Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 26- -9- -2007 CIENCIAyFUTURO www. abc. es cienciayfuturo 91 Lo que el ordenador todavía no comprende Se ha repetido hasta la saciedad la leyenda del emperador que intentó premiar al inventor del ajedrez. Éste se conformó con un grano de arroz en la primera casilla, dos en la segunda, cuatro en la tercera y así sucesivamente. El soberano comprendió tarde que no bastaba todo el arroz del mundo. Kasparov repite en su último libro que el número de jugadas posibles en una partida es mayor que el de átomos en el universo. Cierto o no, las máquinas aún distan de abarcar esa inmensidad. El gran maestro español Miguel Illescas explica que aún hay posiciones que ningún programador sabe explicar a la máquina, aunque cualquier aficionado las asimilaría en dos minutos. Son miles, excepciones que por suerte para el ordenador se dan poco en la práctica, pero están ahí y hablan de su ineptitud para comprender el ajedrez El brazo de un robot efectúa una jugada durante una exhibición en Moscú REUTERS El ajedrez, cosa de máquinas Una vez demostrada la superioridad del ordenador en uno de los últimos reductos del hombre, el ajedrez, un programa turco y otro estadounidense disputan en México el auténtico Mundial de este deporte. Los grandes maestros observan de reojo POR FEDERICO MARÍN BELLÓN MADRID. Ocho de los cerebros más privilegiados del planeta disputan en el hotel Sheraton de Ciudad de México el Mundial de Ajedrez. El menor error es castigado de forma implacable. El nivel de juego es excelente. En otra sala mucho menos concurrida, dos programas informáticos, el estadounidense Rybka y el turco Zappa, dirimen desde el pasado jueves el auténtico duelo por la supremacía planetaria sobre el tablero. Armados con ocho procesadores en paralelo, estos ingenios de silicio practican un ajedrez muy superior al humano, evalúan millones de posiciones por segundo y sólo un corte de luz puede conducirlos al error. En algunas variantes concretas son capaces de prever hasta 40 plys (término con el que se denomina a cada media jugada; una jugada se compone del movimiento de un jugador y de la respuesta de su rival) Que no se cansan es evidente: en la quinta partida, Zappa ganó en 129 movimientos, frente a los 40 de media que duran los encuentros humanos. El número de tablas disminuye de forma considerable. renunciar a su libro de aperturas (tiene que pensar desde el principio, sin repetir movimientos ya aprendidos) ofrecer un peón de ventaja, ceder las piezas blancas o disponer de menos tiempo. Si Kasparov dijo en 1997 que jugaba por el honor de la especie humana ya nadie discute que nuestra hegemonía es algo del pasado. Cualquier programa comercial, disponible por menos de 50 euros, derrota hoy a los mejores grandes maestros sobre un ordenador personal medio. El reto de los programadores actuales no es elevar el nivel de juego, sino todo lo contrario, conseguir que la máquina cometa algunos errores, de modo que el cliente no se desanime. Dispuestos a matar Jugadores de ventaja Hace una década, IBM derrotó por primera vez al vigente campeón mundial, Garry Kasparov, con su pequeño monstruo, Deep Blue. El año pasado, Vladimir Kramnik corrió idéntica suerte frente a Deep Fritz. Otros profesionales han sido aplastados en sus últimos y desiguales duelos, en los que la máquina ya se permite el lujo de En los últimos duelos contra el hombre, las máquinas se permiten el lujo de conceder un peón de ventaja El reto de los programadores no es ya elevar el nivel de juego, sino bajarlo para no desanimar al cliente En México las cosas son distintas. Ambos equipos pulen sus algoritmos y estudian hasta el menor error del rival para aprovechar sus debilidades. La bolsa de 100.000 dólares es un aliciente, pero el prestigio y el dinero que se mueve detrás es mucho más importante. Decía Nigel Short que el ajedrez es un deporte cruel; hay que estar dispuesto a matar gente Ahora también hay que apuntar contra estos replicantes Rybka ganó el último campeonato del mundo para ordenadores en Amsterdam, con nueve victorias y dos tablas. Su creador es el maestro internacional checo- estadounidense Vasik Rajlich, cuyo rating en la clasificación de la Federación Internacional no es mucho mejor que el de un aficionado fuerte. Le ayuda su mujer, la polaca Iweta Rajlich. El duelo de México nació tras el reto lanzado al equipo de Fritz, el pro- grama más conocido, pero algunas discrepancias en las condiciones de juego desbarataron el proyecto, que se pudo retomar con Zappa, subcampeón en Amsterdam y campeón en 2005. Fritz prefería jugar a distancia para no tener que desplazar desde Alemania su potente hardware. Al contrario que en el último mundial, en el que Topalov acusó a Kramnik de recibir ayuda de Fritz, Rybka temía la mano humana en determinadas posiciones, todavía favorables al método de raciocinio de las personas. Zappa juega bajo bandera turca, aunque ambos equipos tienen a sus integrantes repartidos por medio mundo. Su operador también es turco, pero vive en Alemania, y el programador estudia en Illinois. El operador de Rybka es danés, pero la mayoría de sus compañeros están diseminados entre Budapest y Washington. Internet les permite mantener una estrecha colaboración. A falta de tres partidas, Zappa está dando la sorpresa y aventaja a Rybka en dos puntos. El año que viene, ambos jugarán mejor. Los grandes maestros quedarán aún más lejos. Enlace con la página del campeonato: http: www. chessmexico. com