Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 27 s 9 s 2007 ESPAÑA 15 PSOE e IU pactan una condena expresa del franquismo en la ley de Memoria Histórica Avance también en la negociación con CiU, después de que el Gobierno aceptase repudiar la represión en el bando republicano contra los católicos J. L. LORENTE MADRID. El Gobierno e Izquierda Unida han conseguido, de momento, desbloquear la negociación que mantienen para alcanzar un pacto sobre la llamada ley de Memoria Histórica. En una serie de contactos que tuvieron lugar el pasado martes en el Congreso, el Grupo Socialista- -con el beneplácito de la Moncloa- -e IU acordaron incluir en la exposición de motivos del proyecto de ley una condena expresa del régimen franquista y del golpe militar del 18 de julio de 1936. Los socialistas se habían mostrado- -hasta ahora- -reacios a esa condena. Su intención era recoger en la exposición de motivos una referencia a la resolución sobre el reconocimiento moral de las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo y la recuperación de la concordia, que el Congreso aprobó por unanimidad en 2002. La presión de IU ha hecho que el PSOE cambie de opinión y acepte que la condena del régimen franquista aparezca claramente en el proyecto de ley. Lo que falta por conocer es la redacción final que el grupo mayoritario y sus aliados darán a la exposición de motivos. Los socialistas y sus socios ecocomunistas han acercado también posiciones en los asuntos relacionados con exhumaciones y los símbolos de la dictadura, con el objetivo de que el trabajo relacionado con esa materia no sea solamente privado En declaraciones a TVE, el coordinador de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, reconoció ayer que se han producido aproximaciones en las últimas horas e insistió en la necesidad de que recuperar la memoria para que haya justicia y reparación IU reclama más avances en relación a la ilegitimidad de los juicios y tribunales franquistas, que la coalición de izquierdas pactó con el PSOE el pasado mes de abril. En este punto, Llamazares indicó que su grupo tiene un problema con el Gobierno y el PSOE ya que IU defiende la necesidad de la anulación legal y política de las sentencias, de manera que se abran los cauces para los juicios de revisión. ERC se desmarca definitivamente del proyecto de ley El parlamentario de Esquerra Republicana de Cataluña ERC Joan Tardá aseguró ayer que el Gobierno terminará la legislatura con un gran desengaño puesto que el proyecto de ley de Memoria Histórica presentado por el Ejecutivo es un atentado y una infamia a la memoria antifascista, al no legitimar nada de lo que las fuerzas de izquierda reclamaban Asimismo, el portavoz de ERC aseguró que el PSOE busca el apoyo del PNV y de CiU para aprobar la norma antes de que se disuelvan las Cortes, en el mes de enero, aunque cuestionó el apoyo de los nacionalistas vascos por la importancia que da el PNV a la recuperación de los documentos incautados durante la dictadura, que el martes fue rechazada en el Congreso por el PSOE. Por ello, se preguntó cómo habiendo rechazado esa propuesta, el PSOE aspira a tener el apoyo del PNV al proyecto de ley El pacto de abril Los ecocomunistas no están satisfechos con la interpretación de aquel acuerdo que el grupo mayoritario ha hecho en los últimos meses. IU, que se ha conjurado para que el pacto de abril se convierta en ley considera que el Ejecutivo socialista- -tras diversas dudas iniciales- -empieza ahora a dar pequeños pasos para retomar la ilegitimidad de los juicios. Mientras tanto, el PSOE avanza también en la negociación con CiU, después de que el Gobierno enviase a la coalición nacionalista catalana una última propuesta en la que se contempla la exigencia de los democristianos de incluir en el proyecto el terror en el bando republicano, especialmente contra los católicos, según confirmaron a este periódico fuentes de Unió. Es cierto que la negociación se ha desbloqueado. Lo que no está tan claro es conocer si los avances en las conversaciones lograrán que el PSOE alcance un pacto definitivo con IU, CiU y PNV como muy tarde la próxima semana. Todo lo que sea llegar sin acuerdo a la segunda semana de octubre- -en la que no se celebrarán Plenos en el Congreso- -condenará al proyecto a no ver la luz, ya que no habrá plazo material para la tramitación parlamentaria de la ley.