Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 26 s 9 s 2007 MADRID 61 Creía que era hijo de Dios y que para salvar al mundo tenía que matar El esquizofrénico que arrojó a una chica al Metro leyó en internet poco antes: Días como hoy merece la pena arriesgar CARLOS HIDALGO MADRID. La declaración de una perito, la experta en psiquiatría Teresa Elegido, fue el testimonio clave durante la segunda sesión de juicio oral contra Jorge Ramos Vázquez, el fuenlabreño de 24 años acusado de arrojar el 4 de octubre de 2005 a Míriam Alonso Corraliza, de 22, a las vías del Metro de Carabanchel. El espeluznante suceso dejó sin la pierna izquierda a la chica. El chico, acusado de intento de homicidio, padece esquizofrenia. Y sobre esta enfermedad versó la declaración de la doctora Elegido, quien realizó un informe psiquiátrico a Jorge el 10 de febrero de 2006. Además de la esquizofrenia, el paciente presentaba delirios de tipo místico Él piensa que es el hijo de Dios, que tiene que salvar al mundo, y que para ello tiene que matar a una persona explicó Elegido. A raíz del informe de febrero de 2006, tras la entrevista clínica realizada, se le diagnosticó al paciente un cuadro psicótico, esquizofrenia paranoide, ideas delirantes, alucinaciones, alteraciones del comportamiento, de personalidad y afectivo. Según la especialista, la esquizofrenia empezó a cristalizar en Jorge Ramos aproximadamente dos años antes del suceso en el Metro, aunque tenía síntomas previos en la adolescencia A partir de los 15 años, empezó con sintomatología fóbica y depresiva apostilló Elegido. La doctora, que explicó que la esquizofrenia es una enfermedad crónica y estable, habló del temor referido por Jorge a dañar a alguien, como su hermana Inicialmente- -añadió- fue tratado como un cuadro depresivo, por el sentimiento de culpa que sentía por querer matar a alguien Según la facultativa, el chico presenta intuiciones delirantes, y explicó qué, días antes al ataque a Míriam, leyó en internet: Días como hoy merece la pena arriesgar bién se mostró convencida de que, cuando arrojó a Míriam al Metro, estaba totalmente condicionado por el pensamiento patológico que tiene Por la sala de vistas de la Sección 23 de lo Penal de la Audiencia Provincial pasaron también los agentes de Policía que instruyeron el caso. Uno de los funcionarios explicó que Jorge, tras huir de la boca del Metro y acudir a la garita de seguridad del cercano Hospital Gómez Ulla, fue retenido allí por uno de los vigilantes. Luego, la Policía le trasladó a los calabozos de la comisaría de Carabanchel y, de allí, a la Jefatura Superior. El chico no estaba agresivo, pero sí muy asustado. Dijo que había escuchado voces y también comentó algo sobre su infancia, sobre su padre y su madre; también, que se veía gordito de pequeño, que sus compañeros se metían con él... declaró el agente. Entre el primer aviso a la sala del 091, alertando del suceso, y la segunda, en la que se avisaba de que el sospechoso estaba con los vigilantes del Gómez Ulla, transcurrieron 15 minutos. Fue todo rapidísimo. Sin embargo, cuando la Policía Científica llegó al escenario de los hechos, sólo pudo hacer fotos: Habían echado serrín sobre la sangre y ya se había reanudado el servicio de Metro declararon dos agentes de esa brigada policial. También declaró un representante legal de Metro de Madrid, Jaime Ascandoni Alonso, quien explicó que se realizaron, a instancias del juzgado de instrucción, informes sobre el estado del tren que participó en los hechos y de las vías en cuestión. En ambos casos no hubo nada anómalo, explicó Ascandoni. También relató este apoderado que Metro anticipó una cantidad de 400.000 euros a Míriam como adelanto en concepto de ayuda económica por si Jorge es declarado insolvente. En caso de que la víctima reciba una indemnización en concepto de responsabilidad civil, deberá devolver la mencionada suma a Metro. Hoy, las conclusiones Se celebra hoy la última sesión del juicio, en el que las partes expondrán sus conclusiones. Las peticiones de pena iniciales son: La Fiscalía. Siete años de cárcel o el internamiento en un centro psiquiátrico penitenciario durante 14 años, además de 10.770 euros por el tiempo de cura y 446.289 por secuelas. La acusación particular. Siete años y medio de prisión o el internamiento en un centro psiquiátrico penitenciario durante 15 años (si es absuelto, 20 años) Indemnización de 860.000 euros. A preguntas de la acusación particular, Teresa Elegido afirmó rotundamente que es absolutamente imprescindible un seguimiento médico estrechamente supervisado, lo que incluye la medicación Pero también hubo otro momento en el que destacó que no se puede descartar que vuelva a agredir a alguien pese a que el joven esté sometido a medicación y supervisión facultativa. Y, cuando llegó el turno del letrado de la defensa, volvió sobre lo dicho: No se puede decir que por el hecho de estar medicado no volvería a agredir. No hay datos científicos sentenció la especialista en psiquiatría. La doctora Elegido tam- Escuchaba voces Síntomas con 15 años COMUNIDAD Muere al volcar su camión con oxígeno El accidente de un camión que llevaba 19 toneladas de oxígeno crionizado (congelado) en el kilómetro 29 de la M- 509 (Pinto) provocó ayer un incendio que tuvo que ser controlado por seis dotaciones de Bomberos de la Comunidad. El conductor del camión murió y se cortó la N- 506 en dirección a San Martín de la Vega