Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 29 s 9 s 2007 MADRID 51 La pareja de pandas se estrenó ayer en el Zoo ante más de mil visitantes El macho no paró de jugar, mientras que la hembra, mas tímida, no salió del cobijo MABEL AMADO MADRID. Entra y sale de su casa, cruza por los troncos, salta y se sube a la plataforma. A veces, incluso, asombra con sus volteretas dignas de un acróbata. El panda Bing Xing (Estrella de hielo) hizo las delicias de grandes y pequeños en su primer día de exhibición pública en el Zoo Aquarium de Madrid. Y es que desde ayer, los visitantes ya pueden disfrutar contemplando las evoluciones de la pareja de pandas gigantes cedidos por el Gobierno chino y que llegaron a Madrid el pasado 8 de septiembre. Aunque cada uno tiene su casa- -no olvidemos que aún tendrá que pasar un tiempo antes de que puedan compartir cobijo- -ambos animales hicieron las delicias de grandes y pequeños. Entre risas y admiraciones, los visitantes rememoraron ayer el júbilo que reinaba en el Zoo cuando llegó al mundo Chu- lin, el primer panda gigante nacido en cautividad fuera de China. Ahora, gracias a esta nueva pareja, se ha logrado llenar el vacío que dejó Tesoro entre los bambúes cuando murió aquel 29 de abril de 1996. El macho Bing Xing se exhibe ante los primeros visitantes de su nueva casa con muy buen apetito- -come más de 30 kilos diarios de brotes frescos de bambú- no paró de jugar, trepar y dar volteretas durante todo el día para mostrar su temperamento divertido y dinámico. Un carácter algo distinto al de la hembra, Hua Zui Ba (Boca coloreada) una pequeña de cuatro años muy tímida a la que le ha costado algo más la adaptación a su nuevo espacio. Ayer, aunque era reclamada por el público, apenas asomaba su cabeza a través de la puerta y recelaba de los visitantes, que tuvieron que conformarse DANIEL G. LOPEZ Un artista Bing Xing, el macho, con sus siete años recién cumplidos, es todo un artista y ayer quiso exhibirse ante los primeros visitantes de su nueva casa. Ya completamente adaptado al hogar, conociendo su entorno y con las numerosas monadas que les dedicó Bing Xing. Un grato espectáculo que, en un futuro, podría verse ampliado con descendencia. No olvidemos que Parques Reunidos ha elaborado un protocolo para intentar la reproducción de sus dos nuevos inquilinos.