Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
29 9 07 EN PORTADA El jardín del Palacio Real de La Granja, del XVIII, rodeado por una de las masas de árboles de hoja caduca más espectaculares de España y que no hay que perderse Otoño Rutas de los paisajistas (Viene de la página anterior) nos, rastrillando hojas secas, coleccionando castañas o subidos a un árbol. De las manos de su padre, madre o abuela, eso no importa, han aprendido a diferenciar las estaciones en plena naturaleza, a escuchar su música, a palparlas y a olerlas. María Medina, Mónica Luengo, Fernando Valero, Eduardo Mencos y Fernando Caruncho son cinco de nuestros grandes paisajistas en un país que recientemente está reconociendo la importancia de su trabajo. Un país como España, de gran tradición jardinera, antiquísima en realidad, pero que en algún momento la perdió hasta que ellos han recogido el testigo. Entre todos suman más de cien años de experiencias, muchos libros, conferencias y montañas de planos y proyectos de jardines. Sus obras están por todas partes, desde Italia hasta Nueva Zelanda, pero... no les gusta hablar de su trabajo, prefieren pasear. Es la veterana del grupo, con treinta años de profesión. Iba al colegio atravesando el sevillano parque de María Luisa y esto marca, como también lo hizo su padre, arquitecto, del que aprendió La luz baja y pasear pisando hojas, en Aranjuez a valorar la naturaleza y la concepción del espacio. Con cientos de jardines a sus espaldas, en una trayectoria abierta al mundo y a todas las épocas, es obra suya el plan director del jardín del Palacio de La Granja. También es auto- María Medina ra de los jardines de la casa del Príncipe Don Felipe y de Su Majestad el Rey. El que diseñó para el museo Picasso de Málaga fue la llave para colaborar con Richard Rogers Partners para la nueva sede de Abengoa. Le gusta el otoño porque el comienzo del deshoje es el de mayor color y el más espectacular en la naturaleza. Cuando las temperaturas bajan y hay menos horas de luz- -explica- -las hojas dejan de producir clorofila verde para tornarse amarillas o anaranjadas. De hecho, se pueden fabricar otoños si sabemos formar grandes masas arbóreas y hacer que combinen las distintas texturas y colores en función de sus hojas doradas y rojas y de sus frutos ¿Que destacaría? Quizás dos árboles por su despliegue de color en esta época, el Cercidiphyllum japonica (cercidofilo del Japón o árbol de Katsura) pues sus hojas pasan de verdes a amarillas para volverse anaranjadas y terminar totalmente rojas, y el Acer japonicum (arce) que une a sus colores la delicadeza y perfección de sus hojas. Los tonos rojizos de los fresnos y de los mismos arces tienen un proceso que se produce sólo durante el otoño y todavía no está bien estudiado ¿Recomienda algún jardín? Depende de mi estado de ánimo