Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27- -9- -2007 La Madeleine marroquí se llama en realidad Buchra y tiene tres años 29 Than Shwe s Presidente de la junta militar Aung San Suu KyisLíder de la oposición El Gobierno militar arresta a las principales figuras de la oposición y a intelectuales famosos LA BESTIA DISPUESTA A MORIR MATANDO De cartero de pueblo a gobernante absoluto, este personaje encarna el paradigma del dictador militar desconfiado, frío y megalómano F. PASTRANO MADRID. Un nefasto día de 1953 un joven cartero de Mandalay decidió dejar el correo y pasarse a la milicia. A Than Shwe el cambio de uniforme le hizo prosperar seguramente mucho más de lo que entonces se imaginaba. Dejó a su humilde familia en la aldea de Kyaukse y empezó un duro aprendizaje de las tácticas de guerra psicológica que aplicó a la lucha contra las numerosas guerrillas étnicas del norte del país. Cuando en 1962 el general Ne Win dio su golpe de estado, Than Shwe ya lucía en sus hombreras las estrellas de capitán. Se unió al carro golpista y, en 1985 siendo general, ocupó el segundo puesto del Ministerio de Defensa. Un salto más en su carrera y en 1992 alcanzó la meta que se había propuesto años antes: la jefatura de la junta militar y con ella el poder absoluto. Como a cualquier dictador, le gusta colgarse medallas. Su guerrera parece que se va a desgarrar de un momento a otro por el peso de la chatarra. Como cualquier dictador no se fía de sus colaboradores. Prefiere consultar a los adivinos y chamanes, sin cuyos consejos (se dice) no mueve ni un dedo. Como cualquier dictador es megalómano. Quiere quedar en la Historia por haber refundado el noble y antiguo país de LA BELLA DEMÓCRATA EN ARRESTO DOMICILIARIO De formación occidental y budista, ganó las elecciones de 1990 que nunca fueron reconocidas por los militares. Es la única alternativa a la dictadura F. P. MADRID. Su nombre completo es Daw Aung San Suu Kyi, larga denominación para una mujer menuda (1,62 metros de altura) y de aspecto frágil (45 kilos de peso) Magra figura que no delata el carácter comprometido de su poseedora y sus fuertes convicciones políticas y morales. Su rostro, enjuto, siempre sonriente, a menudo enmarcado por un ramillete de flores preferentemente amarillas (el color del budismo) no refleja ni de lejos que el pasado 19 de junio cumplió 62 años. Muchos de ellos los ha pasado detenida en la cárcel o en su casa por el delito de ser demócrata, oponerse a la dictadura militar y haber ganado unas elecciones limpias. La primera vez fue en julio de 1989 y estuvo encarcelada hasta 1995. La segunda desde 2000 hasta 2002. Hoy se encuentra en arresto domiciliario desde el año 2003. Daw (apelativo de respeto que reciben en Birmania las mujeres casadas) Aung San Suu Kyi ha aparecido por útima vez el sábado pasado tras la verja de su casa de Rangún (54 University Avenue, Bahan 11201) saludando a los monjes que empezaban una protesta pacífica en la antigua capital del país. En esa ocasión, como en tantas otras, lucía un longhi el vestido tradicional uni- tos registrados junto a la pagoda de Sule. Además, las cargas policiales han dejado decenas de heridos y numerosos detenidos. Según un grupo de opositores instalado en Tailandia, al menos 300 personas han sido arrestadas. De hecho, los testigos de los feroces disturbios aseguran haber visto a los soldados cargando a medio centenar de monjes en un camión militar y llevándoselos hacia un incierto destino. Cerco a la oposición Entre los detenidos destacan, además, importantes políticos de la oposición como Win Naing y el cómico más famoso del país, Zaganar. Las imágenes que llegan desde Rangún, que muestran a los monjes corriendo entre los gases lacrimógenos y sorteando las barricadas incendiadas, recuerdan al levantamiento democrático de 1988, que el Ejército aplastó con un baño de sangre que pudo haberse cobrado hasta 3.000 vidas. En esta ocasión, la subida hace un mes del precio de la gasolina ha llevado a los monjes budistas a dirigir una revuelta que, aunque empezó de forma pequeña y pacífica, pretende ahora acabar con una dictadura militar que dura ya 45 años. REUTERS AFP ABC. es Vídeo de los disturbios en Birmania en abc. es internacional Birmania al que cambió el nombre por el de Myanmar. A la ciudad de Rangún la rebautizó como Yangón, y no contento con ello, trasladó la capitalidad a la localidad de Pyinmana, concretamente a una zona que denominó Naypydaw (literalmente Ciudad Real) En 1988 cedió a las protestas que, como las de ahora, empezaron los monjes budistas y accedió a la celebración de elecciones, pero despreció una vez más a las urnas y no reconoció nunca los resultados que le hubieran relegado del poder. Tiene 74 años y al parecer sufre de cáncer terminal de páncreas. Como cualquier dictador parece dispuesto a morir matando. sex, una especie de pareo que las mujeres se anudan a un costado. Pese a su amable apariencia, la junta militar la teme más que al diablo. Su sóla presencia congrega a millones de birmanos que en 1990 votaron masivamente (82 por ciento de los votos) su candidatura a la Presidencia. Pese a todo, fue de nuevo encerrada. Hija del mártir nacionalista Aung San, viuda de un profesor de la Universidad de Oxford, y premio Nóbel de la Paz en 1991, recibió una formación occidental y budista (que lo cortés no quita lo valiente) y hoy por hoy representa la única salida posible a la crisis birmana.