Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 28- -9- -2007 Acoso islamista a España El avispero afgano ESPAÑA 23 El intérprete no conoció a su hija La misma mañana que una bomba estallaba al paso de un BMR español en Shewan y mataba a dos soldados y al intérprete afgano conocido como Joaquín la mujer de éste ingresaba en un hospital de Herat para dar a luz a su hija ta, se volvieron a cruzar en su camino. No pudo conocer a su pequeña. Afable, educado, listo, servicial... todo son halagos para este joven de veintiséis años que era el intérprete afgano más veterano de los dos que trabajan con las tropas españolas. Llevaba desde junio de 2005 al servicio de las tropas en Herat. El resto de traductores son ciudadanos españoles de origen iraní que tienen el farsi como lengua materna, un idioma muy próximo al dari que se emplea en Herat. En total, formaban un equipo de ocho personas, ocho piezas imprescindibles para el trabajo de apoyo a la población afgana de la misión. En la base de Herat no le olvidan y sus compañeros están haciendo todo lo posible para que su honor y su familia reciban el trato que se merece. La primera parte ya se ha conseguido al serle otorgada la Cruz del Mérito Militar con distintivo rojo, ahora también quieren que su familia reciba por parte de España la ayuda y cobertura que según todos sus compañeros Joaquín se merece. Trabajas para ellos y ¿aún te consideras musulmán? Esta es la pregunta que muchos amigos le hacían a Farid Khan cuando se enteraban que trabajaba como traductor para las tropas internacionales en la base de Herat. Como Joaquín Farid es uno de los muchos jóvenes educados y con buen nivel de inglés que han visto en la llegada de las tropas españolas e italianas una oportunidad laboral de las que no se encuentran en la ciudad. El trabajo muchas veces no es bien visto, pero no hay otra empresa que te pague de primera seiscientos dólares y puedas llegar incluso a los novecientos. El 99,9 de los jóvenes afganos estamos dispuestos a jugarnos la vida por este trabajo. Yo también he ido en esas misiones a Shewan, no tenemos otra opción señala Farid. La contratación del personal afgano por parte de las tropas españolas es misión de la sección S 5, responsable de las relaciones cívico militares. Los traductores afganos firman un contrato y cada mes reciben su sueldo en metálico. El resto de personal necesario para el mantenimiento y obras de expansión de la base se suele subcontratar a empresas locales. Una de las más importantes es la North America Service Centre (NASC) una empre- Oportunidad laboral Mikel Ayestarán Enviado especial HERAT. La misma mañana que Roohulah Mosavi, conocido como Joaquín viajaba en el convoy de la fuerza de reacción rápida española que se disponía a llevar a cabo una misión en Shewan, su mujer ingresaba en un hospital de Herat para dar a luz. Horas más tarde, una mina explotó bajo el vehículo blindado y Joaquín perdió la vida junto a los soldados Germán Pérez Burgos y Estanley Mera Vera. Los talibanes, a los que ya había conocido durante el régimen islamis- Con veintiséis años, era el más veterano de los que trabajan con las tropas españolas El trabajo muchas veces no está bien visto, pero no hay otra empresa que te pague seiscientos dólares sa logística creada por un empresario afgano para suministrar a las fuerzas internacionales todo lo necesario. Joaquín hablaba un perfecto inglés gracias a que en sus años de estudiante recibió una beca para perfeccionar este idioma en la vecina Pakistán. En los dos últimos años también se había esforzado por aprender español. Donde más notan su falta es en el hospital de la base, el mismo donde su mujer pasaba las revisiones periódicas de cualquier mujer embarazada. Las reuniones con las autoridades locales tampoco serán ya lo mismo, ya que, además de traductor, su origen afgano le convertía en un consejero perfecto para no chocar con alguna de las costumbres locales durante los encuentros oficiales. Las banderas siguen a media asta. Falta un mes para el relevo y el golpe ha sido muy duro, pero el trabajo no se ha interrumpido. Stanley, Germán y Joaquín han dejado la base, pero ahora los ojos están puestos en los otros dos soldados heridos en el atentado. A uno le han amputado la pierna y al otro el pie. Ambos permanecen en la base de Bagram a la espera del visto bueno médico para ser evacuados, pero su vida no corre peligro.