Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA La lucha antiterrorista VIERNES 28 s 9 s 2007 ABC Los dos terroristas, que formaban parte del entonces comando Madrid también colaboraron en los asesinatos de los magistrados Tomás y Valiente y Martínez Emperador y del coronel Cuesta Los etarras Ainhoa Goñi y Juan Antonio Olarra, en un momento del juicio contra ellos celebrado ayer en la Audiencia Nacional POOL El único camino, la cárcel Olarra y Múgica son juzgados por recabar información para el atentado de Vallecas en 1995 s Un testigo, hijo de uno de los seis muertos, dejó claro a los terroristas que no me han doblegado s Los asesinos se besuquearon ante la pasividad del tribunal POR SEGUNDO SANZ MADRID. A escasos meses de cumplirse ya doce años de aquel fatídico 11 de diciembre de 1995, en que ETA segó la vida de seis civiles que trabajaban para la Armada, el recuerdo de tal barbarie en el Puente de Vallecas aún estremece. Los sentimientos de dolor y rabia brotan estos días más si cabe porque en la Audiencia Nacional son sometidos a juicio los dos etarras que recabaron la información para preparar la matanza: Ainhoa Múgica Goñi y Juan Antonio Olarra Guridi. Aunque sigue sin esclarecerse quiénes fueron los autores materiales de los seis asesinatos, los etarras, que han sido entregados temporalmente por Francia para el juicio, formaban parte del sanguinario comando Madrid en la fecha del atentado, así como en los asesinatos posteriores del ex presidente del Tribunal Constitucional Francisco Tomás y Valiente, el teniente coronel Jesús Cuesta Abril y el magistrado del Tribunal Supremo Rafael Martínez Emperador. El fiscal Vicente González pide 1.243 años de prisión para el ex jefe militar de ETA y su lugarteniente Juan Antonio Olarra Guridi y Ainhoa Múgica Goñi, por pertenencia a banda terrorista, seis asesinatos, 44 tentativas- -fue el número de heridos- -y estragos terroristas. La Fiscalía había solicitado en un principio 986 años de prisión para cada uno de los acusados, ateniéndose al Código Penal de 1995. Sin embargo, el Ministerio fiscal optó finalmente por modificar sus conclusiones- -que deberá presentar hoy por escrito a la espera de que el juicio quede visto para sentencia- -para pedir la aplicación del Código Penal de 1973, menos beneficioso que el de 1995, ya que el primero aún estaba vigente en el momento de los hechos. Además, el fiscal señaló que se modificará el escrito inicial para incorporar otras indemnizaciones. Además de la enumeración de los años de cárcel que iban acumulando, los etarras no pudieron tampoco dejar de escuchar el testimonio sobrecogedor de Santiago Esteban, cuyo padre, del mismo nombre y oficial administrativo, murió en el atentado. El testigo relató que por la desaparición de su amigo, confidente y la persona que más quería su hermano tuvo que ser recluido en un hospital psiquiátrico, donde permanece ingresado al sufrir esquizofrenia paranoide Emocionado, dijo no entender cómo los terroristas asesinaron a seis personas que el único delito que habían cometido era haber trabajado duro como electricistas, chapistas o administrativos para sacar adelante a sus familias El triste y desgarrado relato de Santiago abrió las heridas de muchos de los asistentes, víctimas también de la tragedia. Pese a los esfuerzos, no pudieron contener las lágrimas. Santiago continuó su intervención para decirle a los terroristas que no me han podido doblegar, que he seguido luchando por la vida Y añadió con la mirada hacia los banquillos en que se encontraban Olarra y Múgica: El único camino que tenéis, la cárcel En este punto, el presidente del Tribunal, Fernando García Nicolás, tomó la palabra para pedirle a la víctima que no se dirigiera directamente a los etarras. Mientras, los acusados, que son pareja sentimental, tras saludarse con un beso, no dejaron de murmurar durante el juicio, y se negaron a contestar a las preguntas, alegando en vascuence que no daban legitimidad al tribunal para juzgar a militantes de ETA Ibarretxe entra hoy en escena para lanzar su referéndum de autodeterminación M. L. G. F. BILBAO. En un momento político especialmente delicado para cuestionar el marco legal en relación con las autonomías en España, el lendakari Juan José Ibarretxe planteará en el debate de política general que se celebrará hoy en el Parlamento vasco su calendario para desarrollar una serie de iniciativas relacionadas con la pretensión de modificar el Estatuto de autonomía de forma unilateral. Esa reforma recogería el llamado derecho a decidir de los vascos, que serían consultados en referéndum antes de que termine la actual legislatura autonómica, en la primavera de 2009. La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, explicó tras la última reunión del gabinete que Juan José Ibarretxe desgranará las iniciativas políticas que ha diseñado para dar solución a lo que calificó como conflicto vasco mediante el ejercicio del derecho a decidir El empeño del lendakari en seguir adelante con sus planes, previstos inicialmente para ponerse en marcha tras el final del terrorismo etarra y como parte del proceso auspiciado por el presidente Rodríguez Zapatero, ha sacado de la política al presidente de su partido, Josu Jon Imaz, quien en diciembre abandonará la dirección del PNV, tras discrepar con que la consulta se celebre con la banda terrorista ETA en activo. Populares y socialistas advirtieron ayer del riesgo que conlleva el empeño del lendalakari. Según el portavoz del PP Leopoldo Barreda, la socie, dad vasca tendrá ante sí un horizonte de enfrentamiento y división por la opción del presidente de un Gobierno en minoría, dividido, radicalizado y sin ideas de plantear un referéndum ilegal por la independencia. El portavoz del PSE, Rodolfo Ares, consideró que el lendakari comete una terrible equivocación al pensar que va a acabar con el terrorismo porque su propuesta se acerque a las reivindicaciones del mundo del terrorismo