Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 29- -9- -2007 Campaña contra la Corona ESPAÑA 19 presento el sentir general de los empresarios madrileños si reafirmo nuestro compromiso con la Monarquía Española y con su labor integradora. Es más, estoy seguro de que este sentir general es ampliable a una inmensa mayoría de madrileños y de españoles que valoran como absolutamente imprescindible la labor de la Casa Real. Frente a las lógicas y legítimas aspiraciones y reivindicaciones políticas o territoriales que en el seno de una democracia como la nuestra se puedan plantear, la Corona de España ha representado los valores que nos unen. Valores que abrazamos al inicio de nuestra transición, como los de libertad, igualdad, solidaridad o tolerancia; que precisamente por poder disfrutarlos todos los días quizá por desgracia algunos no los valoren suficientemente; y gracias a los cuales hemos alcanzado nuestra brillante realidad. Los empresarios, como la mayoría de los hombres y mujeres con sentido común, tenemos como norma de aquellas cosas que funcionan, tratando de solucionar con nuestro esfuerzo, trabajo y aprendizaje diario aquellas que nos gustaría mejorar. Luchamos día a día por mantener e incrementar la rentabilidad y el desarrollo de nuestras empresas y estamos orgullosos del hecho de que cuando creamos valor para nuestras organizaciones impulsamos también la prosperidad y el crecimiento económico de nuestra Comunidad y de nuestro país. Para ello asumimos riesgos y dedicamos muchos esfuerzos, pero cabe destacar que hoy más que nunca, en un mundo donde la economía se basa sobre todo en la confianza, necesitamos para el desarrollo empresarial contar con un marco político, económico e institucional estable y seguro. Este marco, en el cual la Monarquía representa un papel absolutamente fundamental, hasta ahora ha funcionado a la perfección y ha demostrado contar con resortes suficientes para responder a los grandes retos, y con ello ha favorecido la convivencia de todos los españoles. Por ello hoy más que nunca es obligación de todos cuidar y respaldar aquello que funciona para poder seguir disfrutándolo y sobre todo para que así también puedan disfrutar de ello en un futuro las próximas generaciones. Tampoco se dictan medidas contra el otro imputado por la quema de fotos N. C. MADRID. Otros nueve radicales catalanes han sido citados por el juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande- Marlaska para el próximo 4 de octubre tras haber sido identificados por los Mossos d Esquadra. Todos ellos participaron en la manifestación antimonárquica que se celebró en Gerona el pasado sábado como muestra de apoyo a Jaume Roura, imputado un día antes por quemar fotos de Sus Majestades los Reyes, y podrían haber incurrido, como aquél, en un delito de injurias a la Corona. Ante Grande- Marlaska compareció ayer Jordi Ribot, el fotógrafo que se negó a entregar a la Policía autónoma catalana, con el fin de que ésta procediera a las identificaciones, las fotos que realizó en esa manifestación. El juez comunicó a Ribot su obligación de facilitar las imágenes si no quiere incurrir en un delito de desobediencia y éste, que acudió al Juzgado como testigo pero asistido de abogado, se comprometió a darlas a los Mossos. Por otra parte, el juez Santiago Pedraz tomó declaración como imputado a Enric Stern, el segundo encapuchado que intervino en la primera quema de fotos de Don Juan Carlos y Doña Sofía en la capital gerundense. Stern reconoció su participación en los hechos- -que justificó diciendo que los Borbones no han respetado sus derechos -y el juez formalizó la imputación que pesa contra él por injurias a la Corona. Sin embargo, como con Roura, no acordó medidas cautelares pese a que el fiscal había pedido comparecencias quincenales. En apoyo de Stern, una treintena de independentistas radicales se concentró en la Plaza de Colón de Madrid, donde hubo momentos de tensión con algunos jóvenes que les increparon. La Monarquía española ha demostrado contar con resortes suficientes para responder a los grandes retos