Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 MADRID VIERNES 28 s 9 s 2007 ABC Polanco, Cisneros, Umbral, Uría y Emma Penella tendrán su calle Un concejal del PP abandonó el pleno para no votar el homenaje al fundador de Prisa SARA MEDIALDEA MADRID. Los grupos políticos en el Ayuntamiento de Madrid aprobaron ayer, por unanimidad, dar a cinco calles o espacios públicos los nombres de Rodrigo Uría, Jesús de Polanco, Gabriel Cisneros, Emma Penella y Francisco Umbral. La decisión no estuvo exenta de polémica: el concejal del PP por Moratalaz, Fernando Martínez Vidal, abandonó el pleno para no apoyar con su voto la decisión de dar el nombre de una vía a Polanco, fundador del grupo Prisa. Como militante del PP desde hace 30 años, no me parecía que con mi voto tuviera que apoyar el poner una calle a una persona que dijo que el PP nunca debería volver al Gobierno de España explicó Martínez Vidal, que fue concejal de Cultura y de Tráfico con José María Álvarez del Manzano y director de Relaciones Externas de Esperanza Aguirre la pasada legislatura autonómica. Rosa León, que ayer renunció al acta de concejal, junto a Pilar Gallego y Pedro Zerolo ello la postura de su grupo. Tras el incidente, bromeaba: Mientras no me pongan la calle en Moratalaz... Es la segunda vez que Martínez Vidal abandona un pleno por no querer secundar una votación: ya lo hizo en julio ante la decisión de dedicar unos jardines a la militante del PCE Mari Luz Nájera. La propuesta de dar nombre a las cinco vías se incluía en un mismo punto del orden del día. Con ello, indicaron fuentes populares, se aseguraban el apoyo del PSOE a la propuesta de calle para Gabriel Cisneros. No es la primera vez que el nombre de una calle desata la polémica. El pasado mandato se propuso dedicarle una vía al escritor y columnista de ABC Jaime Campmany, y PSOE e IU ERNESTO AGUDO No en Moratalaz La salida del pleno de Martínez Vidal levantó un gran revuelo. No obstante, desde el grupo popular no quisieron manifestarse cuando se les preguntó si habrá alguna sanción para el edil por posible indisciplina. El concejal afectado aseguró que el alcalde conocía su intención desde el día antes y que nunca hubiera abandonado el pleno de haber peligrado con votaron en contra. Se da la circunstancia de que, muy poco antes, la Corporación madrileña había aprobado una calle en memoria de Eduardo Haro Tecglen, también escritor y colaborador de El País por unanimidad en aquella ocasión. Uno de los hijos de Campmany, ante la polémica, propuso que ambas vías hicieran esquina, como ejemplo de tolerancia.