Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 28- -9- -2007 ESPAÑA 25 Tras su jubilación, los emigrantes de otras zonas de España se van del País Vasco, pero no de Cataluña adoptar alguna política demográfica que al menos tendiera a consolidar la población de la España interior tendente a su desertización En cuanto a las migraciones de españoles al extranjero, el estudio señala tres periodos fundamentales: los años posteriores a la Primera Guerra Mundial, cuando la emigración fue hacia a América, fundamentalmente; tras la Guerra Civil, con el fenónemo del exilio político- -aunque con una cifra muy inferior a la que se ha especulado durante muchos años- y la década que va de 1955 a 1965, con 964.916 personas que se marcharon en busca de una vida mejor por los motivos ya citados. Por otro lado, durante el siglo XX la población española se ha duplicado (ver gráfico) Actualmente, se registra un incesante descenso de la tasa de na- Migraciones al exterior talidad y la población extranjera ha pasado de ser el 0,3 por ciento en 1900 al 8,5 en 2005. De hecho, la inmigración extranjera de los últimos tiempos es lo que ha permitido que la pirámide de población no se haya venido abajo. Una pirámide cuyos problemas principales en el siglo pasado fueron dos: los efectos de la Guerra Civil, tanto por el menor número de nacimientos como por los muertos, y por la enorme caída de la mortalidad en España a partir de 1980. En esas coordenadas, el crecimiento de la población durante los últimos cien años ha sido muy desigual según las zonas. Así, se ha pasado de 18,6 millones de habitantes en 1900 a los 40,8 millones de personas censadas en 2000; es decir, creció el 112 pero de tal manera que ese crecimiento se produjo sobre todo en Madrid (el 672 Canarias (450 Cataluña (257 País Vasco (253 e Islas Baleares (216 También crecieron por encima del cien por ciento Cantabria (193,3) Valencia (162) Andalucía (108,5) y Murcia (101,5) informa Efe. Zapatero visita a Putin en el peor momento de la relación Rusia- UE La oposición rusa a que la ONU sancione a Birmania choca con la postura española y europea, favorable a una posición más dura RAFAEL M. MAÑUECO CORRESPONSAL MOSCÚ. La visita que hoy realiza al balneario de Sochi, en Rusia, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se produce en el peor momento que se recuerda en las relaciones entre Moscú y la Unión Europea. Zapatero, cuya actuación en la escena internacional no puede decirse que sea precisamente brillante, parece pretender aprovechar la circunstancia para tratar de mejorar la raquítica presencia empresarial española en Rusia. El presidente Vladímir Putin, por su parte, puede tener interés en demostrar que es ventajoso llegar a acuerdos directamente con Rusia sin pasar por Bruselas. Pero los sucesos en Birmania, en donde la brutal represión de las manifestaciones ha tar del país asiático mientras que Moscú considera contraproducente aplicar sanciones o inmiscuirse en sus asuntos internos Contemplando lo que sucede en el patio trasero de Rusia es fácil comprender que quienes mantienen buenas relaciones con el Kremlin son sólo aquellos que hacen la vista gorda a sus continuos abusos en el terreno de la libertad de expresión y los derechos individuales. Hay que dejar también aparcadas las críticas en relación con los desmanes que se cometen habitualmente en Chechenia contra la población civil. No se puede excluir que Zapatero se traiga de Sochi algún importante proyecto energético. De momento, lo único que hay tangible es la conclusión de un acuerdo para la creación de un Foro Civil Hispano- Ruso de diálogo y la firma, estampada ya el pasado lunes en Moscú por el embajador español, Javier Elorza, de un protocolo que eximirá por fin al Instituto Cervantes de Moscú de pagar impuestos en Rusia. Vladimir Putin EPA Más información sobre este tema en: http: www. grupobbva. com causado ya una decena de muertos, pesará como una losa sobre la reunión. España deberá estar alineada con la postura europea de repulsa hacia el sanguinario régimen mili-