Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27 s 9 s 2007 INTERNACIONAL 31 Sangrientos choques Una carta de Moratinos a la ONU provoca tensión con Israel entre talibanes y tropas El ministro de Asuntos Exteriores reclama en nombre del presidente sirio una solución para las granjas de Cheba LAURA L. CARO CORRESPONSAL JERUSALÉN. Cuando Israel y Siria se encuentran hoy más cerca de la guerra que de la paz, en plena escalada de advertencias mutuas por un turbio ataque judío a una supuesta instalación nuclear en manos de su régimen énemigo, quizás no sea el mejor momento para dirigirse a la ONU y poner sobre la mesa el conflicto iniciado cuatro décadas atrás sobre la soberanía de las Granjas de Cheba. Y menos, si el mensaje es un encargo de parte del presidente sirio, Bashar al Assad. Las autoridades hebreas no podían ocultar ayer sus recelos al conocer que ése ha sido el papel desempeñado por el ministro de Exteriores español, Miguel Ángel Moratinos que- -según difundía ayer el diario israelí Haaretz- -hace dos semanas envió una carta al Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki- moon para informar de la nueva disposición de Damasco a que el pequeño territorio de 25 kilómetros cuadrados sea transferido y quede bajo custodia de la ONU. Un sorpresivo cambio radical en la posición tradicional siria- -siempre contraria a soluciones provisionales en este asunto- -en la que Israel veía ayer una única y perversa intencionalidad: presionar a Tel Aviv, que se opone a cualquier retirada de las granjas. Y precisamente ahora, cuando Siria está en el punto de mira por su presunto programa atómico secreto, y necesita a toda costa lavar su imagen internacional. La carta puede contribuir a incrementar las tensiones entre Israel y España advertía ayer el rotativo, que daba cuenta de dos circunstancias que han agravado la insatisfacción de la oficialidad judía ante este episodio. La primera, que la diplomacia israelí ha tenido conocimiento de forma casual en el marco de la ONU. La segunda, que la pasada semana un ayudante de Moratinos mantuvo en Jerusalén conversaciones con funcionarios del Ministerio de Exteriores hebreo, que ya dejaron claro el rechazo en estos momentos a un repliegue militar de Cheba que podría considerarse premio para Hizbolá, aliada de Damasco, con la que Israel libró una guerra en 2006. No parece ser el único roce de esta naturaleza. Ayer trascendía que el malestar con el jefe de la diplomacia española parte del encuentro que, el mes pasado, Moratinos mantuvo en de EE. UU. en Afganistán ques aéreos posteriores contra las posiciones de los talibanes causaron al menos cien muertos. En la localidad de Deh Rawood, provincia de Uruzgan, también según informa la coalición, las tropas internacionales, que patrullaban en compañía del Ejército Nacional afgano, sufrieron una emboscada y necesitaron apoyo aéreo para poder hacer frente a los insurgentes. En este choque, que se alargó durante más de seis horas, la cifra oficial es de sesenta y cinco talibanes muertos. Estos combates llegan en pleno mes de Ramadán y tras la conversación que mantuvieron George Bush y Hamid Karzai en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, en la que el presidente estadounidense le mostró su apoyo total al líder afgano. La cifra de muertos de este 2007, uno de los años más sangriento desde la caída de los talibanes, se eleva a cuatro mil quinientos y las fuerzas de la coalición apuestan por seguir con la ofensiva para debilitar al enemigo antes de la llegada del duro invierno afgano. Además de los insurgentes, los combates también han causado la muerte de al menos seiscientos civiles lo que aumenta cada día el enfado de una población local que vive entre dos fuegos. Moratinos responde a las preguntas de la prensa en la ONU Siria con el número dos de Hizbolá, Naim Qassem. Una reunión tras la que una visita del ministro a Israel programada a principios de este mes habría quedado pospuesta hasta octubre. Ocupadas desde 1967 por Israel, las granjas de Cheba son reclamadas por Siria y el Líbano. En 2000, la ONU decidió que su futuro deberá ser negociado entre Siria e Israel, que se niega a desocuparlas con la excusa de en ese territorio no existe frontera definitiva entre los países que reclaman su soberanía. Ayer, cuatro civiles palestinos resultaron muertos y otros tres heridos en un bombardeo de la artillería israelí contra la población de Beit Hanún, en el norte de Gaza, despés de que unos 40 blindados hebreos efectuaran una incursión en la zona. MIKEL AYESTARÁN ENVIADO ESPECIAL HERAT. Helmand y Uruzgan, provincias del sur de Afganistán, fueron escenario de duros choques entre las tropas de la coalición, lideradas por Estados Unidos, y los talibanes. Al menos 165 insurgentes perdieron la vida, según datos ofrecidos por la coalición, a consecuencia de los combates que se alargaron durante toda la jornada. El portavoz de los talibanes, por su parte, se negó a reconocer estas cifras. Tampoco se ha dado a conocer el número de civiles que han podido perder la vida debido a los intensos bombardeos aéreos. En Helmand los combates tuvieron lugar en la problemática localidad de Musa Qala, que los británicos abandonaron por medio de un acuerdo con los líderes locales hace un año. Desde entonces la presencia talibán se ha fortalecido mucho y ayer docenas de insurgentes iniciaron las hostilidades al abrir fuego contra un convoy de vehículos de las tropas de la coalición. Los ata- Karzai y Bush Al menos 165 insurgentes y 600 civiles perdieron la vida, según datos ofrecidos por la coalición