Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ESPAÑA La campaña electoral MIÉRCOLES 26 s 9 s 2007 ABC El cheque- bebé se amplía a 3.500 euros para familias monoparentales y numerosas Los socialistas pactaron con ERC la medida, aunque al final la propuesta fue respaldada por todos los grupos parlamentarios J. L. LORENTE MADRID. El Gobierno socialista mantiene su escalada de promesas de ayuda social a menos de seis meses de las próximas elecciones generales. En su estrategia de convencer al electorado y no dejar que ningún otro grupo supere su oferta, los socialistas se apuntaron ayer a la iniciativa de ERC de elevar el denominado cheque- bebé de 2.500 a 3.500 euros para familias monoparentales (como las madres solteras) familias numerosas e hijos nacidos con problemas de discapacidad. Al final, la propuesta fue apoyada por todos los grupos parlamentarios de la Cámara. El pacto que alcanzaron socialistas e independentistas catalanes en el Congreso prevé también que todas las prestaciones, tanto las estatales como las aplicadas en el ámbito autonómico, queden exentas del impuesto sobre la renta, con el fin- -según dicen- -de no rebajar el poder adquisitivo de las familias Además, el acuerdo insta al Gobierno a incrementar de 9.200 a 11.000 euros el umbral mínimo de renta familiar en relación con las ayudas para familias sin recursos, impulsar políticas para desarrollar la escolarización de 0 a 3 años y potenciar la perspectiva de género en el diseño de este tipo de políticas. Por último, el texto pactado señala la necesidad de coordinar con las comunidades autónomas la determinación de las ayudas familiares y su integración en las políticas de la Seguridad Social, con el fin de mejorar la eficacia en la consecución de objetivos. Sin embargo, el PSOE no quiso admitir ayer una moción del PP con una batería de medidas en materia de política social que, entre otros puntos, reclamaba extender la paga de 100 euros mensuales a todas las madres y no sólo a las que trabajan fuera del hogar. El problema que se plantea ahora- -después de los últimos enfrentamientos entre ministros- -es conocer si el cheque de 3.500 euros es asumible por los Presupuestos del Estado para el año próximo, que, precisamente, se presentaron ayer en la Cámara Baja. En este punto, los socialistas se apresuraron a dejar claro que el acuerdo entre el PSOE y ERC cuenta con el beneplácito del vicepresidente económico del Ejecutivo, Pedro Solbes. El portavoz del Grupo Socialista, Diego López Garrido, aseguró que el proyecto del presupuesto para 2008 recoge ya ese incremento, en los conceptos de ayudas familiares. El acuerdo del PSOE y ERC- -de siete puntos- -se concretó por la tarde en el Pleno del Congreso, durante el debate de una moción sobre políticas familiares, y se integrará previsiblemente en el articulado del proyecto que regulará la nueva prestación de 2.500 euros anunciada en julio por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, La diputada socialista Esperanza Esteve aplaudió la actitud de ERC en este ámbito. Esteve calificó a los independentistas como buenos compañeros de viaje y resaltó la preocupación de los independentistas catalanes por las políticas sociales Esteve precisó que aún no está decidido si se incorporará al proyecto de ley otras cuestiones reivindicadas por los grupos, especialmente la retroactividad de la ayuda, a partir del 1 de enero de este año. Para los socialistas, lo razonable es que entre en vigor desde el momento en que fue anunciada por Zapatero (en julio) y se muestran partidarios de añadir al proyecto de ley otras ayudas de protección a colectivos en situación de vulnerabilidad, valoradas por el Ejecutivo en 150 millones, según fuentes parlamentarias. La propuesta de ERC a la que se apuntó el PSOE fue, finalmente, aprobada por unanimidad en el Pleno del Congreso. El Grupo Popular presentó una enmienda al pacto del PSOE y ERC- -que fue rechazada por la Cámara Baja- -con la que los populares solicitaban incrementar hasta los 610 euros la asignación económica por hijo a cargo cuando los ingresos anuales no superen los 12.000 euros. Además, el PP pedía aumentar hasta los 1.400 euros las prestaciones económicas para familias que tengan un hijo menor de 18 años y un grado de minisvalía igual o superior al 33 por ciento; hasta 3.350 euros cuando sea mayor de 18 años con un grado de minusvalía igual o superior al 65 por ciento; y hasta 3.980 euros cuando el hijo sea mayor de 18 años y tenga una minusvalía igual o superior al 75 por ciento. Por último, el Grupo Popular exigió además que la prestación económica por nacimiento o adopción de un tercer hijo o sucesivos consistiera en un pago único de 1.500 euros. Todas estas prestaciones debían ser compatibles, según el PP, con la de 2.500 euros anunciada por Zapatero. La enmienda del PP Rechazo a las ayudas del PP Rajoy y Aguirre se asoman desde una de las ventanas de los pisos del Ivima para alquilar IGNACIO GIL Rajoy propone la creación de juzgados de vivienda para facilitar el alquiler C. DE LA HOZ MADRID. La vivienda lleva visos de convertirse en una de las cuestiones claves de la contienda electoral después de que tres años y medio de legislatura se hayan saldado con la dimisión de una ministra (María Antonia Trujillo) y la entrada, cuando menos accidentada, de otra (Carme Chacón) El líder del PP, Mariano Rajoy, continuó ayer esbozando algunos apuntes de la que será su propuesta programática en esta materia y para ello nada mejor que darse una vuelta por los pisos que el Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima) ha construido en la localidad de San Sebastián de los Reyes para alquiler. Acompañado en por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, Rajoy dijo que poner remedio al problema de acceso a la vivienda es un gran objetivo nacional en que deben implicarse todas las Administraciones, y tras abogar por reformas en la Ley del Suelo, extendió éstas a la Ley de Arrendamientos y de Enjuiciamiento Civil. También apostó por la creación de juzgados de la vivienda destinados a dar seguridad jurídica tanto a propietarios como a inquilinos. A preguntas de los informadores, Rajoy dijo que no va a eliminar la ayuda de 210 euros de alquiler prometida por Zapatero a partir de enero, pero la dificultad estriba, a su juicio, en que haya pisos de alquiler Admitió que se trata de un problema complejo en el que no hay panaceas pero estamos obligados a hacer algo más De hecho, Aguirre anunció ayer la puesta en marcha de un plan con el que se pretende sacar al mercado madrileño 95.000 viviendas más en alquiler en los próximos años, sin determinar, al tiempo que desde la Comunidad se creará un mercado estable de 45.000 viviendas públicas en arrendamiento. El PSOE se apresura a dejar claro que el acuerdo cuenta con el beneplácito de Pedro Solbes