Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27- -9- -2007 MADRID www. abc. es madrid 45 Zapatero destina tres millones a la región para vigilancia costera y seguridad marítima Aguirre cree que el presidente debería renunciar a su escaño por Madrid porque es difícil tratarnos peor MIGUEL OLIVER MADRID. Nunca el Manzanares había dado tanto juego en unos Presupuestos Generales del Estado. Las cuentas del Estado para el próximo año destinan una partida de 3,3 millones de euros en Madrid para seguridad del tráfico marítimo y vigilancia costera. Lo dice el capítulo 454- M. Este tipo de inversiones no son nuevas. Ya el año pasado, el Ejecutivo de Zapatero dedicó 49 millones en la región para el mantenimiento de buques. Esta partida, como no podía ser de otra forma, fue la nota humorística del Comité Regional que celebró ayer el PP. Y eso que no estaban para muchas bromas. El enfado de Esperanza Aguirre, por la asfixia y el boicot que el Gobierno central aplica sobre la Comunidad al congelar la inversión en Madrid, es grande. La dirigente regional reconoció ayer que, tras la entrevista que tuvo con el presidente del Gobierno hace un par de semanas, pensó que en 2008 los Presupuestos Generales del Estado iban a devolver a Madrid todo lo que le habían negado en los tres primeros años de Gobierno socialista. Me dijo- -apuntó ayer Aguirre- -que esta vez no tenían ningún problema porque tenían mucho dinero Sin embargo, por cuarta vez consecutiva, Madrid vuelve a ser una de las comunidades autónomas con menor crecimiento en la inversión. Esta vez sólo se ha incrementado en un 0,49 Es fundamental que gane Mariano Rajoy las próximas elecciones para restaurar la solidaridad entre todas las regiones de España dijo ayer la presidenta de la Comunidad. Mientras Madrid se lame las heridas, otras Comunidades como Cataluña o Andalucía, por ejemplo, disfrutan de unas subidas del 22,6 y del 21,1 en la inversión. Los nuevos Presupuestos son la expresión del desprecio a Madrid. Zapatero se olvida de que él es diputado por Madrid y de que son los madrileños los que tienen que votar. A la vista de estas cuentas, le sugiero que se presente por otra provincia porque es difícil tratar peor a los madrileños apuntó irónicamente la dirigente. Esperanza Aguirre está convencida de que la región va a acabar pagando los platos rotos de las ambiciones de Zapatero Es tan escandaloso que parece increíble- -apuntó- por eso debemos explicar a los madrileños el desprecio con que el presidente del Gobierno trata a Madrid y nos castiga por no aplaudir su política de cesiones y componendas a los nacionalistas La presidenta regional hizo referencia al dinero que se dedicará el próximo año a las obras de la estación de Cercanías que la Administración central está construyendo en Sol, un proyecto que, según Aguirre, lleva cuatro años amargando la vida de los madrileños y al que se piensa dedicar 641.000 euros, cuantía con la que la Comunidad de Madrid podría construir 15 me- Pagar los platos rotos SIGEFREDO Simancas se estrena en el Senado Rafael Simancas debutó ayer como senador con una pregunta a la ministra de Fomento que permitió el lucimiento de Magdalena Álvarez. El ex líder del PSM se interesó por las inversiones del Ministerio en Madrid. La ministra dijo que entre 2004 y 2006 había destinado 4.564 millones. Mientras, Aguirre habla de cero Zapatero tros de Metro Durante su intervención en el comité ejecutivo regional del PP, Aguirre señaló que el éxito obtenido por la formación en las elecciones autonómicas y municipales de mayo han de ser un trampolín para los comicios generales, y abogó por preservar el le- ma de pico y pala que, según dijo, tan buenos resultados ha dado La presidenta del PP madrileño subrayó que éstas serán las primeras elecciones que se celebren después de que Zapatero haya roto los consensos básicos en los que se sostenía la vi- da política y la convivencia de los españoles, el consenso constitucional y la lucha contra el terrorismo Ya no se trata de elegir al inquilino de La Moncloa- -dijo- sino de elegir entre la defensa del orden constitucional o el modelo de Zapatero