Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 29- -9- -2007 La asamblea constituyente, último paso de Correa para una carta magna a la medida 31 El terror, pueblo a pueblo La brutal represión del Ejército birmano se ha extendido durante años a las tribus de la frontera con Tailandia, en un auténtico genocidio. Tropas de la zona marchan a Rangún para usar idénticos métodos POR P. M. DÍEZ BANGKOK. La crisis de Birmania se nota en la vecina Tailandia y, sobre todo, en el denominado Triángulo del Oro la frontera natural que el río Mekong dibuja entre ambos países y Laos. No en vano, al norte de Tailandia se concentran los refugiados que han huido de la miseria y la represión que imperan en Myanmar. La situación allí es tan desesperada que un senador tailandés, Jon Ungphakorn, la bautizó como el corazón de las tinieblas inspirándose en la novela de Joseph Conrad que, ambientada en el África colonial, retrata la malvada locura a la que puede llegar el ser humano. Y es que se calcula que en esta zona montañosa se esconden medio millón de refugiados internos, fundamentalmente de la etnia karen, que representa al 7 por ciento de los 50 millones de habitantes del país y que viene luchando contra el Ejército birmano desde 1948 para conseguir la independencia de su estado. A ellos hay que sumar los 140.000 que han cruzado a Tailandia escapando de las ofensivas que lanza el Gobierno dentro de la jungla y que viven en los campos de refugiados levantados en la frontera en condiciones lamentables. CHINA INDIA Myitkyinaa Río Thanwin Río Irrawaddy MYANMAR (B I R M A N I A) Pyinmana Lago Inle Pakokku LAOS Golfo de Bengala Yangón (Rangún) Zona más afectada por la represión N Mar de Andamán Dicha reducción es similar a la que provocaron en Camboya los atroces Campos de la Muerte durante el régimen de los Jemeres Rojos que comandaba Pol Pot. Para acabar con este genocidio, la Unión Nacional Karen, la guerrilla más importante de esta tribu, ha anunciado que unirá sus fuerzas a los monjes budistas y a las protestas ciudadanas para derrocar a la Junta militar, que está movilizando a las tropas por todo el país para sofocar el levantamiento. Sin embargo, según informaba ayer la edición digital de la revista The Irrawaddy citando fuentes diplomáticas, en Rangún se podría estar produciendo un inusual movimiento de efectivos debido a las divisiones que habrían surgido ya en el seno de la Junta militar. TAILANDIA REUTERS Birmania, expresó su repulsa por la actuación del Ejército e instó al Gobierno a contenerse y a buscar una solución política Estados Unidos, la Unión Europea y Japón, conmocionados por la muerte de un fotógrafo nipón el jueves, amenazaron con intensificar sus sanciones económicas sobre los generales, que dirigen con puño de hierro este país. Lo único positivo es que el Gobierno ha autorizado la entrada del enviado de la ONU, Ibrahim Gambari, que hoy transmitirá un duro mensaje. Pero estas advertencias no asustarán a la Junta militar birmana, liderada por Than Shwe y encerrada en su búnker de Naypidaw, la nueva capital levantada en plena jungla cerca de Pyinmana. Allí, aislados del mundo y de su propio pueblo, los generales planean su golpe final a la rebelión que amenaza con arrebatarles el poder para instaurar una democracia después de 45 años de dictadura. 0 Km 300 Golfo de Tailandia La primera imagen, obtenida por satélite, muestra una aldea fronteriza con Tailandia el 5 de mayo de 2004, y la segunda, el mismo lugar, devastado y reforestado, el 23 de febrero de 2007 mania es de 106. Ello se debe a que el constante acoso del Ejército ha destruido por completo la precaria red sanitaria en el interior del país, dejando vía libre a graves enfermedades como la malaria y la tuberculosis. En muchos casos, los refugiados sólo cuentan con la asistencia de unos enfermeros mochileros que, arriesgando su vida y caminando por las montañas, reparten medicinas y atienden a los pacientes. Ellos son quienes han descubierto que los combates con los soldados birmanos también han diezmado a la población masculina karen, puesto que en algunos lugares sólo hay 88 hombres por cada cien mujeres. Al parecer, el comandante en jefe del Ejército y número dos del Gobierno, el general Maung Aye, habría discrepado con el hombre fuerte del régimen, el general Than Shwe, por la violenta respuesta ante las manifestaciones pacíficas. Además, Maung Aye tendría previsto reunirse con la principal figura de la oposición, Aung San Suu Kyi, que podría haber sido trasladada de su arresto domiciliario al campo militar de Yemon, a las afueras de Rangún. En agosto de 1988, las protestas democráticas derribaron al general Ne Win, quien gobernaba desde el célebre golpe de Estado de 1962, pero una Junta militar tomó el poder entonces prometiendo unas elecciones libres que, una vez que le fueron adversas, anularon sin contemplaciones en 1990. ¿Se repetirá la historia en Birmania? Discrepancias internas ABC. es Vídeo y galería de fotos de la represión en las calles de Rangún, en abc. es internacional Pero, si no mueren por las balas, las enfermedades acabarán con ellos. Según el informe Emergencia Crónica elaborado por el grupo Sanitarios con Mochila, décadas de guerra civil han hundido a la región a los mismos niveles médicos que Angola, Somalia o Ruanda. De cada mil niños nacidos en los estados orientales Karen, Kayah y Mon, 221 morirán antes de cumplir cinco años, mientras que la media en Bir- Niveles médicos de África Japón no aplicará sanciones por la muerte de su reportero TOKIO. El Gobierno japonés pedirá a Birmania un castigo para los responsables de la muerte del reportero nipón fallecido ayer durante las protestas, pero descarta de momento aplicar sanciones contra ese país, según la agencia local Kyodo, informa Efe. El primer ministro nipón, Yasuo Fukuda, dijo ayer que en este momento las sanciones no son la mejor medida en la misma línea que había apuntado previamente su portavoz. El reportero japonés Kenji Nagai, de 50 años y que trabajaba para la agencia de vídeo nipona APF, grababa ayer con una pequeña vídeocámara las protestas contra la Junta Militar birmana en Rangún cuando fue alcanzado por disparos de los soldados que quisieron dispersar a los manifestantes. Imágenes difundidas ayer mostraban cómo un soldado remataba en el suelo al reportero, después de que éste cayera abatido por un primer disparo. Un alto cargo del Ministerio nipón de Exteriores viajará a Birmania mañana para estudiar las medidas que debe tomar Tokio tras la muerte del reportero gráfico japonés.