Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 GENTE www. abc. es gente JUEVES 27- -9- -2007 ABC Cambio de planes en la boda de Borja El obispado de Segovia no autoriza la celebración del enlace del hijo de la baronesa Thyssen con Blanca Cuesta en la ermita del Esquileo de Cabanillas. La millonaria exclusiva se queda sin el momento más importante de la ceremonia POR BEATRIZ CORTÁZAR MADRID. No se trata de la alargada mano de la baronesa Thyssen, ni de ninguna campaña en contra de la boda de su hijo Borja con la modelo Blanca Cuesta, sino de una decisión del obispado de Segovia, que ayer enviaba una nota a los medios firmada por su titular, el prelado Luis Gutiérrez: No se concede autorización para celebrar matrimonios en capillas privadas de ningún género y, por lo mismo, dicha boda no se puede celebrar canónicamente en dicho lugar Desde luego la noticia ha caído como un jarro de agua fría a los novios que soñaban con celebrar la ceremonia religiosa en la ermita que hay en esa casa donde antiguamente oían misa los obreros que esquilaban las ovejas. Tanto Borja como su prometida estaban encantados con celebrar la ceremonia y el banquete en ese lugar, puesto que al estar todo en el mismo recinto salvaban también la millonaria exclusiva que han vendido a una revista del corazón. Según fuentes cercanas a la pareja, el hecho de no poder tener un sacerdote que bendiga su unión no será impedimento para que los preparativos sigan adelante. Así lo han hecho saber a sus allegados que estarán en vilo hasta el día 13 de octubre, fecha en la que se supone que habrá boda, aunque al final todo quede en un banquete. Parece ser que una de las fórmulas que barajan los novios es la de celebrar su boda civil estos días en Ibiza- -donde residen desde hace años- y sellar así su unión para que no quede todo en un paripé o una fiesta de disfraces. Es más, me cuentan que cuando en un primer momento tuvieron intención de contraer matrimonio en Lugano uno de los argumentos que dio al traste con ese plan- -aparte de la negativa de la baronesa a cederles su casa de Villa Favorita -fue que Blanca Cuesta se enteró de que un enlace religioso en esa ciudad no tendría validez en España. Blanca es muy creyente y su ilusión es casarse por la Iglesia me asegura un íntimo de la catalana que no descarta que el día 13 se prepare algún tipo de escenario o bendición a los novios aunque no haya ceremonia como Dios manda. En cuanto a la disputa que mantiene la baronesa con los Cuesta, las cosas puede que den un giro de 360 grados. La semana pasada, aprovechando que los novios viajaron a Barcelona- -donde la pareja acaba de comprar un edificio entero, valorado en tres millones de euros- -para que Blanca se realizara las pruebas y unas fotos con el vestido de Pronovias que llevará en su ¿boda? Carmen Cervera se reunió con ellos en su casa de Sant Feliú y rompió así el muro que tanto estaba creciendo desde su rechazo a este compromiso. La baronesa está más tranquila y más comunicativa, pero los novios siguen adelante con sus planes. Ahora, tras la decisión del obispado, lo lógico sería que se casaran en la iglesia que hay en la localidad de Cabanillas, a tan sólo unos metros del Esquileo. El único problema es que entonces tendrían que salir al exterior de ese recinto y encontrarse con los reporteros que intentarán conseguir una imagen de los novios. Los cercanos a Borja insisten en que esa posibilidad no sirve, puesto que el hijo de la baronesa se pone malo cada vez que ve un fotógrafo. Como chiste es bueno, pero la realidad es que si aparecen fotos de los contrayentes antes de que se publique la exclusiva, el precio acordado ya no tendrá validez. Puestas así las cosas, sobra decir que lo primero de todo es el caché La boda religiosa, con la que tanto soñaba Blanca, quedará para mejor ocasión o para otro reportaje. Si aparecen fotos de la boda antes de que se publique la exclusiva, el precio acordado ya no tendrá validez Borja y Blanca ultiman estos días los preparativos para la celebración de su boda ABC