Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 28- -9- -2007 El PSOE e IU pactan guarderías gratis para todos los niños menores de tres años 11 Un informe alerta que incumplir la Ley de Banderas es prevaricar C. DE LA HOZ MADRID. Andoain, gobernada por el PSE, es uno de los ayuntamientos de Guipúzcoa donde no se cumple la Ley de Banderas. Su primer teniente de alcalde, Estanis Amutxastegi, solicitó el pasado día 20 un informe al secretario municipal para saber el margen de maniobra del ayuntamiento ante la moción de los dos concejales del PP, en la que se pide el cumplimiento de la Ley. En dicho informe, al que ha tenido acceso ABC, se afirma sin ambages de que el incumplimiento de la referida Ley, hecha con pleno conocimiento de que está obligado a actuar y sin que exista obstáculo alguno que se lo impida, pudiera ser constitutivo de un presunto delito de prevaricación, en la modalidad de comisión por omisión Es más, señala que de ser sometida la moción del PP a votación del pleno, su mero rechazo, por cuanto lo que hace es recordar el cumplimiento de una Ley, también podría acarrear consecuencias de responsabilidad penal por posible prevaricación y el alcalde se vería obligado a impugnar el rechazo de la moción. Así, sugiere al grupo socialista que respalde la moción. Y ofrece una salida: no incluir en el orden del día el debate y votación de la moción, lo que no exime al alcalde, como garante de la legalidad de cumplir la Ley. Muy distinto de lo que acordó ayer el ayuntamiento de Bilbao, que con la abstención del PSE, sólo hará ondear la bandera nacional en su Día Grande. de Jesús Velasco Zuazola, asesinado el 10- 1- 1980 Ana María Vidal Abarca, viuda ABC del socialista Fernando Múgica, asesinado el 6- 2- 1996 Mari Carmen Heras, viuda ABC Conchita Martín, viuda del F. GÓMEZ teniente coronel Pedro Antonio Blanco, asesinado el 21- 1- 2000 NO ESTÁIS SOLOS Ante los ataques a la Corona desde partidos nacionalistas y de izquierda y desde una emisora radiofónica, tres víctimas del terrorismo enviaron a ABC esta carta en la que expresan el apoyo que siempre les ha brindado la Familia Real e equivocan quienes alientan de una u otra forma la avalancha de desprestigio con que se trata de envilecer a la jefatura del Estado; a la figura de Su Majestad y busca en ello la ruina de una institución. Utilizando para tales fines manifiestas campañas desde los despachos del poder, o la radio, cuando en el acaloramiento de las tertulias se empecina uno en llevarse la razón a costa de lo que sea; como también si a falta de alguna actividad reconocida o ambiciones de futuro, nuestros jóvenes se entretienen en ensuciar nuestras calles, con su odio de fuego, sin percatarse de que lo que queman son sus posibilidades de futuro. El Rey es el garante de nuestra unión como pueblo, ejerce la más alta jefa- S tura de las Fuerzas Armadas y sin embargo no decide qué hacer con ellas; es la mejor representación que el pueblo español como nación ha tenido en Europa y el mundo. Nos enorgullece saber que nos representa ante los mandatarios de otros pueblos; nos admira su capacidad para hablar a todos en su idioma; como nos da lo mismo si habla gallego, o puede dirigirse en catalán a un adiposo representante del republicanismo remunerado. Las figuras de Don Juan Carlos y Doña Sofía se nos hicieron familiares a fuerza de sentirlos. Tanto Sus Majestades como los Príncipes y las Infantas han estado siempre con las víctimas del terrorismo, ¿quién dice que no? ¿Qué saben los demás de nuestras ausencias y compañías? Nunca han estado más cerca de un súbdito que cuando sufre una pérdida irreparable. El Rey se hace siempre presente en medio de nuestras casas; los telegramas, las llamadas telefónicas en muchos casos a altas horas de la noche, la presencia en nuestros sucesivos congresos; llenando el auditorio de las más bellas palabras que se puedan decir: No estáis solas En los conciertos organizados por la Fundación para la Libertad o la Fundación de Víctimas; recuerdo cómo en aquel primer certamen celebrado, en el Teatro Real de Madrid, Su Majestad la Reina dejó a la infanta Elena, su hija, convaleciente en el hospital tras un desafortunado aborto; se vistió y se presentó junto a nosotros con su sonrisa, su profesionalidad y su cariño. ¿No es eso cercanía? No estáis solos te transmiten cuando te estrechan la mano, cuando te besan o te aprietan el brazo con cercanía. Pues somos las víctimas del terrorismo quienes primeramente encontramos en ellos el calor de la solidaridad, quienes nos llenamos de orgullo al estrechar sus manos profesionales. Sus Majestades son reyes, pero también padres, hermanos, tienen naturaleza humana, y defectos, pero están cargados de renuncias, de sentimientos ahogados, y de buen hacer. Su trabajo nos pertenece, se desparraman en cercanía y solidaridad. Cuando a veces, tras la tragedia, los despachos se quedan mudos, cuando las instituciones democráticas miraban para otro lado, intentando olvidar que aquello había pasado, cuando la opinión pública hacía grandes alardes de las razones del asesino, sin importarles si quiera el nombre de la víctima, en Zarzuela no se olvidaban de nuestro dolor, del apretón, de la comunicación por cualquier medio. No estáis solos Claro que no, Majestad, ni usted ni nosotros estamos solos del todo. En usted reposa la responsabilidad de su cargo y el calor de tantos españoles que sufrieron en sus carnes el desgarro y el olvido, somos casi un ejército de tullidos que no pueden consentir que se nos utilice para desprestigiar una institución apoyada y defendida por la inmensa mayoría del pueblo español; aunque a algunos no les guste reconocerlo. ABC. es Más información sobre la campaña antimonárquica y las reacciones de los partidos, en www. abc. es nacional