Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
100 DEPORTES VIERNES 28 s 9 s 2007 ABC Alonso, contra Hamilton y McLaren El español, lanzado a la conquista de su tercer título, tiene frente a sí la desconfianza mutua con su equipo, la preferencia inglesa de que gane Hamilton y dos puntos de desventaja. El trazado japonés de Fuji regresa después de 30 años al Mundial JOSÉ CARLOS CARABIAS ENVIADO ESPECIAL FUJI (JAPÓN) A este lado del mundo, la sensación de desamparo es improbable. Japón es el arquetipo de la densidad de población. Gente en las calles, en los aeropuertos, en las estaciones de tren, bajo las interminables luces de neón que no cesan en su constante repiqueteo sea cual sea el destino del viajero. En el trayecto de Tokio al circuito de Fuji, con su imponente monte al fondo, nunca hay descanso para la vista: siempre hay ciudades, casas, pueblos, nipones en marea de un lado para otro y luces, siempre luces, destellos incandescentes de día o de noche. En el país del sol naciente, en un trazado que regresa a la Fórmula 1 después de treinta años, sí hay una persona aislada, habituado a esa tendencia tan suya a la soledad. Es Fernando Alonso, La memoria es corta en la Fórmula 1, pero la historia se repite. ¿Quién no recuerda la película del año pasado? ¿Renault contra Alonso? Hace un año, en el duelo con Schumacher en el Lejano Oriente, las especulaciones y el vox populi clamaban en la misma dirección. ¿Cómo va a ayudar Renault al español si se marcha a McLaren? ¿Cómo no va a potenciar a Fisichella, el italiano de la triste figura, que se queda con Briatore? Y el mismo runrún, idénticas percepciones al hilo de la convivencia de un campeón- -Alonso- -con el propietario de su coche. En esta ocasión es McLaren el origen de los desvelos del asturiano, cuyo paso por la escudería inglesa parece tortuoso a tenor de los comentarios y las formas que se aprecian de carrera en carrera. Alonso sólo piensa en válvulas, tornillos y tuercas, según los mensajes que ha lanzado a la atmósfera. Ya hablará, dicen sus asesores, cuando acabe el Mundial. Ya explicará su versión de los hechos sobre la sanción a McLaren por espionaje, su cruce de e- mails con De la Rosa y su papel en esta historia de intriga. De momento, sólo quiere centrar sus neuronas en Hamilton, los dos puntos de ventaja, las reuniones con sus ingenieros y el trazado nipón, primera de las tres finales que le esperan (luego China y Brasil) Pero la temporada viene tan descabalada en McLaren, cargada de tantos latigazos con heridas al aire, que se hace imposible pensar en décimas y milésimas sin obviar las cuestiones de futuro. ¿Quién quiere McLaren que gane el Mundial? La respuesta es conocida hasta en los iglús de Laponia. El elegido es Lewis Hamilton, el protegido de Ron Dennis que ha vinculado su porvenir a su casa madre. Todo lo contrario que Fernando Alonso: en seis meses el idilio del cambio de equipo, de la ilusión por armar otro monoplaza ganador, va a terminar en un calvario de relación, sea cual sea el resultado final. En el país de la hipérbole demográfica, Alonso está solo. Vuelve a sentirse en esa posición, tal y como le gusta proclamar cada vez que alcanza un éxito. Por ahí le llega la fuerza. Rodeado de dificultades, de un mundo de desconfianzas y suspicacias, el asturiano suele dar lo mejor de sí mismo. Alonso se ha colgado el cartel de favorito por encima de presiones, de los mil ojos puestos en su labor y del cisma garantizado en McLaren a la menor sospecha de favoritismo hacia Hamilton. De esta forma, el ovetense ofrece argumentos para consolidar su hegemonía. Está dos puntos por detrás, lleva dos meses remontando sin alcanzar la presa, en su equipo apenas le hablan y salvo su fisioterapeuta personal, Fabri- McLaren ficha a un gurú de la prensa británica como nuevo jefe de comunicación y relaciones públicas La Fórmula 1 trata de volver a la normalidad de las carreras después del escándalo de espionaje UNA CONVIVENCIA TORMENTOSA Alonso y Hamilton han vivido una tormentosa relación en medio año de convivencia en McLaren y nadie se atreve a vaticinar lo que puede suceder en las tres carreras que faltan. El inglés, que ha demostrado solvencia en la pista, está bajo la tutela de Ron Dennis, patrón de la escudería, desde los doce años. El español se queja de que no recibe el trato que merece un campeón 64 del mundo de 58 Fórmula 1 1 70 48 1 58 38 28 18 8 6 1 1 48 50 40 22 22 Hamilton debuta con un podio. Su talento no esconde otra apreciación difundida desde el bando enemigo: el inglés pasa demasiadas horas en el simulador Bahrain 38 Alonso gana y Hamilton es segundo. El británico reclama ante la FIA al considerar que McLaren le perjudicó voluntariamente en la estretagia de los respostajes. La FIA dio la razón a Alonso Abandono 1 Victoria Puntos Hamilton Puntos Alonso 30 14 Australia Malasia España Mónaco Canadá EE. UU. Francia Gran B 1 DECÁLOGO DE FAENAS A ALONSO 2 3 4 5 6 PS I No llega gasolina suficiente al depósito Una fuga de combustible puede provocar fuego Una tuerca puede entrar mal en el buje o salir disparada Rotura del caballete al levantar el coche Neumáticos usados en vez de nuevos Poca presión en los neumáticos