Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 ESPAÑA VIERNES 28 s 9 s 2007 ABC ETA ha provocado más exiliados del País Vasco que la Guerra Civil en toda España Al menos 160.000 personas han dejado las Vascongadas, frente a las 120.000 que salieron del país por la contienda A. LARDIÉS MADRID. Pese a las cifras que siempre se han manejado al respecto, los exiliados políticos de tras la Guerra Civil fueron unos 120.000 según el economista y estadista Julio Alcaide, que ayer presentó el amplio estudio Evolución de la población española en el siglo XX publicado por la Fundación BBVA. Se exiliaron gentes de mucha categoría, de reconocimiento mundial, y eso sonaba mucho afirmó Alcaide, que añadió que el millón de personas que se marchó en la posguerra a trabajar en otros países del norte de Europa lo hizo como consecuencia de la mecanización agraria y no por motivos de índole política. Otro dato que aportó Alcaide en la presentación del estudio fue el de las casi 200.000 personas que han abandonado el País Vasco durante el tiempo en que ha existido la banda terrorista ETA. Exactamente, tal y como consta en el volumen I del informe, son 157.417 las personas que se han marchado sólo entre los años 1980 y 2000. Claramente una de las principales causas de ese éxodo ha sido el miedo infundido por ETA, aunque Alcaide matizó que hay otro tipo de motivaciones y que el componente sociológico no se ha tenido en cuenta en el trabajo que ha coordinado. Algo curioso a este respecto, según Alcaide, es comprobar que las personas de otras partes de España que han emigrado al País Vasco se van cuando llega el momento de la jubilación, cosa contraria a lo que ocurre en Cataluña, donde los emigrantes prefieren quedarse también después de los 65. Entre los datos que arroja el informe, que sobre todo pretende poner en orden las cifras estadísticas a lo largo del siglo XX, para que en el futuro los investigadores tengan una información completa y ordenada de los movimientos de población está el de las migraciones que se están produciendo hoy día en España. Y es que la tendencia actual de la población española a ocupar las regiones de la cuenca mediterránea, los dos archipiélagos y las grandes ciudades, sobre todo Madrid, está provocando el despoblamiento de las provincias interiores y rura- EVOLUCIÓN DE LA POBLACIÓN EN ESPAÑA Migraciones internas durante el siglo XX Densidad de la población (1900- 2004) Variación media de España 137,5 De- 400.000 a- 200.000 De- 200.000 a 0 De 0 a 200.000 De- 200.000 a 400.000 De 400.000 a 800.000 Descenso Del 0 al 20 Del 20 al 100 Del 100 al 200 Más del 200 El dato positivo significa inmigración y el dato negativo emigración SALDOS MIGRATORIOS EXTERIORES -600.000- 500.000- 400.000- 300.000- 200.000- 100.000 0 100.000 200.000 -220.021 Inmigrantes a América a principios de siglo- 211.061- 44.981 61.608 -101.872 Exiliados por la Guerra Civil -501.582 Éxodo hacia Europa en busca de trabajo por la 461.285 mecanización agraria -165.794- 66.681- 40.595- 36.663- 19.557 17.212 9.694 ABC 72.557 1910 1920 118.412 1930 42.182 1940 69.445 1950 1960 1970 1980 149.845 1990 2000 les que llegan a registrar cifras de habitantes menores a las de 1900. Lo deseable- -aunque un tanto utópico- -sería para el director del estudio una redistribución de toda la población por todas las provincias, y que éstas tuvieran además un desarrollo industrial similar, para evitar situaciones como la que viven Soria o Teruel, que tienen cifras de población irrisorias y propias de países subdesarrollados A tenor de los datos de las zonas menos pobladas, en el estudio (página 74) se alerta sobre la desertización de buena parte de España: En los 104 años observados, disminuyó la población y, por tanto, bajó su densidad relativa en Teruel, Soria, Zamora, Lugo, Ávila, Cuenca, Orense, Huesca, Palencia y Segovia. Diez provincias del interior peninsular, lo que supone una tendencia preocupante ante el peligro de la práctica desertización de una porción considerable del territorio nacional (108.605 kilómetros cuadrados de la superficie española) Si se tiene en cuenta que el fenómeno inmigratorio de finales del siglo pasado casi no ha incidido en el norte e interior de la Península, las previsiones futuras son muy preocupantes se afirma en el libro. Así, se anima a los políticos a 1900 Desertización Poner en orden las cifras La inmigración extranjera de hoy, una bendición de Dios El constante descenso de la natalidad en España provoca desarreglos demográficos, cuya solución puede ser la inmigración, que, en palabras del director del estudio, Julio Alcaide, está siendo como una bendición de Dios para hacer que la pirámide de población nacional, cada vez más invertida, no se desmorone. La inmigración es una bendición de Dios porque ha corregido la pirámide de población. Sin los inmigrantes, España tendería a desaparecer, pero con ellos surgen los problemas de la integración aseguró Alcaide, quien opinó que éste es el gran reto de los políticos y habrá un problema serio si no se logra que se sientan como españoles La inmigración- un fenóme- no que no tiene equivalente con lo ocurrido en el resto de la historia de España -trae alrededor de un millón de personas cada año a España, pero además esas cifras no son exactas porque los datos que se dan están hechos con el empadronamiento y faltan todos los sin papeles Alcaide hizo mucho hincapié en este asunto y apostó por que se intente evitar la creación de guetos marginales en España y por que se busque la plena integración de todos los extranjeros que vienen. Va a ocurrir en el futuro un problema muy serio si no logramos la integración de los inmigrantes, que se sientan españoles y que no estén sólo los magrebíes con los magrebíes o los chinos con los chinos apostilló Alcaide antes de dar un aviso para navegantes, ya que pese a todo, no toda la inmigración es positiva