Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 MADRID MIÉRCOLES 26 s 9 s 2007 ABC Botellas de pócimas y aceites curativos FOTOS: AYUNTAMIENTO Chanchullos en la santería La Policía Municipal se ha incautado de 600 productos que se exhibían y vendían en una santería de la calle Maximiliano (Ciudad Lineal) sin contar, al parecer, con registro sanitario ni mercantil POR MARÍA ISABEL SERRANO MADRID. En la santería, no todo era trigo limpio. La Policía Municipal se ha incautado de unos seiscientos artículos en el establecimiento que ocupa el número 41 de la calle Maximiliano, en el distrito de Ciudad Lineal. Se ha inmovilizado toda la mercancía de esta santería aunque el local, de momento, no ha sido precintado. El material requisado podría incumplir normas sanitarias y mercantiles. Se está investigando. La tienda vende productos esotéricos y de chamanismo. La Policía Municipal ha encontrado restos de plantas y animales africanos. Todo empezó cuando, hace algunos días, la Unidad Integral de la Policía Municipal del distrito de Ciudad Lineal llevó a cabo una inspección rutinaria en esta santería. Así fue como descubrieron productos esotéricos y rituales que presuntamente no disponen de registro sanitario ni mercantil. tos de garrapatas, jalea africana y extractos de buey almizclero. Ninguno de estos artículos había pasado los controles que establece el convenio Cites (Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre) firmado en Washington en 1973 y al que España se adhirió en 1986. En la santería de la calle Maximiliano, regentada al parecer por una ciudadana extranjera, también se localizaron pócimas, jabones y productos cosméticos que carecía de registro sanitario y que se despachaban gracias a sus supuestas propiedades curativas. Además, había agua bendita en envases usados sin registro mercantil y plantas mágico- religiosas con poder curativo, productos que pueden incumplir la Ley del Medicamento. Los hechos y todo lo ocurrido se ha puesto en conocimiento del Ministerio de Industria Del ritual a la magia negra Aspecto insalubre de una de las zonas donde se preparaban los productos incautados y Comercio porque es el departamento del que depende el convenio Cites. Uno de los objetivos es conocer hasta qué punto se ha podido poner en peligro la salud de los consumidores. No se han practicado detenciones pero se sabe que en el local se realizaban rituales y prácticas adivinatorias. Las santerías se han multiplicado como hongos en Madrid durante los últimos cinco años. Es un floreciente negocio que se abre camino entre el pequeño comercio y, en especial, donde residen colonias de inmigrantes. Proliferan al abrigo de una legislación escasa y poco específica. De hecho, las licencias de apertura suelen corresponder al capítulo de venta de artículos religiosos, esotéricos y de regalo Muchos cuentan, incluso, con una salita para rituales, espiritismo y magia, aunque pocos se atreven a decir que lo que allí se hace es magia negra. Las santerías venden velas, aceites y artilugios supuestamente antidepresivos para lograr un esposo cumplidor recuperar a la pareja atraer dinero o librarse de la energía negativa. Secuestran al correo que debía comprarles droga y se quedó el dinero C. H. MADRID. El Grupo XII de la Brigada de Policía Judicial ha detenido a seis personas, sospechosas de participar en el secuestro de un correo de la droga dominicano. El suceso se desencadenó después de que la víctima se quedara con el dinero que la banda le había proporcionado para que comprara estupefacientes. El joven, de 19 años, pasó cuatro días en cautiverio. El 14 de septiembre, el chico dominicano fue abordado por unos conocidos cuando se dirigía a tomar el Metro de Vinateros (Moratalaz) Uno de ellos sacó una navaja y le obligó a subir a un coche. Fue trasladado, en contra de su voluntad, a una vivienda de la calle de Canillas, en el barrio de la Prosperidad (Chamartín) Al día siguiente, lo recluyeron en otro piso, éste en la calle de Maracaibo (Puente de Vallecas) Dos mujeres se encargaron de su custodia. La víctima manifestó que el motivo del secuestro era una deuda contraída por la venta de unos terrenos en la República Dominicana. Sin embargo, la Policía cree que el asunto es mucho más turbio. Al parecer, al día siguiente del secuestro, un dominicano se presentó en la comisaría de Moratalaz denunciando que había recibido una llamada de uno de sus hijos desde el país Tiburón y garrapatas Las mismas fuentes policiales aseguran que entre los seiscientos artículos incautados se encuentran aceites de culebras, restos de tiburón, extrac- centroamericano. Le informaba de que alguien le había llamado para decirle que su hermano estaba secuestrado en Madrid. Llamaban, cómo no, para pedir el rescate: 350.000 pesos. Esa cantidad es la misma con la que, supuestamente, la víctima se había quedado. La organización le pidió que fuera a Santo Domingo a comprar droga con tal cantidad de pesos. Pero el correo de la droga se quedó con el dinero y no había traído el encargo ni devuelto el dinero. Los investigadores, finalmente, localizaron el día 18 a los secuestradores y a la víctima, que iba con ellos.