como Jorge Bucay, Idelfonso Falcones o Fernando Marías, supuso la consolidación de un premio que ya han obtenido prestigiosos escritores como Javier Reverte, Zoe Valdés, J. J. Armas Marcelo- -que asistió anoche como componente del jurado- César Vidal y Jorge Bucay. El premio de novela de la ciudad alicantina- -el segundo en dotación económica tras el Planeta- -se ha convertido en un referente cultural fundamental más allá de nuestras fronteras, pues de los 423 manuscritos que se presentaron a concurso, muchos de ellos precedían de autores iberoamericanos. Este año se ha producido un descenso de las novelas históricas frente a otras en las que el componente futurista e incluso fantástico constituían la clave. Más allá de temáticas, lo cierto es que el azul del Mediterráneo de Torrevieja reflejó ayer, un año más, una iniciativa por la cultura que supone una guinda de lujo para la rentrée literaria. Como Rebus, puedo decir cosas malas de Bono y de Bob Geldof Ian Rankin s Escritor El escritor escocés, creador del detective John Rebus, participa en Hay Festival Segovia. En noviembre publicará en España la última entrega, Nombrar a los muertos (RBA) TEXTO: ISABEL JIMENO FOTO: ANTONIO TANARRO -Todo el libro transcurre en julio de 2005. Coincide con la semana de la celebración de la reunión del G 8 en Escocia. Me gustó y me pareció interesante cómo podía ser una investigación policial mientras todo esto estaba pasando. ¿Qué nos depara el detective Rebus en su próximo libro? ¿No le da miedo no obtener el respaldo del público cuando no esté con usted Rebus? Ian Rankin, ayer en Segovia -Es muy interesante que los políticos lean mis libros porque creo que muchos libros tienen un subtexto político. A los políticos les gustas las novelas de crímenes, como a la mayoría de la gente. tan porque a muchos querrían ser inteligentes como mis personajes. También tengo la posibilidad de decir cosas malas de Bono, Bob Geldof, las estrellas de rock que están muy implicados a las causas solidarias, que como Ian no lo puedo decir, pero Rebus, sí. Es mister Hide. ¿Qué ha temido más, acabar con Rebus y no encontrar otro personaje o que se le agotasen las ideas para el detective? -Espero que no. Los lectores saben que los libros pasan en tiempo real. Al principio, Rebus tenía 40 años y ahora tiene 60, es el momento de jubilarse. ¿No teme ayudarles? Presencia iberoamericana -Espero que sean más que novelas policíacas. Me interesa mucho el género porque me interesan los problemas que tenemos en la sociedad: la política, la corrupción... Y es muy fácil escribir sobre estos temas en una novela policíaca. -Tengo muchos. Estoy haciendo un cómic, he escrito una historia para el New York Times que se va a hacer una novela y también hago letras de canciones. Es mucho. -Sí. Cuando con 12 ó 13 años, quería ser estrella de rock y hacer cómics, y 35 años más tarde estoy haciendo cómics. -Sus libros hablan de la realidad social y la condición humana, ¿le molesta que las clasifiquen sólo como novelas policíacas? -No es miedo. Tengo la oportunidad de escribir cosas nuevas sin Rebus. Pero que no sea policía no significa que no esté. Su colega es demasiado joven y seguro que son amigos. -También tiene muchos lectores entre la policía de Edimburgo y los presos. -A muchos policías les gustan mis libros porque en ellos está el ideal del policía en el que pueden explorar el caso entero, en la realidad no sucede así, no suelen estar al principio y al final. A los criminales les gus- -Como hace Rebus con sus casos, ¿a usted ese personaje le permite olvidar parte de su vida y escapar de sus problemas? -Es como un saco al que golpear para desahogarme. Cualquier problema que tengo en la vida se lo doy. Para mí los libros son muy terapéuticos. -No. No es posible organizar un crimen igual fuera de uno de mis libros. Y si lo haces, Rebus te cojerá (ríe) ¿Y que deja de usted en sus personajes? -Rebus tiene el mismo sentido del humor, el mismo interés por la música y un carácter solitario. Como Cafferty tengo mucho dinero y no lo he conseguido por un trabajo duro. El más parecido es Boon, un joven educado en la universidad, en la política liberal y que tiene un buen gusto musical. -Mick Jagger, Peet Ansen... A las estrellas de rock y a los escritores de cómic, los directores de cine como Tarantino... A la gente que se divierte con su profesión. ¿A quién le gustaría parecerse? Shafak: Es un error pensar que todas las mujeres cubiertas son oprimidas I. J. Las mujeres musulmanas nos son víctimas afirmó ayer Elif Shafak, la escritora de origen turco para quien es un error hablar de un solo Islam, ya que existen muchas culturas musulmanas que hacen una interpretación diferente del Corán, subrayó Shafak durante su intervención, junto a la escritora y periodista Maureen Freely, sobre La mujer musulmana, sufismo y literatura en el marco de Hay Festival, con el que colabora Casa Árabe Es un error pensar que todas las mujeres cubiertas son oprimidas insistió la autora, para quien existen muchos motivos para taparse el pelo en los países islámicos. La política, la religión, la comodidad y hasta el recato y la modestia fueron algunas razones de Shafak para que las musulmanas lo hagan. Abogó por estrechar lazos con España, donde sus libros no han sido traducidos y se confesó partidaria de que Turquía entre en la UE, algo que tendría efectos beneficiosos a nivel mundial ya que es el único país que ha demostrado que el Islam y las democracias occidentales pueden coexistir. ¿Ya tiene pensado el próximo proyecto? -Retoma un poco sus orígenes de cómic y música. ¿Qué se siente al saber que sus obras las lee el primer ministro británico, Gordon Brown? -Escribo porque no puedo hacer otra cosa. Es una suerte que no pueda ser médico. Como a muchos escritores de crímenes, me encantaría ser estrella de rock, pero no tengo paciencia para aprender a tocar un instrumento. Soy muy feliz siendo escritor, cuando tenía ocho años, quería ser escritor y he tardado cuarenta años en llegar donde estoy ahora. -Con su amplia trayectoria profesional con oficios tan variados como recolector de uva, recaudador de impuestos, ¿qué le gustaría ser de no ser escritor?