Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 INTERNACIONAL SÁBADO 29 s 9 s 2007 ABC Croacia, indignada con Serbios y kosovares sólo la leve sentencia por acuerdan volver a sentarse la matanza de Vukovar S. T. LIUBLIANA. Croacia se muestra indignada por la suave sentencia emitida el jueves, por el Tribunal Penal Internacional (TPI) de la ONU, contra los tres oficiales del antiguo Ejército yugoslavo, responsables de la matanza de 264 no serbios en Vukovar, en noviembre de 1991. La opinión pública croata es unánime en calificar de leves, injustas y vergonzosas las condenas a 20 años de cárcel al comandante de las tropas serbias responsable de la matanza, Milan Mrksic; 5 años para su lugar teniente Veselin Sljivancanin y la absolución para el tercer imputado, Miroslav Radic. Penas que la fiscal del TPI, Carla del Ponte considera inaceptables para quienes torturaron y asesinaron a más de 260 personas. A la multitudinaria manifestación en Zagreb, a la que asistieron familiares de las víctimas, hay que añadir la carta que el primer ministro croata, Ivo Sanader, ha enviado la ONU, haciendo presente que esta condena contradice la esencia del TPI Asimismo, el presidente croata, Stipe Mesic, en un mensaje difundido ayer califica de inaceptable e insostenible el veredicto de La Haya y espera que una sentencia de segundo grado, haga justicia El nuevo cara a cara en la ONU no cambia nada s España reitera la postura de la UE, favorable al plan de independencia SIMÓN TECCO CORRESPONSAL LIUBLIANA. En la sede de la ONU en Nueva York se celebró ayer la primera reunión de la segunda ronda de negociaciones entre las delegaciones de los gobiernos de Belgrado y de Pristina sobre el futuro estatus de Kosovo. Las nuevas negociaciones se desarrollan bajo los auspicios de la troika negociadora del Grupo de Contacto, los embajadores Wolfgang Ischinger, de la UE; Frank Wisner, de Estados Unidos, y Ale- ksander Bozan- Harchenk, de Rusia. El resultado de la reunión de ayer fue un acuerdo de principio para renovar la confianza y la colaboración entre ambas partes según informó el representante ruso. quien dijo además que las delegaciones, encabezadas por los presidentes Boris Tadic de Serbia y Fatmir Sejdiu de Kosovo, prometieron abstenerse de todo acto que pueda comprometer la seguridad regional. El nuevo en- cuentro será el 14 de octubre. El magro resultado concuerda con las previsiones de medios diplomáticos, que en vísperas de la reunión sostenían que no se esperaban avances de estos encuentros cara a cara. Ayer no se obtuvo ningún resultado, y sólo la promesa de volverse a reunirse el próximo 14 de octubre en Bruselas, como indicó Ischinger. En las consultas realizadas por la troika negociadora, la semana pasada en Londres, con ambas partes por separado, quedó claro que las posiciones de Belgrado y Pristina son irreconciliables. En esa oportunidad la troika no logró obtener ni siquiera un consenso sobre la agenda que se va a debatir en Nueva York. Belgrado, que se opone terminantemente a la independencia de Kosovo, propuso cinco temas relacionados con el máximo que se encuentra dispuesta a conceder a los albanokosovares: una amplia autonomía de la región, que preserve la soberanía serbia de la región. La delegación de Pristina se manifestó preparada sólo para negociar una declaración de buena vecindad, entre dos estados independientes y agregó que la decisión de declarar la independencia no se discute ni se negocia Por lo tanto, el único éxito de Nueva York es haberlos sentado de nuevo en una misma mesa. Declaración de Nueva York Reproducción de uno de los papeles desclasificados en Londres; en el centro, Hess con Goering y Doenitz en el proceso de Nuremberg AP Nixon se apiadó de Hess, pero no los soviéticos, según documentos británicos ahora desclasificados EMILI J. BLASCO CORRESPONSAL LONDRES. Rudolf Hess, lugarteniente de Hitler en el partido nazi, pudo haber salido de la prisión de Spandau en 1974, justo al cumplir 80 años, si los soviéticos no hubieran bloqueado una tentativa británica que contaba con el apoyo de EE. UU. y Francia. Según documentos secretos desclasificados ahora por los Archivos Nacionales Británicos, Richard Nixon llegó a comprometer su apoyo a salida de Hess de la cárcel por razones humanitarias, aunque sometido a algún tipo de confinamiento, pero Moscú se mostró inflexible. Pravda escribó entonces: La conciencia popular dicta que el lugarteniente de Hitler debe beber su retribución hasta las heces del cáliz Hess perdió la libertad en 1941 tras su enigmático vuelo a Escocia, probablemente sin el conocimiento de Hitler, con el intento de negociar una paz en el frente occidental. El régimen nazi presentaría esa acción como fruto de un arrebato de locura de Hess, pero la historiografía ha rastreado algunos contactos que hicieron creer al jerarca nazi que el Gobierno de Churchill estaba dispuesto a una negociación. No se ha aclarado la implicación real de las autoridades británicas en lo que pudo ser un cebo o un acercamiento real. Apresado entonces, Hess fue condenado a cadena perpetua en los juicios de Núremberg e ingresó en la cárcel de Spandau, junto a Berlín. La muerte o cumplimento de la condena de los demás capitostes nazis le dejaron como único morador de la prisión, vigilado por 32 guardas militares, 20 carceleros y cuatro gobernadores de la penitenciaría (uno por cada una de las potencias vencedoras de la guerra) Hess moriría el 17 de agosto de 1987; se suicidó con un cable eléctrico en el jardín de la prisión a los 93 años. Los negociadores emitieron lo que dieron a llamar la Declaración de Nueva York, en la que repiten que el status quo actual no es sotenible Entre tanto, la UE sostiene estar trabajando para encontrar una solución de consenso entre Belgrado y Pristina, que podría basarse en el antiguo modelo de Hong Kong, pero en este caso un país y dos estados. En relación con esta búsqueda el secretario de Estado español para Asuntos Europeos, Alberto Navarro, declaró ayer en Bruselas que España no romperá la unidad Europea sobre el futuro estatus de Kosovo, aún cuando no se apruebe una resolución del Consejo de Seguridad. Aunque tal unidad no existe en función de los países (Reino Unido, Francia o Alemania son partidarios de la independencia de Kosovo, mientras que Grecia, Chipre, Eslovaquia, Rumania y la República Checa son contrarios) la Unión Europea como tal ya ha respaldado el plan Ahtisaari, que prevé la independencia de Kosovo.