Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 S 6 LOS SÁBADOS DE Musgo, troncos, hongos, hojas de robles, de castaños y de plátanos en la Selva de Irati, en Navarra. Un espectáculo a todo color que me incline por uno o por otro, pero todos me hacen disfrutar ¿Y la mejor manera de hacerlo? Lo mejor es pasear por los jardines del Príncipe en Aranjuez y si además hay niebla, mejor. Pero para apreciar todos los tonos, yo recomendaría disfrutar del espectáculo que nos ofrece la naturaleza en un hayedo o, simplemente, contemplando como cambia de color un acer bajo mi ventana Lleva treinta años de profesion, que estudió en Batres. No cree en un estilo determinado de paisajismo, manda siempre el entorno antes que lo que quieras imponer Entre sus obras públicas figuran centros comerciales, desarrollos de urbanismo en la Costa del Sol y ahora el paisaje del vino, alrededor de varias bodegas. ¿Por qué prefiere el otoño? Porque una vez pasados los tórridos días veraniegos, el otoño con sus últimos días soleados y los primeros fríos que anuncian el invierno, lo hacen ideal para pasear por cualquier lugar con árboles caducos. Choperas castellanas, riberas de ríos y jardines al atardecer son los lugares ideales para disfrutar del otoño ¿Y algún jardín? Sin duda el Jardín de la Isla, en Aranjuez, en cualquier época del año y desde en Arenas de San Pedro, y del Capricho de la Alameda de Osuna, ademas de colaboradora y autora de varios libros sobre jardines españoles. ¿Qué le gusta del otoño? Cuanto más al norte, el colorido es mejor, porque las coníferas no cambian, las dehesas y los olivares lo hacen poco, así que hay que dirigirse a los paisajes de hoja caduca. Pero a mí, personalmente, me gustan los ocres de Castilla, la época de la vendimia (alegoría clásica del otoño) Me gusta el paisaje castellano ya recogido y segado, ese vacío, la nada, el infinito, con esta luz ya más baja que destaca los matices ¿Recomienda algún jardín en especial? Aranjuez y La Granja son cita obligada, sus imponentes árboles de hoja caduca los convierten en un gran espectáculo; más pequeño pero igual de impactante es el jardín de los Botín en Puente de San Miguel, en Cantabria. No es público, pero sí se organizan visitas guiadas. Su trazado y sus ejemplares de gingko biloba o de liriodendron y alguna de sus hayas son realmente impresionantes ¿Y la mejor manera de visitarlos? Aprovechar la luz de estos días, más baja y distinta, y apre (Pasa a la página siguiente) Fernando Valero Artola Hayedo de Montejo, a los pies de Somosierra. Se vuelve amarillo y naranja sólo unos días luego también en ésta ¿Por qué? Se trata con seguridad del mejor jardín que tenemos en Madrid. Su medida escala, tan humana, y el trazado impecable del eje central lo transforman en uno de los jardines europeos más originales. Es modélico La mejor manera de pasearlo es esperar, después de una corta lluvia otoñal, a que salga el sol. Acercarse a Aranjuez, cruzar el puente de la Isla y perderse Historiadora del arte, se ha formado en el mundo del jardín de la mano de su madre, también historiadora, la prestigiosa Carmen Añón. Suyos son multitud de jardines privados, la restauración del palacio del Infante Don Luis Mónica Luengo Añón Todos los paisajistas coinciden en alabar las proporciones de los Jardines de Aranjuez, un lujo de colorido bajo la luz otoñal, sobre todo después de una lluvia rápida