Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 26 s 9 s 2007 ESPAÑA 27 Sanidad pagará más del 50 de El TS reconoce por vez la operación a los transexuales primera el cambio de Andalucía, Madrid, Aragón y Extremadura ya asumen el tratamiento integral de la transexualidad en sus prestaciones M. J. PÉREZ- BARCO MADRID. La Federación Estatal de Lesbianas, Gays y Transexuales (Felgt) ha recibido con buen talante las propuestas de Sanidad para atender las reivindicaciones del colectivo transexual: el Gobierno creará centros nacionales de referencia que prestarán un tratamiento integral a estas personas, incluidas las operaciones de cambio de sexo- -como adelantó ABC- y costeará más del 50 del mismo. Todo ello se discutirá en el seno del Consejo Interterritorial de Salud del próximo mes de diciembre, donde están representadas las comunidades autónomas. Así ha concluido la primera de las reuniones que el Ministerio de Sanidad mantuvo ayer con representantes del colectivo transexual, en este caso la Felgt. Pero hoy tendrá lugar ma Nacional de Salud las operaciones de cambio de sexo. Sanidad no está por la labor y en su lugar ha propuesto la designación de los centros nacionales de referencia y asumir parte de los costes del tratamiento. No obstante, la última palabra la tendrán las comunidades, ya que hasta ahora algunas de ellas sí han incluido esta prestación en su sanidad autonómica y otras no. Madrid, Andalucía, Aragón y Extremadura asumen el gasto de todo el tratamiento integral, y Asturias y Cataluña sólo los tratamientos psicológicos y endocrinos. Galicia, sin embargo, debate esta semana en el parlamento autonómico incluir esta prestación de forma íntegra y crear una unidad de identidad de género en un hospital de la comunidad, una iniciativa que tiene visos de salir adelante porque cuenta con el respaldo de BNG y PSOE. Y hay otras autonomías que ya han mostrado su interés por empezar a trabajar en este mismo sentido. Canarias es una de ellas. sexo sin cirugía previa N. C. MADRID. El Tribunal Supremo ha autorizado por primera vez a un transexual no operado a rectificar la inscripción del nombre y el sexo en el Registro Civil, de tal manera que figure como mujer y no como varón. La sentencia, que anula otra dictada por la Audiencia Provincial de Barcelona, aplica la reforma legal que entró en vigor el pasado mes de marzo- -y que permite la modificación registral aunque el interesado no se haya sometido a intervención quirúrgica- -a un caso que se inició con anterioridad. Dos son los principales argumentos que, de acuerdo con el criterio del fiscal, utiliza la Sala Civil: de un lado, la aplicación de la nueva legislación de acuerdo con la Disposición Transitoria Primera del Código Civil, según la cual si el derecho apareciere declarado por primera vez en el Código, tendrá efecto, desde luego, aunque el hecho que lo origine se verificara bajo la legislación anterior Es decir, aunque el La prestación en comunidades Centros de referencia Málaga: El hospital Carlos Haya cuenta con una unidad de identidad de género que realiza intervenciones quirúrgicas. Madrid: La Paz se encarga de las operaciones y el hospital Ramón y Cajal del tratamiento psicológico y endocrino. Avilés y Barcelona: Cada una de estas ciudades cuenta con una unidad de identidad de género en un hospital, pero no llevan a cabo operaciones. otro encuentro con asociaciones diferentes. De esta forma, el Gobierno resuelve una de sus promesas electorales, como fue incluir entre las prestaciones del Siste- derecho a la nueva inscripción registral se reclamó conforme a la ley antigua debe reconocerse ahora tras la mutación legislativa En segundo lugar, señala la sentencia, porque denegar la modificación en el Registro Civil para que en él conste el sexo con el que la persona se identifica social y psicológicamente, así como su nuevo nombre, supone un freno al libre desarrollo de la personalidad que se proyecta en una lesión de la dignidad humana, en una falta de tutela de la salud, al respecto a la intimidad y a la propia imagen y a la protección de la integridad física y moral derechos todos ellos reconocidos por la Constitución. Esta sentencia afecta a un varón que se identifica como niña desde los 7 u 8 años, que se planteó el cambio de sexo a los 12 y que, al llegar a la madurez, decidió asumir su condición femenina y ser tratado como mujer. Sometido a tratamientos hormonales, no se ha operado por razones económicas.