Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 29- -9- -2007 Bob Dylan publica un gran recopilatorio cuyo contenido han decidido sus fans 75 Caballero Bonald: La poesía me libera de manías persecutorias Publica Summa vitae antología de su obra poética realizada por Genaro Talens TULIO DEMICHELI MADRID. El poeta y ensayista Genero Talens, al presentar ayer junto con su editor, Nicanor Vélez, esta antología, afirmó que José Manuel Caballero Bonald, aunque se le conozca más como novelista, también ha sido, en segundo lugar, un excelente narrador. Cuando se aborda la obra de un poeta que a la vez es narrador, sus poemas parecen formar parte de la arena que se le cayó en las orillas. Pero él, antes que narrador, es poeta que traduce a relato lo que antes está con más fuerza en sus poemas Luego, Talens subrayó que se trata de un miembro excéntrico de la Generación del medio siglo por varias razones. En primer lugar, por sus peculiaridades formales, pues Caballero Bonald es más gongorino que quevediano esta más cercano de la arborescencia hispanoamericana que de la sequedad castellana Todo lo cual le convierte en el menos realista de sus miembros En segundo lugar, por su manera de entender el compromiso. Para él, hacer política con la poesía no es decirlo, sino intentar cambiar los modos de percepción del mundo. También se habla de su perfección formal cuando lo importante es su capacidad para nombrar las cosas de forma nueva. Así, lo original de su poesía- -precisó más adelante- -no es que esté radicalmente comprometida con su tiempo, sino que ha convertido todo eso en un objeto de orfebre, capaz de ser tocado por la sensibilidad En tercer lugar, por su concepción. Para definir la poética que hay detrás de un poema, él recomienda ponerlo en prosa; todo lo que se queda fuera es poesía. Además, Caballero es uno de los pocos poetas españoles que han escrito poemas en prosa, lo cual es la prueba del algodón de la poesía Por último, Talens situó al autor entre varios poetas de su generación, también excéntri- Summa vitae Antología poética de José Manuel Caballero Bonald con poemas de Las adivinaciones (1952) Memorias de poco tiempo (1954) Anteo (1956) Las horas muertas (1959) Pliegos de cordel (1963) Descrédito del héroe (1977) Laberinto de fortuna (1984) Diario deArgónida (1997) y Manual de infractores (2005) Editorial: Galaxia Gutenberg Círculo de Lectores, 334 p. Selección y prólogo: Jenaro Talens Eduardo Jordá Poeta EL ORIGEN uizá es el cuadro más sensual que se ha pintado nunca (y cuando digo sensual digo también pornográfico y delicado, todo a la vez, y ahí está el milagro) una mujer desnuda, con las piernas abiertas y un pezón erecto, vista a la altura de la cintura y en una actitud que sólo es posible en alguien que acaba de Q hacer el amor y ha resultado muy gratificada por la experiencia. El cuerpo está en reposo, pero todavía conserva las huellas de algo que sólo podemos definir como un éxtasis carnal. La carne todavía tiembla, y por alguna razón, ese cuadro nos hace creer que esa carne es imperecedera. Ahí, intacta, todavía sacudida por un dulce temblor, no podrá ser alcanzada por la decrepitud ni por la muerte. Está a salvo, más allá de toda amenaza, aunque sólo sea un cuerpo tendido sobre unas sábanas sucias en el estudio de un pintor. Gustave Courbet pintó ese cuadro en 1866 y lo llamó El origen del mundo uno de los mejores títulos que uno pueda imaginar. Se dice que la modelo fue una irlandesa pelirroja (sí, ya lo sé, en este detalle hay una contradicción fácil de detectar) llamada Joanna Hiffernan, que también fue amante del pintor Whistler, aquel que acuñó la célebre frase: El arte sucede Su último poseedor fue el psicoanalista Jacques Lacan, autor de algunas las más elaboradas patrañas intelectuales del siglo XX. El arte sucede decía Whistler, que fue amante de Joanna Hiffernan y que la vio tendida en su cama y que supo que no era ninguna patraña y que luego se peleó con Courbet cuando ella se convirtió- -si la historia es cierta- -en la modelo del cuadro. El arte sucede, sí. Y es el origen del mundo. cos, con los que rara vez se le relaciona: Claudio Rodríguez Antonio Gamoneda y José Ángel Valente. Los dos últimos, también han escrito grandes poemas en prosa El escritor jerezano estuvo de acuerdo con su presentador lo mismo en su ascendencia poética que en su situación dentro del grupo generacional. Vengo de la estirpe gongorina. Y Góngora no era un espejo para mis compañeros- -dijo, aludiendo a Ángel González, José Agustín Goytisolo o Jaime Gil de Biedma- que eran de una línea más realista. Nos unía, eso sí, el enfrentamiento con el Estado y la lucha clandestina En esa línea coincidente, saludó la vinculación hecha con Rodríguez, Valente y Gamoneda, y también concedió que se sentía muy ligado a narradores hispanoamericanos como Onetti, Rulfo, Carpentier y Lezama; y a poetas como Octavio Paz, José Emilio Pacheco y Juan Gelman Tras señalar que ya anunció hace años que había abandonado la novela, también aseguró que no escribirá el tercer volumen de sus memorias. Por último, concluyó haciendo una profesión de fe: La poesía tiene algo salvador y curativo. A mí me libera de manías persecutorias y enriquece la sensibilidad del lector