Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 28- -9- -2007 85 La rabia forma parte de la cultura americana Jodie Foster s Actriz, protagonista de La extraña que hay en ti Jodie Foster se ha puesto a las órdenes de Neil Jordan para esta película, situada en Nueva York y que trata de la inseguridad en las grandes ciudades. En Estados Unidos se ha querido ver un tinte político que la actriz niega en esta entrevista TONI GARCÍA ROMA. De niña prodigio a estrella hollywoodiense, la vida de esta actriz norteamericana afincada ya en la madurez personal y profesional, ha transcurrido entre la brillantez de su carrera (con clásicos como Taxi Driver o El silencio de los corderos o) y la opacidad total de su vida privada, un desafío para cualquier famoso que ella ha resuelto con solvencia. Hoy estrena en nuestro país La extraña que hay en ti una vuelta de tuerca al tema del vengador, tan en boga en el cine de los años ochenta. La película ya es número uno en los Estados Unidos, polémica incluida. de repente todo el mundo sintió ese miedo, Y de ese sentimiento, del miedo, no puede surgir nada bueno, no puedes resolverlo o amortiguarlo porque no está basado en la realidad y lo que hemos hecho para resolver la situación ha sido transformarla. -Muchos intentan llevar esta película al terreno de la política e interpretarla desde esa óptica, ¿cómo lo ve usted? -En rabia. Y eso sí que forma parte de la cultura americana. No sabíamos qué hacer con el miedo y teníamos que retomar el control, precisamente porque necesitamos sentirnos poderosos. Creo que esa sí que es una buena metáfora para la película y algo interesante de lo que hablar. -Lo bueno de Nueva York es que es una gran mezcla de culturas... y eso es maravilloso. Cada año veo el memorial que organizan para conmemorar el 11 de septiembre y es increíble escuchar los nombres de las personas que fallecieron ese día, ya que la gran mayoría provienen de diferentes lugares, que no son los Estados Uni- ¿Y en qué la han transformado? ¿Cuál cree que es la clave del cambio radical que sufre en el filme? -Ella está equivocada y aunque se puedan entender sus sentimientos más primarios, sigue tomando decisiones que no son correctas. Por ese motivo, para que ella no deba hacer lo que hace tenemos un sistema de justicia y esperamos que ese sistema funcione. Además, ella sabe que es culpable y quiere ser castigada, ¡se pasa toda la película queriendo ser castigada! sigue diciéndolo y repitiéndolo durante todo el metraje. Y el proceso por el que pasa es mucho peor que el castigo que podría recibir. ¿Qué opina de su personaje en la película? Haciendo lo que ella hace debe de tener algo que decir al respecto... dos. Todo el mundo en Nueva York viene de algún otro sitio, esa mezcla es algo que todos compartimos, y por eso, y de la misma forma compartimos el miedo. -La violencia, por supuesto. ¿Qué le viene a la cabeza cuando oye cosas como que la gente aplaude cada vez que mata usted a alguien? -Sí. Muchos reaccionarían igual que mi personaje pero nunca han tenido la capacidad de hacerlo, así que cuando me ven actuando así se alegran, aunque eso los convierta en monstruos. Yo voy a vivir y tú vas a morir no hay nada más reafirmante para uno mismo que eso, aunque las consecuencias sean terribles. Eso es lo fascinante de esta película. ¿De verdad lo cree así? La violencia lo cambia todo, todo lo que toca. No solo la víctima queda tocada sino que cualquiera que tenga contacto con ella cambia a su vez. No hay salida, porque cuando tomas ese camino no hay marcha atrás. Lo que me gusta de la película y lo que creo que causa problemas al espectador, es su naturaleza a la vez sofisticada y primaria, y aunque puedas mentir lo cierto es que cuando ves que disparo a esos tipos te alegras de que lo haga. ¿Cree que sus conciudadanos comparten esa sensación? ¿Considera usted la violencia una parte indisociable de la cultura estadounidense? -A mí no me interesan los discursos políticos y no tengo ningún interés en construir uno: soy una activista social, no una activista política. Creo que lo bueno de esta película es que habla de sentimientos y de lo que diferencia al ser humano del resto de especies en este planeta; nosotros no tenemos el control total de nuestras emociones porque si fuéramos capaces de hacer tal cosa seríamos robots y no humanos. De eso va la película y no de otra cosa. Del miedo no puede surgir nada bueno, no puedes resolverlo o amortiguarlo porque no está basado en la realidad Esta película habla de sentimientos y de lo que diferencia al ser humano del resto de especies ¿Qué me viene a la cabeza? Que hay cosas peores... Que hay cosas peores que hacer comprender a la audiencia la reacción visceral a algo y darle la capacidad de hablar sobre ello. Es peor fingir y decir a todos que finjan que lo que estamos contando no sucede y que no está ahí. No me molesta sacar este tipo de cosas a la luz, al contrario, creo que si hablamos de ellas tal vez algún día consigamos acabar con ellas, o al menos hacer que mejoren. Más información sobre la película: wwws. warnerbros. es thebraveone Con la película no estamos dando lecciones a nadie A mí me gusta la película. Estoy muy orgulloso de haber participado en este proyecto y muy satisfecho del resultado Lo repite, casi como un mantra, el realizador Neil Jordan, un hombre con peinado de niño travieso y pinta de veterano. Un nombre que aparece y desaparece del panorama cinematográfico con la misma facilidad con la que la protagonista de su película se encuentra con la cara amarga de las calles. Me interesaba mucho el dilema moral de la película: lo sentí cuando leí el guión y creí que podía ser una historia magnífica. Sí, he oído que algunas personas hablan de Charles Bronson, pero me da igual. Creo que he trabajado con dos actores muy diferentes, pero que han encajado a la perfección y que hemos conectado T. G. ABC -Creo que sí, pero no solo es parte de nuestra cultura, sino de muchas otras. No lo sé, pienso que es curioso ver cómo se ha comportado nuestra nación desde los atentados del 11- S. Quizás también pasó después de Vietnam, pero no con esa intensidad... Nosotros podemos ser infantiles incluso tener esa vena kitsch pero después de aquello todo cambió, hubo un despertar general, incluso sabiendo que Nueva York es la ciudad más segura del mundo con el público de una manera muy especial; muy primaria, si quieres llamarlo así El responsable de películas como En compañía de lobos o Juego de lágrimas dijo a ABC en Roma que sé que algunos han dicho que hay que odiar esta película; no entiendo cómo se puede decir ese tipo de cosas. Lo respeto, pero obviamente no lo comparto Cuestionado sobre la perspectiva de la película sobre un asunto tan peliagudo como el de la venganza, el director irlandés recalca su visión: Esta película no pretender ser nada más que un filme comercial, se hizo con este propósito y creo que está cumpliendo los objetivos que nos asignamos. Esta no es una película sobre el control de armas, ni una metáfora sobre la pena de muerte, ni nada parecido. Es una película sobre una persona que es víctima de un hecho terrible y que reacciona de una determinada forma. No estamos dando lecciones a nadie